Las mujeres sí: Stella Conto

Las mujeres sí: Stella Conto

15 de agosto del 2018

Stella Conto, es Magistrada del Consejo de Estado y reconocida por los fallos y sentencias en los que ha favorecido a las mujeres, casi siempre reconociendo el valor de su trabajo al cuidado de los demás.

Esta jurista considera que las tareas del hogar y los deberes con la sociedad deben ser compartidos entre hombres y mujeres, pero mientras nosotros mismos aprendemos a equilibrar las cargas, las leyes colombianas deben inclinar la balanza en favor de quienes tienen las condiciones menos favorables.

En Colombia, como un esfuerzo para reducir la brecha laboral entre hombres y mujeres en la vida pública, en el año 2000 fue aprobada la Ley 581 o Ley de Cuotas, cuyo objetivo es garantizar la participación de las mujeres en la administración con una representación del 30%.

Ya la Constitución Política de 1991 había creado un marco institucional para la no discriminación, que posteriormente se complementó con diversos tratados y compromisos internacionales ratificados por el Estado colombiano para garantizar la igualdad de género.

En realidad, las mujeres no tenemos ningún chip especial, ni una conexión neurológica superior que nos haga más aptas para cambiar los pañales, recibir las notas del colegio o acompañar a nuestros hijos al médico. Pero, mientras esas obligaciones nos sigan siendo asignadas casi por naturaleza, -a veces, por nosotras mismas-, de forma exclusiva, será necesario que se nos asignen también licencias y medidas de protección especiales.

En un mundo ideal, la justicia no tendría que estar cubriendo los vacíos e inequidades que nos dejan la falta de educación y los estereotipos machistas, como hasta ahora ha tenido que hacerlo.

Mucho se habla hoy, afortunadamente, de las nuevas masculinidades, de cómo los hombres quieren participar en la crianza, en las responsabilidades cotidianas y reconocen que tienen una deuda histórica con las mujeres que decidieron estudiar, trabajar, ser exitosas; pero que tuvieron – y tienen todavía- que hacerlo mientras atienden las necesidades de sus hijos, parejas y hogares.

Por supuesto que sería menos agotador, para una mujer alcanzar una posición de poder, si ella misma no tuviera que dedicar otras 5 horas de su vida diaria a cocinar, planchar, limpiar y cuidar a los niños.

Este es el llamado, de la Magistrada Stella Conto, abogada de la Universidad de Nuestra Señora del Rosario y hoy en uno de los cargos de responsabilidad de mayor dignidad en Colombia. Aquí está ella, dejando la pelota en nuestra cancha, a ver si queremos estar a la altura del Objetivo #5 de la ONU para el desarrollo Sostenible: Igualdad de género.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO