Lo que dicen los productores del video del “arroz plástico”

Foto: Shutterstock

Lo que dicen los productores del video del “arroz plástico”

4 de mayo del 2017

La Cámara Induarroz, que reúne a las industrias arroceras de Colombia, aseguró hoy que los vídeos que circulan en las redes sociales sobre la comercialización de arroz plástico en el país “carecen de validez”.

“Es claro que los videos que circulan hoy en día en redes sociales carecen de validez y veracidad, y solo pretenden desinformar y engañar a los consumidores”, afirmó el director ejecutivo de la Cámara Induarroz, Jeffrey Fajardo, en un comunicado difundido por la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI).

El representante invitó “a todos los colombianos a continuar incorporando al arroz como protagonista diario en la mesa de sus hogares, y a consumir los productos de las empresas legalmente constituidas” en el país.

En el documento, Fajardo explicó que el “arroz se ha cocinado y se seguirá cocinando en Colombia de forma tradicional” e indicó que nadie lo cocina “poniéndolo directamente al fuego”.

“Si esto sucede el arroz, como cualquier otro carbohidrato, se quemará”, explicó el ejecutivo en el comunicado, y subrayó que “toda sustancia orgánica, luego de someterse a llama directa, deja un residuo carbonoso, lo que da lugar a un hollín o carbonización del producto”.

Además señaló que el arroz está compuesto principalmente por almidones, y que el almidón “con altas temperaturas sufre gelatinización dando un aspecto cauchoso que al lograr una temperatura de quema directa pasa a un estado carbonoso o negro hollín”.

“Esto da explicación al comportamiento de carbonización del arroz en los videos, lo cual es un comportamiento propio por su composición y no una evidencia de la presencia de plástico”, aclaró.

Tras defender que el arroz en Colombia es “elaborado a través de una cadena de producción estandarizada con controles estrictos para garantizar su idoneidad”, Induarroz indicó que “el plástico puede llegar a ser cuatro veces más caro que el arroz“.

“Por ende, no tiene sentido económico incorporarlo ni en este ni en ningún cereal”, argumentó.