“No quiero hacerme cirugías, quiero aceptar mi edad”: Silvia de Dios

“No quiero hacerme cirugías, quiero aceptar mi edad”: Silvia de Dios

28 de septiembre del 2014

Por @Lauquiceno

Lleva un suéter de lana de colores y no usa tacones. Lo primero que ves en su rostro es la vivacidad de sus ojos y una fuerza en su discurso, matizado por una risa imposible de ignorar. Silvia de Dios nació en Colombia pero tiene alma cubana. Creció entre patacones con ajo, lechona, moros y cristianos y acetatos de salsa. Sus padres se fueron de Cuba con el estallido de la revolución de 1959 y se casaron en Colombia. “Yo realmente cuando me empecé a ennoviar después de los 18 años fue que probé el ajiaco o mondongo, no tenía ni idea de eso. Mi comida y mi crianza fueron cubanas.”

Silvia de Dios

A Silvia le gusta la cocina, ser mamá, el cine, la alimentación, la televisión, la salud, las novelas históricas y los libros sobre temas espirituales, actualizar su página web atusalud , compartir recetas y crear una plataforma para que expertos en temas de yoga y alimentos escriban. Le gusta también la administración de empresas, carrera que interrumpió durante nueve meses para interpretar a Nora en ‘Caballo Viejo’, su primera aparición en televisión junto a Consuelo Luzardo, Gustavo Angarita y Carlos Muñoz.

—Hacía quinto semestre de administración de empresas en la Universidad de los Andes y me contactan a través de Carlos Duque por un comercial que había hecho. Kepa Amuchastegui me pone a leer un libreto de una serie donde había actuado Florina Lemaitre y lo único que dice Kepa es: “Tiene sensibilidad”. Eso fue todo y con toda la razón porque más allá de comprender un texto e interpretarlo no. Cuando empecé a leer libretos no tenía idea de interpretación, nadie me explicó nunca que cada letra tenía una intención, por lo tanto salió como un recital. ‘Caballo Viejo’ la veo ahora y digo: “Gracias a Dios que me cobraron poquito porque no tenía ni idea y lo reconozco”. Empecé a aprender con Alejandra Borrero, ella se tomó el trabajo de explicarme ciertas cosas en ‘Café’. Alejandra fue muy especial para mí.

Después de un año sabático vuelve a grabar un proyecto nuevo con RTI y espera la llegada de dos películas: Blunt Force, que cuenta con la participación de la actriz Freida Pinto y Mickey Rourke, y  se estrenará en el 2015 y una cinta colombiana del director Salomón Simhon con la productora Dynamo.

Durante un año se dedicó a la creación de su blog y compartir su estilo de vida vegano. “Soy administradora de empresas, estudié cocina en Australia, actúo, tengo mi blog, nunca he querido dirigir mi vida a una especialización sino a ser un poco más general, comprender lo que pueda en este corto período de vida”. A Silvia de Dios la mantiene viva su insaciable curiosidad.

Silvia de Dios

“Un actor mayor de 30 años te da un personaje con mucho más peso que un modelo muy lindo”

¿Soñó con llegar a la televisión, quería ser actriz?

No quería ser actriz pero sí jugaba a montar toda una oficina. Soy muy organizada, muy metódica, me rige mucho el lado izquierdo del cerebro, no el derecho como a la mayoría de mujeres que son emocionales. Me encantan los archivadores, los papeles y mis juegos eran como ejecutiva. Mi papá en vacaciones por lo general nos ponía a trabajar, porque él decía que teníamos que aprender el valor del trabajo.

¿Cuál ha sido la relación con su imagen? ¿La belleza en la televisión complica, facilita las cosas?

Para mí fue más difícil antes de entrar a la televisión el manejo de la belleza, fue un impacto, hoy en día lo analizo de esa manera. A mi casa llegaban una cantidad de hombres porque mi hermana Onelia es bellísima, mi hermana Laura también, y sí llamábamos mucho la atención “Las tres niñas de Dios” y así nos decían. Pero para mí fue muy abrumador que me cayeran estos señores. Yo soy la menor de las tres y si Onelia no les paraba bolas seguían con Laura y si Laura no les paraba bolas seguían conmigo. A mí me causó tanto impacto que en parte fue por eso que entré a la anorexia a los 12 años, como una forma de poner una barrera, como de decir: “Un momento, no soy tan linda.”

Mis papás nos mandaban a mis hermanas y a mí de vacaciones a los Estados Unidos y a mí me cae un modelo de belleza gringo, el anuncio de Calvin Klein, y fue algo que no supe manejar y me volví retraída. Cuando llego a la televisión muchos titulares eran: “Silvia de Dios antipática” porque tenía el walkman y un libro en la mano, pero gracias a Dios no dijeron lo contrario: “Es una loca, descarriada”. Retraerme era mi forma de protegerme.

Lea también

“Sí hubo una relación difícil entre Doña Susana y Helenita Vargas” Laura García

“Yo veo a la gente haciendo falsos positivos en la televisión” Gustavo Angarita

La anorexia y esos desgastes de la juventud ¿cómo se relacionan con su estilo de vida hoy y que promueve en su blog atusalud.com.co?

Creo que sí tiene relación, cuando salí de la anorexia me volví una experta en alimentarme bien y luego tengo a mi hijo, me meto a estudiar cocina en Australia y entro a trabajar en un restaurante vegetariano.  Hace 12 años soy vegana, el doctor me dijo que debía cambiar la alimentación hace 13, comencé el proceso en Colombia y cuando me fui a vivir a Australia pude hacer la transición en su totalidad. Cuando regreso a Colombia abro un restaurante en Bogotá y la gente me empieza a preguntar sobre cómo alimentarse durante algunas enfermedades, sobre alimentos orgánicos y en atusalud.com hablo desde mi experiencia de vida.

Por otra parte no estoy sola escribiendo el blog, porque no sé de todos los temas, tengo una amiga que es una experta en yoga, hablamos de muchos temas, no es solamente lo que puede decir la señora, como bueno: “Claro como ella es famosa y está aburrida, entonces le dio por escribir bobadas” no, yo no quería que pensaran eso y por eso hay expertos. Con atusalud.com pretendo llegarle a todo el mundo, a la señora que un día le dicen tiene cáncer y debe volverse vegana y tratar de buscar alternativas. Pero no todos podemos ser veganos, hay gente que viene carnívora y lo tienes que descubrir tú.

Silvia de Dios

La actriz argentina Leticia Brédice (Plata Quemada, 2001) decía que para las actrices es muy difícil mantenerse a diferencia de los hombres en el medio. ¿El paso del tiempo para una mujer en la actuación es muy difícil?

Sí. Sean Connery entre más viejo más churro, Pierce Brosnan entre más viejo, mejor. El hombre entre más maduro es más churro y se le nota la experiencia, la mujer entre más arrugas es más vieja. Pero la aceptación está en uno, por mucho botox y estirada que esté Melanie Griffth, yo sé que ella no tiene 20 años.

Hoy no puedo hacer una niña de 20 o de 30 años cuando ya ha pasado el tiempo. Eso está en la presión social que existe y está en tu aceptación de que el tiempo pasa. Yo me alimento bien, creo que no estoy arrugada como una uva pasa pero tengo las arrugas de mi edad. No me voy a hacer una cirugía plástica tipo Melanie Gritfth porque es ir contra natura y arriesgarse a quedar deforme. No quiero hacerme cirugías, quiero aceptar mi edad.

Sobre el tema actoral, mira el elenco de Grey´s Anatomy y Scandal, no son series de gente de 20 años, no, son series de adultos. ¿Qué peso actoral tiene el elenco de House of Cards? No es sacar una serie en internet, no, es porque House of Cards tiene un peso, un libreto maravilloso y creo que en parte en eso está la crisis de la televisión, no podemos pretender que a una joven de 20 años le guste ‘Caballo viejo’, no, el público y los gustos han evolucionado.

Un actor mayor de 30 años te da un personaje con mucho más peso que un modelo muy lindo que quiere ser actor. Yo lo puedo decir con propiedad porque de ‘Caballo Viejo’ para acá hay una diferencia muy grande, si no fuera por Consuelo Luzardo, Carlos Muñoz, Gustavo Angarita, Carolina Trujillo y todo el gran elenco que me rodeaba yo no hubiera podido seguir, pero ahora es al revés, ahora todas son Silvia de Dios y una Carolina Trujillo o un Carlos Muñoz y eso no puede ser. La televisión no necesita una ‘Caballo viejo’ más ni un narco más. Hay que escuchar a la gente. Lo que tiene que prevalecer es un buen libreto de acuerdo a los gustos de las personas y un gran elenco, que en Colombia lo hay.

¿Hace cuánto no la vemos en televisión?

Hay una novela guardada que es Maldición del Paraíso o Secretos del Paraíso. En Argentina La Malparida, aquí se llamó La Traicionera. Hace un año no grababa y empecé a grabar con RTI una novela que creo es para México. Tuve un año sabático que fue muy especial para mí, fue un tiempo para meditar, hacer yoga, hacer cursos y a partir de ese momento surge la idea de crear el blog. A medida en que vas aprendiendo a meditar entiendes que no es tu voluntad ni tu tiempo sino el de Dios.

Silvia de Dios

¿Estuvo en una película extranjera? Hábleme sobre esa experiencia.

Si, estuve en Blunt Force, mi papel era muy pequeñito y grabé con Freida Pinto de Slumdog Millionaire, allá tienen otra forma de trabajar, una forma mucho más tranquila. El otro día me encontré con el actor de Gandhi (Ben Kingsley) y de sólo verlo dije: “Qué se me pegue el talento”.  En Colombia antes no me llamaban para cine y este año grabé con la productora Dynamo.

También estuvo en Metástasis, la adaptación colombiana de Breaking Bad, ¿por qué ha generado tantas críticas?

Yo no la he visto, pero es muy sencilla la respuesta, creo que no ha habido una serie con más premios en Estados Unidos en los últimos diez años que Breaking Bad. La serie impactó mundialmente y se puede ver a través de cable o internet y creo que el mismo público que la puede ver en Colombia ya la vio en su idioma original. Ahora, no podemos comparar, ellos se demoraron cinco años en hacerla y nosotros un año. Entonces no puedes comparar, el actor en Estados Unidos tiene cuatro meses de descanso en el año y ensaya, graba, hay una madurez, ha pensado en el personaje y lo retoma y ese lapso te da una diferencia que se proyecta en la pantalla.

Todo lo demás es muy difícil de comparar, pero creo que es válido el esfuerzo porque no todo el mundo es ese público que hace la comparación entre la serie en ingles y en español. Hay un público que no lo ha visto, por lo tanto no se puede desechar porque si fue un intento que quisimos hacer pero hay muchas cosas que hay que considerar antes de comparar.

Silvia de Dios

¿Cuándo nace atusalud.com y por qué decide hacerlo en la web?

Porque uno aprende lo que la vida le enseña a punto de totazos, tuve restaurante y tuve que cerrarlo, adicionalmente imprimir un libro en Colombia no se lee, ¿cómo le llegas a todo el mundo? Por internet. Creo que hay promoverlo más porque no basta simplemente con crear la página. Es un trabajo de voz a voz igual como cuanto tienes un local pero en Colombia el costo fijo nos está matando. Tengo muchos seguidores en España, me han escrito de Brasil, gracias a que Café está al aire en este momento en Brasil.

¿Planes y proyectos para el futuro?

Se viene trabajo, gracias a Dios. Sigo con atusalud.com.co la idea es que sea a largo plazo, voy a importar productos orgánicos porque creo que hay una necesidad de tenerlos. Sigo con mi camino espiritual. Me encantaría dar charlas de nutrición en algún momento. Quiero seguir disfrutando la vida sin seguir una sóla línea, sino muchas líneas. Estoy abierta a lo que me vaya llevando este camino nuevo que me encanta.