“Negociar es conceder”: Santiago Gamboa sobre la paz

13 de junio del 2013

Dice que el país necesita a personas pragmáticas como el presidente Santos y le gustaría que Colombia pudiera darse “el lujo” de elegir a Sergio Fajardo.

Santiago Gamboa, Kienyke

Santiago Gamboa es periodista y corresponsal de varios medios en el mundo, escritor consagrado y exitoso (12 libros) y columnista polémico. Ha estado en la diplomacia y se le reconoce como una figura de las letras dentro y fuera del país. Acaba de publicar “Océanos de Arena”, tras obtener el premio La Otra Orilla, por “Necrópolis”.

Usted vive más afuera que en Colombia. ¿Qué asuntos sigue especialmente del país?

En estos días me siento muy concernido por el tema del matrimonio gay y el modo como fue hundido en  el Congreso. Pienso que es inaceptable que se luche y que se salga a la calle no para pedir derechos, no para expresar una reivindicación, sino para que otros no tengan derechos. Me parece inaceptable, es un retroceso.

En este momento hay un debate interesante en el que todo el mundo tiene que salir a poner la cara y a defender que otros tengan derechos. Salir a pelear para que otros no los tengan me parece vergonzoso.

¿Y en materia de paz, como está viendo las cosas? 

Yo estoy absolutamente de acuerdo con hacer un proceso de paz. Por supuesto que soy consciente que la paz es una utopía. Tenemos que reconocer cosas, que probablemente nos duelan como sociedad. Tenemos que encontrar un lenguaje que sea inclusivo para todos. No podemos considerar que el proceso de paz sea una rendición del enemigo. Desafortunadamente no hay una condición militar que nos permita otra situación, diferente a la de una negociación. Como ha pasado en tantas guerras, como pasa en Medio Oriente, el tema de mi libro, como ha pasado con casi todas las guerrillas de América Latina, hay que negociar. Y negociar significa conceder.

Hay una derecha en Colombia que considera que hacer el proceso de paz es básicamente concederle de forma casi gratuita a la guerrilla una serie de cosas. Yo pienso que no. Hay que darle al enemigo cosas, para que todos podamos seguir viviendo en paz.

Hay quienes piensan que no puede haber paz con impunidad total…

Es el mismo criterio en todos los proceso de paz del mundo. En el Medio Oriente hay personas que no aceptan y no aceptarán nunca, que haya un proceso de paz entre palestinos e israelíes, porque  hay muertos de lado y lado. Por eso pienso que los procesos de paz no deben estar hechos por personas que son víctimas, con familiares muertos o secuestrados. No podemos convertir en víctima a toda una sociedad para retirarle la posibilidad, maravillosa, fascinante a todo un país de tener un proceso de paz exitoso.

Santiago Gamboa, Kienyke

¿Qué opinión –a nivel general- tiene del Presidente Santos?

Durante la campaña presidencial estuve en total desacuerdo con él. Inclusive fui muy crítico con su propuesta en mis columnas de opinión, pero hoy lo defiendo, en términos generales. La mayoría de sus políticas, grosso modo, dijéramos macro, las apruebo y estoy contento de haber perdido mi opción, la que yo defendí, Antanas Mockus.

¿Y qué nos hubiera pasado con Antanas en la presidencia?

No lo puedo decir, no lo puedo imaginar. Sería un ejercicio literario.

¿Y porqué no intentarlo, ficcionar?

Con Antanas, persona a la que admiro mucho, hubiese habido diálogos y situaciones más difíciles. El país necesita hoy a personas mas pragmáticas, como Juan Manuel Santos.

¿Y qué piensa del expresidente Uribe?

Uribe es una víctima. Entiendo que su padre, aunque hay otras versiones, pero yo doy por cierta la oficial, su padre fue asesinado por las Farc.

¿Y eso lo inhabilita, según su teoría, para hablar de paz?

Una persona que está tan cercanamente tocada por un conflicto no creo que sea la más indicada para dirimir sobre él, adoptando la vocería de 40 millones de colombianos. Yo pienso que debería estar completamente impedido para eso.

¿Qué piensa del procurador Ordóñez?

El Procurador Ordóñez representa uno de los sectores más reaccionarios y retrasados del país. A mí me parece una muestra de exotismo y casi de retraso histórico el que una persona como esa, con un cargo como el que tiene, ejerza desde la religión católica. Si no fuera tan grave, sería casi para reírse.

Es una persona a la que hay que tenerle un poco de miedo porque sus opiniones desde la religión son de un fundamentalismo tan peligroso como lo son todos los fundamentalismos. Yo he conocido el fundamentalismo islámico, estuve en Argelia durante la represión de los militares del Frente Islámico de Salvación; conozco la India, donde el hinduismo fundamentalista hace que el hinduismo sea la religión más peligrosa del mundo. En nuestro caso, el procurador Ordóñez representa la facción más reaccionaria de la sociedad colombiana,  sin ninguna duda.

¿Y cómo ve a Petro en la Alcaldía?

Yo no soy tan crítico como la mayoría de mis conciudadanos en Bogotá. No tengo noticia de que él haya llevado un Gobierno con corrupción, por fuera de la Ley. Me parece que es una persona que tiene un manejo fuerte. Tiene ideas radicales. Yo le daría un poco más de tiempo.

Se está hablando de la reelección del presidente Santos y se menciona como presidenciable a Pacho Santos…

Me gusta que Pacho Santos sea el candidato del uribismo para que quede marginado el uribismo definitivamente. Sería un papayazo grande para toda la sociedad colombiana. Yo preferiría otras opciones. Me gusta la reelección del propio Santos y me gusta Sergio Fajardo, que tiene una propuesta muy interesante. Me gustaría que alguna vez tengamos la sabiduría, el conocimiento y la tranquilidad para darnos el lujo de elegirlo Presidente (a Fajardo).

Viendo el país desde la distancia…¿cómo ve a Colombia?

Progresando. Lo veo en todos los sentidos. Noto que en este momento es percibida de una manera muchísimo más positiva que hace tres o cuatro años.

¿Y el periodismo cómo lo ve?

Está en crisis terrible, en el mundo. Todos los días grandes publicaciones internacionales cierran, los lectores están esparcidos, internet ha creado una cultura también del gratuito que hace que sea muy difícil mantener en muchos casos la calidad o la presencia permanente de grandes periódicos o de grandes empresas periodísticas. Creo que todos los medios de prensa están en peligro.

¿La crisis es de los medios o de la calidad periodística?

Creo que una cosa conlleva la otra. La crisis económica hace que se paguen salarios bajos, salarios bajos implica poca experiencia, gente que está recién salida de la universidad. Siento que el periodismo es una de las actividades que está en este momento en serio peligro, precisamente porque su modelo económico está en riesgo.

El periodismo de manera digamos benévola no existe. El periodista es un profesional que debe ser remunerado. Y si el esquema económico del periodismo está fallando, pues va a tener repercusiones graves a muy corto plazo sobre la calidad del periodismo.

¿Es un libro de viajes su más reciente libro, “Océanos de Arena?

Es un libro diferente a los anteriores porque no es una novela, es más bien un diario de viajes por una región del mundo de la que todo el mundo tiene noticia por las informaciones, por momentos cotidianas, que es el Medio Oriente:  Siria, Israel , Palestina, Jordania.

Es una propuesta de viaje más bien cultural, literario, y mi propio viaje por esa región en los años 2004 y 2005. 

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO