Héctor Contreras: El hombre que volvió paranormal la radio

Héctor Contreras: El hombre que volvió paranormal la radio

8 de enero del 2015

Héctor Contreras llegó a la radio por accidente. Mientras estudiaba administración pública en la ESAP, en búsqueda de ganar algo de dinero, entró a Caracol Radio para organizar el archivo.

Sin embargo, su labor que estaba lejos de los micrófonos, lo llevó un día a hacer un curso de radio. “Faltaba un integrante y literalmente yo pasaba por ahí, y me dijeron que lo hiciera. Luego, cuando llegaron los resultados, todos quedaron sorprendidos por mis notas. Fui uno de los más destacados”.

Aunque fue extraño que siendo el único que no tenía nada que ver con radio, sus resultados fueran tan buenos, el jefe de personal de Caracol Radio le aconsejó que se preparara en este campo, ya que le veían potencial para crecer en el mundo de los micrófonos.

Estuvo en Radio Deportes trabajando en el estadio y fue asistente de Hernán Peláez y Guillermo Díaz Salamanca en La Luciérnaga. Recuerda con cariño que Alberto Piedrahita fue el primero que le abrió un micrófono. “Un día me dijo que llevara dos noticias para leerlas en su programa. Aunque las leí terribles y pensé que había sido mi primer y última salida al aire, él con su experiencia me dijo: ‘Mañana tráigame cuatro noticias y las lee. Usted tiene una buena voz y tiene que aprovecharla’”.

Lea también: Alberto Piedrahita murió “de pena moral”.

Como la mayoría de cosas que le ha pasado en su vida, cuando estaba trabajando en La Luciérnaga, Caracol lanzó el proyecto de Oxígeno, una emisora juvenil que luego se convertiría en 40 Principales, donde les hacía falta una persona que hiciera el famoso turno de ‘Bombillo’ –poner  música de 10 de la noche a 6 de la mañana– y creyeron los directores de ese momento, Fernando Palma y Antonio Casale, que él podía ser el indicado.

Lea también: Antonio Casale: “No me trasnocha llegar a ESPN o Fox Sports”.

En esas noches frías y oscuras en el edificio de Caracol Radio de la zona industrial, donde sus únicos compañeros eran los discos y en su momento Alejandro Marín tenía el mismo turno en Radioaktiva, escribió un proyecto radial llamado ‘Insomnia’ durante un año, en el cual se puso en el papel del oyente que trasnochaba, ya que según cuenta: “para la mayoría de las emisoras ese era un espacio ‘muerto’. En ese momento los programas de radio terminaban a las 10 porque pensaban que a esa hora todos se iban a dormir”.

En 1999, al pasar casi un año a la sombra de la música en las noches de la nueva emisora juvenil, el director le comentó que querían abrir un espacio nocturno. Héctor, luego de varios bocetos y hojas botadas a la basura, le mostró lo que para él podía ser un programa para acompañar al oyente.

Así nació ‘Insomnia’, un programa que produjo solo él en sus inicios y que duraba ocho horas, ya que iba de 10 de la noche a 6 de la mañana.

Al ser tan largo y difícil de mantener, invitó a varias personas a que lo acompañaran un ‘ratico’, para hacerlo más fácil de escuchar. Es así como infinidad de amigos, locutores y compañeros de emisora de Héctor pasaron por el programa al principio.

Héctor2

“Era muy berraco cuando arranqué porque era cambiar mi vida. Dormir en el día y trasnochar todos los días no era fácil. La disciplina en su momento me hizo perseverar, ya que al cambiar mi rutina no podía estar con mis amigos, mi familia, ni salir a ninguna parte. Hoy creo que valió la pena”.  

De diez de la noche a seis de la mañana el programa duró casi dos años. Luego iba hasta las tres, y al final cuando le pidieron hacer turnos en la mañana, iba hasta la una. El tema paranormal nació así:

Héctor cuenta que haciendo este tipo de programas le han sucedido varias cosas extrañas, y que al igual que los oyentes sentía miedo. A pesar de esto, siempre ha mantenido la calma ante estos sucesos y cree que hay cosas que no tienen explicación.

