Las dietas más raras del mundo

7 de julio del 2012

Rodearse de color azul, comer por la nariz o ingerir algodón son algunas de ellas.

Manzana verde

Todos los días salen nuevas dietas que prometen cuerpos esculturales en pocos días. Los métodos cada vez son más creativos y extraños. Algunos son efectivos y otros tiene consecuencias para la salud:

Comida por la nariz: Hace unos meses las mujeres próximas a casarse recurrían a la dieta de ingesta de comida por la nariz para lucir una figura esbelta el día del matrimonio. Por más extraño que parezca, esta dieta ganó bastantes adeptas debido a que podían seguir comiendo mientras bajaban de peso. Este método llamado KE –Ketogenic Enteral– fue inventado por el médico Oliver di Pietro y consiste en introducir por la nariz de la paciente un tubo que debe mantener las 24 horas por diez días. El tratamiento tiene un costo de 1.500 dólares y en ese tiempo se pueden bajar 20 libras. Los colegas de Di Pietro dicen que hay preocupación porque el método afecta contra la ética médica y supone un riesgo para el hígado, los riñones y los huesos.

Comer por la nariz

Oler plátano, manzana o menta: Engañando los sentidos se puede adelgazar. Según el especialista Alan R. Hirsch, el acto de oler determinados alimentos pueden ayudar a que la persona pierda el hambre. En un experimento que hizo con 3.000 voluntarios se determinó que el aroma de la menta, el plátano y la manzana son que más placer proporcionan y por eso el que huele estos alimentos pierde el apetito.

Dieta de las bolas de algodón: Esta es uno de métodos que mayor polémica ha causado por los daños que ocasiona. Algunas bailarinas, reconocidas por su obsesión de mantener una figura liviana, recurrieron a este procedimiento que consiste en ingerir bolas de algodón para engañar el estómago. Como el algodón no es procesado por el organismo, este material se queda en el estómago produciendo una sensación de llenura permanente. A mediano plazo las víctimas de esta dieta sufren de problemas digestivos, debilidad, problemas en la piel, entre otros.

Oler manzana, plátano y menta

El color que adelgaza: Suena extraño, pero de los colores que nos rodeamos puede depender nuestro peso. Según un estudio realizado el color azul genera una sensación de saciedad; por ese motivo una compañía japonesa inventó las gafas con lentes azules para que los usuarios pierdan el apetito al ver los alimentos.  

Dieta por tipo de sangre: Según el médico norteamericano Peter d’Adamo, el grupo sanguíneo determina qué alimentos pueden ser mejores o nocivos para el organismo. Es decir que si se sigue una dieta acorde con el tipo de sangre se puede perder peso, grasa y toxinas.

Los pacientes de grupo O tienen un organismo resistente y activo y su dieta debe consistir en carne de res, pescado y mariscos con verdura. Se debe evitar la carne de cerdo, embutidos, coles berenjenas, papa, maíz, fríjoles y lentejas. Los de tipo A deben consumir productos de soya, las semillas y frutos secosy evitar los lácteos y la carne si se quiere adelgazar. Los de tipo B no tolera el pollo pero puede comer el resto de las carnes. Tipo AB debe consumir aceite de oliva, frutas cítricas, ciruela para la digestión y uvas.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO