Jeffrey Dahmer: la historia no contada del temible asesino en serie

30 Septiembre 2022, 02:46 PM
Share
En los últimos días, salió a la luz la historia del asesino en serie Jeffrey Dahmer, debido a una nueva serie de Netflix.
Créditos:
Janson Romero - KienyKe

La historia de Jeffrey Dahmer ha despertado interés en millones de personas alrededor del mundo debido a su personalidad y la sevicia que tuvo con sus víctimas.

El nombre del asesino en serie, salió nuevamente a la luz 28 años después de su muerte, debido a la reciente producción de Netflix en la que se conocieron detalles inéditos de varios de sus crímenes, al igual que el dolor que debieron soportar las familias de las víctimas ante la negligencia de las autoridades en los múltiples homicidios que cometió.

El también conocido como Caníbal de Milwaukee o Monstruo de Milwaukee, cuenta con un historial delictivo digno de una película de terror. Sin embargo, su personalidad tímida, sumado a los prejuicios sociales de la policía estadounidense, le permitieron actuar con total impunidad durante varios años.

Según indicaron los reportes de ese entonces, Jeffrey Dahmer creció en el seno de una familia que podría considerarse tradicional. No obstante, su madre, Joyce Anette Flint, padecía problemas mentales y encontraba en los antidepresivos una salida a los pensamientos que tomaban fuerza en su cabeza. Esta ingesta excesiva de medicamentos, también estuvo presente durante el embarazo de 'Jeff', lo cual múltiples expertos, hasta su mismo esposo, lo consideraron como una de las causas del comportamiento de Dahmer.

A Jeffrey siempre le costó relacionarse con los demás, y a los demás no les interesó interactuar con él. Fue allí cuando empezó a reconocer que no le gustaban las mismas cosas que a los demás, gracias a su padre, descubrió el gusto por la taxidermia, actividad que empezó con peces y luego trascendió con animales atropellados en carretera, con los cuales abrió y exploró hasta lo más profundo de su ser.

Mientras la relación con su padre se afianzaba, la distancia con su madre era total, la comunicación era poca y él solo era testigo de las discusiones de pareja por el uso de excesivo de antidepresivos.

La adolescencia de Jeffrey Dahmer

 

Con el pasar de los años, su problema de relacionarse con los demás, siguió creciendo. Quienes lo conocieron a él y su familia, aseguran que nunca le vieron un amigo, tampoco una pareja sentimental, fue allí cuando Dahmer encontró en el alcohol, un refugió a todos sus problemas.

La separación de sus padres y posterior abandono de su madre fueron el detonante para los cambios más grandes de Jeff Dahmer. Encontró en los deportes, en especial el ejercicio físico, una forma de sentirse y verse bien ante los demás. Esto, mientras su padre rehacía su vida con otra mujer lejos de casa.

Los problemas con el alcohol, sumado a su gran desinterés por la vida, casi no le permiten terminar la secundaria, la cual superó con serias dificultades. A pesar de los esfuerzos de su padre por intentar que retomara el rumbo, no fueron suficientes.

Primero lo inscribió a la universidad con el fin de que potenciara sus habilidades: pero terminó expulsado por sus excesos. Luego lo intentó con la vida militar, donde también fue expulsado por sus ya conocidos excesos y además por robo de fármacos. 

dahmer

Durante esos cambios bruscos de vida, fue descubriendo su gusto por los hombres, a quienes empezó a desear con locura, pero con los que no pudo establecer ningún tipo de relación afectiva debido a su poco aprecio por la vida humana.

Los atroces crímenes de Jeffrey Dahmer:

 

La poca capacidad de relacionarse con los demás, sumado a sus problemas con el alcohol, sirvieron como coctel para que pasara esa línea que divide el bien del mal.

Su primer crimen registrado fue el pago de 50 dólares a un menor de 14 años para que posara para unas fotografías. Sin embargo, los padres del menor denunciaron que Dahmer, se intentó sobrepasar con él, intentó tocarlo y abusarlo. Gracias a la reacción del joven, quien logró huir, se logró establecer la denuncia ante las autoridades, por este delito, debió pagar 10 meses de prisión, cuando apenas tenía 18 años.

Desde allí, su atracción sexual por los hombres creció y no tuvo ningún tipo de escrúpulo en asediar y acosar a menores de edad, y adultos a quienes conocía en discotecas, los llevaba a su casa, drogaba y una vez estaban indefensos, los asesinaba con crueldad.

En 13 años, Jeff Dahmer, asesinó a 17 personas, a quienes descuartizó y desapareció a través de diferentes métodos que a pesar de las constantes denuncias de los vecinos por los malos olores y gritos que se escuchaban en su apartamento a altas horas de la noche, las autoridades no tomaron ningún tipo de acción.

Dahmer además, reconoció haber realizado prácticas caníbales con algunas de sus víctimas, sobre las que confesó que disfrutaba ver y sentir el brillo de sus órganos en sus manos.

Las víctimas de Jeffrey Dahmer:

 

La aparición de la serie de Netflix, generó un gran movimiento no solo en Estados Unidos sino a nivel mundial, con el fin de que se le diera más importancia a las víctimas y estuviera sobre la mesa la negligencia policial en los casos relacionados con personas afro e inmigrantes.

Una usuaria de la red social Twitter, recopiló información sobre quienes padecieron el terror de cruzarse con Jeffrey Dahmer.

1. Steven Hicks: 

La primera víctima de Dahmer, tal y como lo muestra la serie de Netflix, tenía 18 años de edad. Se encontraba en una carretera pidiendo aventón para un concierto y tuvo la mala suerte que quien se ofreció para recogerlo fue Jeffrey Dahmer, que lo llevó a su casa y después de departir un rato, lo golpeó con una pesa en dos oportunidades hasta asesinarlo.

Posteriormente, tomó su cuerpo, lo descuartizó, y procedió a pulverizar los restos para esparcirlos sobre la arena.

2. Steven Tuomi: 

Segunda víctima de Dahmer. Conoció a Jeffrey cuando tenía 25 años en un bar y decidieron ir a un hotel para llevar su encuentro a otro plano, no obstante, a pesar de confesar este crimen, Jeffrey asegura no recordar cómo se dio este homicidio, pero si tiene claro que se encargó de desaparecer el cuerpo descuartizándolo.

3. James Doxtator:

Con tan solo 14 años, James cayó en las garras de Dahmer. Estuvo encerrado en un sótano, donde finalmente tuvo el mismo destino que las dos víctimas anteriores.

4. Richard Guerrero:

Conoció a Dahmer en un bar. Usando la práctica de llevarlo a su apartamento, terminó en un sótano, donde finalmente fue asesinado y descuartizado por Jeff.

Otras víctimas de Dahmer:

5. Anthony Sears:

6. Keison Sinthasomphone

7. Raymond Smith

8. Edward Smith

9. Ernest Miller

10. David Thomas

11. Curtis Straughter

12. Errol Lindsey

13. Anthony Hughes

14. Konerak Sinthasomphone

15. Matt Turner

16. Jeremiah Weinberger

17.Oliver Lacy

18. Joseph Bradehoft

Captura y muerte de Jeffrey Dahmer:

 

Cuando Dahmer se disponía a cometer uno de sus crímenes, llevó a Tracy Edwards a su apartamento. Bajo la promesa de un pago de 50 dólares por posar para unas fotos, Edwards llegó a la residencia de Jeff cuando de repente fue esposado y obligado a posar por el agresor. 

Cuando parecía que iba a correr la misma suerte que las otras víctimas, Edwards aprovechó un descuido de Dahmer, lo enfrentó y logró escapar. Fue allí donde dio aviso a las autoridades, quienes descubrieron en su apartamento rastros de sangre, restos humanos, canecas con ácido, huesos, carne descompuesta, fotografías de personas mutiladas y gran cantidad de aberraciones.

Una vez, fue capturado, Dahmer no mostró arrepentimiento alguno. Asimismo, no dudó en reconocer todos y cada uno de sus crímenes, y no ocultó detalles al respecto. 

El tema, que se hizo visible ante la opinión pública, generó repudio ante la comunidad estadounidense, que exigió sanciones severas en su contra y provocó todo tipo de análisis por parte de psiquiatras que realizaron todo tipo de análisis que mientras unos aseguraron que tenía problemas mentales, otros indicaron que estaba en pleno uso de sus facultades.

Finalmente, recibió una condena de 15 cadenas perpetuas consecutivas. Mientras se encontraba pagando su condena en Columbia Correctional Institute en Portage, Wisconsin, fue asesinado por Cristopher Scarver, quien aprovechó un descuido del personal de seguridad y lo golpeó en repetidas ocasiones con una barra de metal en la cabeza hasta ocasionarle la muerte.

Se pasó de la raya con algunas personas: presos, personal penitenciario. Algunas personas que están en prisión están arrepentidas, pero él no era uno de ellos”, afirmó Scarver en una entrevista concedida al New York Post.

KienyKe Stories