Uno de los casos que más recuerda, e incluso fue llevado a la televisión por Discovery, fue el de una llamada de niña que llamaba a su abuelita y que por varios días perturbó al locutor. Sin encontrarle ninguna explicación a lo sucedido y escuchando varios comentarios sobre el caso, Héctor intentó buscar solución entre los mismos oyentes.

Aquí puede ver el documental completo sobre este caso.

Otro historia, esta vez en 40 Principales, sucedió un caso similar al de la niña, donde se escuchaban varias voces e incluso obligó a la emisora a suspender la emisión del programa por casi seis meses porque cuando terminaba el programa se escuchaban estruendos en la cabina, que dejaban como resultado varias cosas rotas, revolcadas y en diferentes lugares.

Sobre eso, Héctor ha sido de los pocos locutores que ha pasado por ambas casas radiales. Nació profesionalmente en 40 Principales y luego de unos años pasó a La Mega, donde logró posicionar ‘El Cartel’ junto a Daniel Trespalacios. Allí consiguió desbancar del primer lugar de sintonía a ‘Insomnia’. Luego decidió regresar a 40 Principales para dirigirla.

Hector Contreras

A pesar de volver allí, su estancia fue corta, ya que tuvo que tomar decisiones en su vida. Por un lado estaba la radio, y por el otro estaba su trabajo alterno en el equipo de trabajo de J Balvin, que desde hacía varios años venía realizando.

En ese momento el artista urbano estaba creciendo y necesitaba que la gente que estaba a su lado lo acompañara a todo lado, razón por la cual Héctor decide ‘arrancar’ y conquistar el mundo con Balvin. Fue su manager y tuvo la oportunidad de ir a lugares y conocer a personas, quienes según confiesa le permitieron cumplir sueños personales.

Hoy, aunque ya no trabaja con el cantante, admira todo lo que ha conseguido y sigue metido en el cuento de la música. Trabaja en una empresa llamada Midnighte con varios artistas, entre ellos Pasabordo, Mike Bahia y Alkilados, además de impulsar nuevos talentos.

De vuelta a casa

El regreso a la radio fue más sencillo de lo que se podría pensar. Un día lo llamó Tito López, director de Blu Radio, para preguntarle qué estaba haciendo y luego de tomarse un café, le propuso hacer un programa de lo que se había inventado. En la emisora querían hacer un programa de temática paranormal, y luego de buscar, decidieron llamarlo ya que era él quien se había inventado ese formato.

El equipo de Luna Blu lo conforman Candy Delgado, quien interpreta sueños y había estado en varios programas con él antes. Zalman a quien no conocía, pero que le ha aprendido en poco tiempo el apasionamiento que se tiene que tener con este tipo de temas y por último Esteban Hernández, que es productor de radio. Bajo la conducción de Héctor, de lunes a jueves de 9:30 a 12 de la noche, este programa trata temas extranormales y acompaña al oyente, además de darle la oportunidad de contar sus historias.

Hector Contreras

Se siente tranquilo con la competencia que hay en otras emisoras, porque cada cual tiene su sello, e incluso las personas que hacen estos programas en algún momento trabajaron con él.  “Nunca me he preocupado por lo que hace el resto, porque la mentalidad de líder te invita a hacer bien tu trabajo, y a crear cosas para mejorar lo que haces”.

Una de sus grandes pasiones es viajar y conocer lugares extraños. Le falta conocer Tailandia y espera ir pronto. “Me parece particular la forma cómo viven allí, y quisiera entender un poco de esa cultura que es tan espiritual, para aprender y vivir mejor”.

Siempre ha pensado que hacer radio y televisión es para personas con algo de locura, creatividad y disciplina. Cree que no es fácil que las personas dejen de hacer sus actividades para escucharlo durante el tiempo que dure el programa y por eso merecen todo el respeto y seriedad.

Aunque la familia y el amor son los grandes sacrificados en profesiones como esta, su papá Justo es el oyente más fiel que tiene. Le da consejos y es la visión del oyente que todos los que trabajan en este campo necesitan tener.