Los pigmeos no renuncian a su milenario estilo de vida en África

Publicado por: david.palencia el Mar, 07/09/2021 - 15:08
Share
Creado Por
Agencia Anadolu
Este grupo de humanos recolectores y cazadores del centro de África es conocido por su baja estatura y tradiciones milenarias.
Pigmeo
Créditos:
Agencia Anadolu

Los pigmeos, un grupo de personas cazadoras y recolectoras que viven en las áreas forestales de África central y occidental cerca del Océano Atlántico y son conocidos por su baja estatura, mantienen sus milenarios hábitos de vida a pesar de los avances de la tecnología.

Los europeos dieron el nombre de "pygme" a este grupo de personas basándose en la palabra griega "πυγμή" que significa puño. Así hicieron referencia a que estos individuos eran “del tamaño de un puño”, pues medían en promedio 120 centímetros de altura.

Se cree que en la actualidad hay aproximadamente 120.000 pigmeos. La mayoría de los ellos viven en las áreas boscosas de Camerún, cerca del Océano Atlántico.

También existen pequeños grupos pigmeos en Ruanda, Burundi, la República Centroafricana, la República Democrática del Congo, Zambia, Gabón y Angola.

Continúan con su cultura de caza de 5.000 años

Las selvas tropicales habitadas por pigmeos se están agotando rápidamente debido a la producción de madera y la minería. Los hábitats de los pigmeos, a quienes no se les permite vivir en los bosques que se han transformado en parques nacionales, son cada vez más pequeños.

Aparte de esto, los esfuerzos de integración del Gobierno de Camerún para que los pigmeos se instalen en una vida estable no tienen éxito.

Los pigmeos, a quienes no les gusta comunicarse con los extranjeros y que les tomen fotos, llevan un estilo de vida diferente al de los pueblos asentados del continente africano.

Muchos pigmeos, que todavía viven como los pueblos antiguos, pasan la mayor parte del tiempo cazando en lo profundo de los bosques y recolectando frutas y hierbas.

Debido a que no utilizan dinero, los pigmeos intercambian los productos que cazan y recolectan con otras comunidades para satisfacer sus necesidades.

Estos grupos de personas viajan con frecuencia para encontrar presas, hacen flechas y lanzas de madera y piedra, y usan machetes para matar monos, antílopes, gacelas y elefantes.

Los árboles frutales silvestres son la principal fuente de alimento para los pigmeos. Ellos consumen diariamente frutas como la ciruela silvestre, el mango silvestre y avellanas.

Nzie Fouer, líder de la familia Pygmy Fouer, que vive en el área rural de Bikuitsi-Njule, a unos 70 kilómetros de Kribi en el oeste de Camerún, afirmó en declaraciones para a la Agencia Anadolu: "Queremos continuar nuestras vidas pescando, cazando y cosechando frutas en el bosque. Pero nos preocupa que algunas personas estén comenzando a talar árboles en nuestros bosques y quieran apoderarse de nuestras casas".

También usan el bosque como farmacia

"Nací en este bosque y quiero morir aquí. Este bosque nos da todo lo que necesitamos", afirmó Aboumyem Amoura, el miembro más viejo de la familia Pygmy Amoura, que vive en la región boscosa de Bikuitsi-Njule.

Los pigmeos, que no pueden beneficiarse de ningún servicio social de los lugares donde viven, especialmente de salud, porque no son aceptados como ciudadanos. Utilizan las hojas, cortezas y plantas silvestres de los árboles del bosque como medicinas.

El jarabe elaborado con las hojas del árbol de Moringa (denominado árbol milagroso), que se encuentra comúnmente en las selvas tropicales donde viven los pigmeos, se usa en el tratamiento de la presión arterial alta.

Los pigmeos utilizan la crema que producen a partir de la planta Nlouer contra el envenenamiento, utilizan el jarabe obtenido al hervir la corteza del árbol Abda Zoak (árbol del elefante) en el tratamiento de los trastornos y dolencias estomacales que experimentan las mujeres durante el embarazo.

Para el tratamiento del dolor de huesos y articulaciones, los pigmeos calientan la corteza del árbol Azobe y la aplican masajeando la zona con problemas.

Viven en casas de madera del árbol Nzon y Mbunde

Los pigmeos viven en casas que construyen con las ramas y las hojas anchas del árbol Nzon y Mbunde, que a menudo se encuentran en el bosque.

Estos individuos migran con frecuencia y construyen sus casas temporales en aproximadamente una hora.

Este grupo de personas pasa sus días cazando y recolectando frutos silvestres, se reúnen alrededor del fuego que encienden por la noche, charlan, escuchan los consejos de sus mayores y bailan.

Creen en la vida después de la muerte

Los pigmeos, que generalmente mantienen su creencia en el animismo, creen que todo en la naturaleza tiene un espíritu y una existencia material, y creen que cada objeto está controlado por un espíritu.

Estas personas esconden a sus muertos en barcas o cuevas, ya que creen en una vida después de la muerte y creen que los espíritus de sus antepasados viven en todas partes.

Sin embargo, es posible encontrar musulmanes y cristianos entre los pigmeos que han entrado en contacto con la vida sedentaria en los últimos años.

*Camilo Hernández contribuyó con la redacción de esta nota.

Por: Agencia Anadolu