Endry Cardeño, el ícono trans que no desvanece

Publicado por: felipe.lopez el Lun, 28/06/2021 - 12:25
Share
Creado Por
Felipe López
Con más de quince años de carrera en la televisión, Endry Cardeño desea relevar su experiencia y espacio a las nuevas generaciones de personas trans.

Hace más de quince años, Endry Cardeño obtuvo su espacio en el horario prime time y la televisión colombiana jamás volvió a ser la misma. Miles de niños y niñas vieron en ella la posibilidad de ser ellos mismos sin ninguna condición gracias a ese personaje de Laisa, una pícara y bella mujer trans, en la exitosa telenovela 'Los Reyes'.

Para 2005 y 2006 parecía que había un rayo de esperanza para la representación de personas trans en grandes plataformas. Sin embargo, la realidad se hizo desconcertante desde entonces: fue muy poca, o prácticamente nula, la visibilidad de esta población tras el final de esta producción del Canal RCN.

Sin embargo, son más preocupantes aún las cifras de violencia hacia este sector en el país:

Al menos 32 personas con experiencia de vida trans han muerto en hechos violentos en Colombia en el último año.

Además, Colombia es el segundo país suramericano que registró más muertes de personas con experiencia de vida trans en 2020. Brasil ocupa el primer lugar, con 152.

De acuerdo con la Fundación GAAT, el Caribe colombiano encabeza estas cifras con 8 casos de muertes registradas, seguido de Bogotá, con 5, y Antioquía y Valle del Cauca, ambos con 4.

En lo que va del 2021, se han presentado 15 casos de muertes de personas con experiencia de vida trans.

De acuerdo con la organización Colombia Diversa, un alto porcentaje de las agresiones de personas LGTBIQ+ migrantes hacen parte del patrón de violencia contra las trabajadoras sexuales que son mujeres trans, que también tienden a encontrarse en situaciones de irregularidad.

Entonces la pregunta de si es necesaria la representación trans parece algo obvio cuando se busca darle un espacio masivo al sector más vulnerable de la llamada comunidad LGBTIQ+ en el país.

Un gran avance es que, de lunes a viernes a las 10 de la noche, RCN está presentando 'Lala’s Spa', la primera telenovela colombiana protagonizada por una mujer trans, la venezolana Isabella Santiago. Mientras tanto, los fines de semana, Endry Cardeño regresa a la televisión colombiana como concursante de la nueva temporada de 'MasterChef Celebrity', uno de los reality shows más vistos por los colombianos.

En el marco del Día Internacional del Orgullo LGBTIQ+, KienyKe.com entrevistó a la cucuteña, que presenta un mensaje lleno de fuerza para todas esas personas con identidades diversas y que día a día luchan por hacerse paso en un mundo lleno de injusticias y prejuicios.

La actriz empezó conversando sobre si siente responsabilidad de ser una de las más grandes referencias de mujer transgénero que tiene la cultura popular colombiana en su haber:

“Tal vez sí, pero ya el mes pasado cumplí 46, entonces quise serlo hasta los 45, o sea, me permití esa responsabilidad hasta los 45, porque también detrás de esa imagen hay una persona que necesita un poco de libertad y de desenfado.

Esa responsabilidad es bastante limitante y yo tengo un espíritu bastante libre. Más que un ejemplo o un modelo a seguir, por lo menos, podría ser un referente. Creo que ya tengo un legado y ni estoy retirada, ni obsoleta, muchísimo menos; pero sí creo que tengo un legado bastante importante como para ser una referencia y que esas nuevas generaciones puedan decir: ‘si ella pudo yo también puedo, y si ella pudo acceder a esas oportunidades y lo hizo de tal manera, yo también lo puedo hacer. Existen otras posibilidades y, así como ella tuvo la oportunidad y la supo aprovechar, yo también voy a tratar de aprovechar las mías’.

Hace poco hablaba con Isabella Santiago, la protagonista de Lala’s Spa. Yo le decía que me sentía muy contenta porque duré mucho tiempo esperando, de alguna manera, ese relevo generacional y de alguna manera sentía que había pasado muchísimo tiempo. Aunque habíamos tenido algunos atisbos de ello, se diluía en el tiempo; pero yo creo en el impacto de hacer parte de una superproducción, de ser protagonista. Ojalá esa carrera tenga una continuidad que tal vez no tuvo la mía.

Como que cada vez tenga más presencia, que cada vez las personas trans tengan más presencia en la televisión, cada vez menos excepcionales, y realmente se vuelvan más cotidianos. Que no seamos ni una, ni dos, ni tres, sino muchas”.

