Gardeazábal censurado

Gardeazábal censurado

19 de Septiembre del 2011

Antes de ser conocido como periodista, Gustavo Álvarez Gardeazábal era un connotado novelista. Con novelas como ‘Cóndores no entierran todos los días’ que cumplió 40 años de ser publicada, marcó una línea en la literatura sobre la violencia colombiana de la década de 1960. Recién se conoce un estudio publicado por la revista Arcadia sobre la censura a la literatura hispanoamericana durante la dictadura del ‘Generalisimo’ Francisco Franco. En la lista aparece la obra de Gardeazábal ‘El bazar de los idiotas’, publicada por editorial Destino de Barcelona en 1973.

Gustavo Álvarez Gardeazábal con Mario Vargas Llosa en el Congreso de Literatura Hispanoamericana de 1974 en el Museo de la Tertulia en Cali.

La circulación del libro fue prohibido porque era una novela “de desvergonzado homosexualismo, llena de actitudes indignas contra la iglesia católica que no debe ser publicada porque es como echar al ambiente más porquería, irreligiosidad y guasa de las cosas santas”. El artículo, escrito por Andrés Bermúdez Liévano, dice que luego de estudiar los archivos de la censura española, pudo percatarse que ni siquiera surtió efecto una carta de Belisario Betancur, embajador entonces en España, solicitando autorización para que la editorial Plaza & Janés pudiera publicar la novela a finales de 1974, una vez muerto el dictador. Esta misma editorial la había publicado en Colombia un año antes y fue llevada a la televisión por Marta Bossio en la programadora Caracol. ‘El bazar de los idiotas’ mantiene toda su vigencia, al punto que acaba de salir una nueva edición del libro en Panamericana.