I May Destroy You, la serie que expone los diversos niveles del abuso sexual

Publicado por: felipe.lopez el Sáb, 03/10/2020 - 15:51
Share
De HBO y BBC One, creada y protagonizada por Michaela Coel, 'I May Destroy You', retrata la compleja experiencia del abuso sexual.
I May Destroy You
Créditos:
HBO

En medio de la cuarentena, Michaela Coel regaló ‘I May Destroy You’, una comedia negra que por doce semanas entretuvo a muchos alrededor del mundo, transmitida por la BBC One y HBO, es una serie que más allá de entretener y provocar un binge watching de domingo, es una producción que invita a hacer una reflexión sobre los diversos niveles que presenta el abuso o acoso sexual en la sociedad contemporánea.

Porque a pesar de que es un tema que frecuentemente suele ser ignorado y tildado de una exageración, es algo que deja heridas y marcas en cualquiera que lo sufre o experimenta, y la serie protagonista en esta ocasión es un profundo retrato de diversas historias que surgen cuando alguien no conoce los límites entre el deseo y la violencia.

Michaela Coel no es solamente la protagonista, es la creadora, guionista, productora y codirectora de este seriado, que narra la vida de Arabella, una joven escritora de raíces africanas en Londres que, tras una noche de copas, alguien la droga y la viola, la trama se desarrolla a partir de cómo ella reconstruye su vida tras este evento traumático.

Al principio es posible que sus espectadores creyeran que se trataba de un thriller, una serie de suspenso en la que su protagonista trataba de recordar sus pasos antes de ser abusada y finalmente dar con el paradero del victimario, pero no es así.

‘I May Destroy You’ es la mirada a todas las etapas por las que pasa una víctima de una violación, además de los diversos ejemplos que existen, que no es solamente obligar a una persona a tener relaciones, por ejemplo, quitarse el condón en medio del acto sin que la otra persona se dé cuenta es otro nivel de abuso.

I May Destroy You
Créditos:
HBO

Asimismo, en esta producción no son solo las mujeres las víctimas, los hombres también, como es el caso de Kwame (Interpretado por Paapa Essiedu), cuando después de tener sexo con un extraño, esta persona desconocida quiere más y le obliga a volver a tener relaciones con él.

Como dice Jason Okundaye en un artículo de Paper Magazine, en esta serie el consentimiento no es solamente sobre aquellas interacciones uno a uno en las que se confirma el interés sexual mutuo o dan lugar a vulneraciones de la libertad personal y la autonomía corporal.

Esto no quiere decir que el drama de Michaela Coel reflexione sobre el "área gris" del consentimiento sexual, esa introducción de dudas en la que confían quienes violan sexualmente para escapar de la responsabilidad.

Más bien, transforma el concepto de consentimiento más allá de lo que pueda ser discutido entre dos partes. ‘I May Destroy You’ expande e interroga el consentimiento para dejar claro cómo moldea la vida a través de una serie de contratos sociales escritos y no escritos, y también cómo los contextos sociales pueden habilitar, restringir o incluso puede hacer peligrosa la idea de la permisión.

Estos son los atributos que hacen a esta serie tan complejamente única, deliberadamente rompe los parámetros típicos de los discursos político-sexuales para ir más allá de las dicotomías del bien y el mal, o del perpetrador y la víctima.

I May Destroy You
Créditos:
HBO

El abuso sexual no es el único tema que toca esta magistral serie, también habla sobre el racismo sistemático, el cambio climático y las consecuencias negativas que dejan las redes sociales en aquellos que se autoproclaman voces de una generación a través de ella.

Como ya se mencionaba antes, esta historia no es una conversación de buenos y malos, es el reflejo de lo compleja que puede ser una sociedad en la que la moral es valorada como el mayor atributo o virtud.

Sin ánimo de hacer algún tipo de spoiler, al llegar al final, con doce episodios de contenido (cada uno de media hora), su protagonista Arabella utiliza su imaginación en la escritura, un arma perfecta, para cerrar ese círculo que la estuvo atormentando y la mantuvo estancada, pero igualmente le ayuda configurar esos otros aspectos pobres o que estaban fallando en su vida.

Si bien no hay una cuarentena estricta y todavía se recomienda el distanciamiento social, una maratón de ‘I May Destroy You’ es una productiva opción para repensar la vida en estos tiempos difíciles y poco predecibles.