A continuación, vea la entrevista completa con Endry Cardeño:

Por otro lado, Cardeño respondió cuál sería su mensaje para aquellas niñas trans que necesitan ver personajes como ellas en la televisión colombiana:

“Realmente no creo que haya que decirles mucho, porque esta nueva generación viene con un chip adelantadísimo. Desde los 7 u 8 años, esta nueva generación está investigando, está en las redes, tiene más acceso a la información. Que ellas me digan a mí, más bien, qué tengo que hacer ahora que estoy entrando en una nueva etapa de mi vida, pero que me compartan, que me motiven ahora ellas a mí.

Pero creo que, si tuviera que decir algo, sería que lo que nos queda como trabajo es demostrar —y creo que me estoy colgando un poco del discurso de Isabella, que me gustó mucho y con el que me siento muy identificada— es que no sea nuestra etiqueta trans la que nos represente y nos caracterice. Que realmente llegue un momento donde hayamos logrado esa posibilidad de igualdad —o, por lo menos, de equidad— en cuanto a derechos, que lo que vaya delante de nosotros no sea nuestra etiqueta trans, sino nuestras capacidades, lo que podemos hacer y, sobre todo, el trabajar muchísimo.

Lo que sí podría decir es que el tema de la autoestima ni pasa de moda, ni se da por hecho. El tema de la autoestima es lo que más hay que cuidar. Cuando hay autoestima, sea trans, sea negro, sea feo, pobre, gordo, todo lo que es discriminado en medio de esta sociedad de estereotipos, se tiene que fortalecer desde ahí, desde la autoestima, para poder enfrentar todo lo que viene. Aunque estas nuevas generaciones vengan con otro chip, no quiere decir que el mundo haya cambiado; el mundo sigue siendo prácticamente el mismo. Tal vez ahora las maneras de luchar son otras, tal vez haya otras herramientas, tal vez tengamos más derechos, pero la maldad y la injusticia social está latente y la vemos todos los días”.

Más adelante, la participante de MasterChef Celebrity habló de cómo le gustaría que cambiara la televisión en Colombia:

Lo que pasa es que la televisión colombiana no puede cambiar si no cambia la mentalidad de los patrocinadores. La televisión colombiana está preparadísima para asumir riesgos, para asumir propuestas.

¡Qué más quisiera la televisión privada que todo lo que haga sea exitoso! Creo que hay una ley de televisión muy sesgante en Colombia, como primera medida, y también siento que los que ponen el dinero para que la producción se pueda hacer son un poco más el problema. Dicen cosas como ‘es que yo no voy a pautar en un programa donde se diga, se haga, se muestre o se realce cierto tipo de población o ciertas dinámicas sociales’ y hay mucho trabajo desde ahí. Tal vez la televisión tendría que enseñarle al cliente un poco de estos nuevos lenguajes, estas nuevas temáticas, porque por eso es que todas las expectativas se están yendo a las plataformas digitales y a estas nuevas maneras de consumir lo audiovisual.

La televisión realmente no puede perder esa batalla porque ella es la madre de todos esos tipos de plataformas. Entonces hay que adaptarse, hay que actualizarse. La televisión tiene que ser más incluyente, menos sesgada y, sobre todo, muchísimo más libre, porque la gente está viendo mucha libertad en redes sociales, en plataformas, en todo”.

Para terminar, Endy Cardeño expresó cómo le gustaría que su carrera continuara y qué tipo de proyectos le gustaría emprender:

A mí lo que más me encantaría es poder seguir desarrollando todo lo aprendido durante todo este tiempo, no solamente como actriz, sino también como profesional. Uno puede, de repente, aprender a actuar —que me parece que no se enseña, sino que se aprende— y aprender el talento, pero también tiene que pasar mucho tiempo para que uno aprenda a ser personaje público, a ser famoso, para aprender a ser trabajador también y a ser parte de un equipo.

En ese sentido, a pesar de que han pasado muchos años, estoy en mi mejor momento y me gustaría poder desarrollar, justamente, todo lo aprendido durante estos 16 años de carrera en algún proyecto que me genere retos, que me genere esfuerzo y, además, que me genere a mí adrenalina, emoción y ganas de hacerlo también. Que sea un reto que esté a la altura de todo lo que he aprendido durante este tiempo para que la gente lo pueda disfrutar, porque mi deleite como actriz [desaparece] si la gente no va a ver nada nuevo o no se va a sorprender con lo que yo pueda hacer.

Digamos que lo que ahora está pasando con MasterChef es que la gente se sorprende, pero con ver a una figura en una situación en la que nunca la habían visto. No voy a decir que en su realidad porque no es la realidad de ninguno: ninguno de nosotros nos la pasamos metidos en una cocina cocinando ni tenemos un restaurante, no es nuestra profesión, eso es otro personaje. Es otra situación muchísimo más complicada y peligrosa que hacer un personaje: ante cualquier cosa que esté bien o mal, estás detrás de un personaje. Cuando estás en un reality con tu nombre, de alguna manera cualquier cosa que pase es tu responsabilidad, la gente te va a señalar”.

KienyKe Stories