Erik Rodríguez, el hombre detrás de Titano en ‘La reina del flow’

Publicado por: andres.romero el Vie, 23/07/2021 - 09:58
Share
Creado Por
Andrés Romero Cuesta
KienyKe.com habló con Erik Rodríguez sobre su papel en ‘La reina del flow’ y el momento que vive la televisión colombiana.
alt erik rodríguez la reina del flow

Todas las noches los televidentes de Caracol Televisión son testigos de sus ocurrencias e ingenio para hacer el mal. Su personaje empezó con bajo perfil, pero poco a poco ha ido teniendo una participación destacada al punto que es uno de los villanos más mencionados en ‘La reina del flow 2’.

Detrás del personaje de ‘Titano’, el villano de los mil nombres como ha sido bautizado por muchos, se encuentra Erik Rodríguez, un actor bogotano, apasionado por la docencia y que disfruta como nadie cada oportunidad que le da la vida.

Titano es un hombre que obra en el lugar amoral de las circunstancias, es un criminal, pero también es un ser humano que tiene una profunda herida por una pérdida muy grande que es la de su hermano”, cuenta Erik a KienyKe.com al describir su personaje.

En la producción que lidera el rating en Colombia, ‘Titano’ es un tipo de sangre fría, fiel a ‘Manín’ y que está en esa búsqueda constante de su aprobación para cobrar venganza contra Yeimy Montoya, el personaje interpretado por Carolina Ramírez, por la muerte de su hermano Lucio en la temporada anterior.

En contraste a este personaje que despierta pasiones y odios está Erik, un tipo tranquilo, estudioso, que no descuida detalle alguno en los papeles que interpreta y que para sorpresa de muchos, no es paisa, pues debido al acento de ‘Titano’, muchos aseguran que es de esta región del país.

“Yo soy de Bogotá, yo soy rolo y primero hubo que identificar un sonido para no solamente hacer un acento o un dialecto sino encontrar toda una psicología que pueda producir ese sonido que le dé forma esa manera particular de hablar de él”.

El inicio de su aventura en el mundo de la actuación

 

A sus 35 años, Rodríguez está orgulloso de la carrera que ha realizado. El también licenciado en artes escénicas de la Universidad de Antioquia, además de la actuación tiene dos grandes pasiones: el teatro y la docencia

Contrario a lo que muchos podrían imaginar, el mundo de la actuación en televisión es complejo. Las oportunidades son escasas, los rostros por lo general son los mismos, y así como de repente aparece un gran proyecto, pueden pasar años buscando nuevos retos, por lo que es necesario tener otras fuentes de ingreso.

“Soy maestro de artes escénicas en el Teatro Libre de Bogotá, una de las escuelas más importantes del país… amo el teatro, me he dedicado al teatro la mayor parte de mi vida profesional y lo seguiré haciendo, y mi gran sueño es poder actuar fuera del país”.

Durante su juventud vivió en Londres, ciudad en la que permaneció por más de siete años estudiando la industria, aprendiendo el idioma y enriqueciéndose a través de experiencias. Es por esto, que uno de sus grandes anhelos es regresar a Inglaterra como actor profesional. 

Es un sueño poder regresar”.

Un SOS por la televisión colombiana

 

Rodríguez con experiencia en producciones como ‘Nadie me quita lo bailado’, ‘La gloria de Lucho’, ‘Bolívar’, entre otras, aprovecha cada oportunidad como si fuese la última.

Es bastante crítico con la televisión colombiana y los estándares de belleza hegemónicos que predominan en ella. Es por esto, que hace un llamado a los directores e involucrados en procesos de selección de actores a dejar de lado los estereotipos. 

Yo he tenido muy buenas oportunidades, pero me encantaría tener más, pero todo eso no tiene que ver con suerte, si no con un paradigma que hay en esta industria que se sostiene en ciertos estándares raciales, sociales y de belleza, que excluyen fácilmente la posibilidad de que actores podamos interpretar roles a libertad creativa… eso para quienes están del lado de la belleza hegemónica colonizada de esta cultura colombiana, pues es muy bueno… pero el resto de personas que no encajamos en ese perfil tenemos que luchar muchísimo por darle dignidad a nuestras oportunidades”.

Erik describe su trabajo como un constante freelance y un salto al vacío en búsqueda de oportunidades. Aún consciente de su talento, los procesos de selección de actores lastimosamente van mucho más allá de eso y dependen de que productores, directores, tengan una visión más abierta dejando de lado los estándares de belleza.

“Yo estoy muy en esa lucha, estoy en esa búsqueda de reivindicar el talento por encima de cualquier otro estereotipo que facilite la carrera. En algún momento se me hizo muy doloroso que la suerte no es la suerte para un actor, si no para un grupo de personas que deciden si puedes tener una buena carrera o no”.

A pesar de que esta situación ha cambiado un poco, el privilegiar el físico por encima del talento es una práctica que sigue vigente. Erik valora que los aplausos y elogios que se ha ganado a lo largo de su carrera profesional han sido justamente por su actuación en las cámaras y cada reconocimiento fue fruto del esfuerzo y esa visión de la profesión que tiene.

En la actualidad, luego de culminar las grabaciones de ‘La reina del flow 2’ y agradecido de que en medio de la pandemia y un momento complejo para la televisión colombiana tuvo oportunidades laborales, sigue en búsqueda de retos y nuevos caminos que le permitan seguir creciendo profesionalmente.

“Me encantaría seguir grabando, trabajando, quedando en producciones que me apasionen. Me encantaría trabajar fuera del país, hacer algo internacional y sigo en esa búsqueda. Mientras eso sucede, tengo que dedicarme a subsistir de una manera digna y esa manera es la docencia”, cierra entre risas el actor.

Por: Andrés Romero Cuesta.

  Escuche el llamado de Erik Rodríguez a los directores de la televisión colombiana