Twitter, la red social en donde coexisten el odio y el amor

Publicado por: luis.cifuentes el Sáb, 25/09/2021 - 11:37
Share
Creado Por
Luis Cifuentes
Twitter es definitivamente la red social que mejor refleja el descontento político y social, sin embargo, aunque parezca una locura, también tiene un lugar reservado para el amor.

Las redes sociales se han convertido en un (no) lugar donde transita nuestra propia cotidianidad. No solamente las utilizamos, sino que habitamos en ellas. Las redes sociales habilitan vivencias, emociones, descubrimientos, jerarquías; en fin, todo lo que encontramos en la realidad lo encontramos en nuestras redes sociales. 

Podríamos advertir que las redes sociales se han convertido en nuestra propia realidad: si no pasa en las redes es porque no existe. Si realizamos un viaje y no quedó registrado en redes sociales, prácticamente no lo hicimos. Lo mismo pasa con situaciones tan cotidianas como salir con amigos, tomar café en un reconocido lugar o hacer ejercicio. 

Es sabido que todo lo que pasa allí nos afecta emocionalmente. Bien sea lo que publican otras personas o lo que nosotros mismos publicamos: la cantidad de likes nos dan estatus y seguridad. Nos sentimos importantes puesto que los ojos de los demás están sobre nosotros, o mejor, sobre lo que mostramos de nosotros. Asimismo, lo que otras personas publican nos reta a mostrar mejores cosas que ellas en redes sociales; es una competencia que todos jugamos silenciosamente. 

Twitter, aunque mucho menos que otras plataformas, funciona de la misma manera, sin embargo, allí adentro tiene más repercusión el contenido político. La mayor parte de las discusiones políticas suceden en Twitter, tanto entre personalidades políticas como entre usuarios. 

No obstante, para sorpresa de muchos, no solamente Tinder, Facebook o Instagram unen sentimentalmente a los usuarios, en Twitter también encontramos historias de amor dignas de ser contadas

Es el caso de Omar Gamboa, quien sin intención de encontrar una pareja de aventuras, publicó a través de Twitter la invitación con la que asistiría al Estereo Picnic en el año 2019. Dicha publicación atrajo a Alejandra Jimenez, luego de responder el tweet de Omar intercambiaron mensajes directos hasta que finalmente se conocieron personalmente para compartir su gustos en común: la música, el cine y, por supuesto, Twitter. 

Pero no solamente los gustos unen, los disgustos también lo hacen, y mucho más en una red social como Twitter, en donde las quejas contra ciertos servicios son expuestas sin filtros. Es así como David conoció a Marcela luego de que ella respondiera un tweet en el que se quejaba del servicio de televisión recientemente adquirido. Ella sin pelos en la lengua, o mejor,  en el teclado, confirmó su mala decisión. Actualmente viven juntos, pero la pregunta que todos nos hacemos es: ¿qué servicio de televisión habrán contratado?

No todo en el amor pasa por el ideal romántico de la pareja, muchas personas utilizan Twitter para hacer amigos, para evitar la soledad y, sobre todo, para escapar de las pantallas y hacer realidad un entorno lleno de amigos. 


Este es el caso de Katherine Barrero, quien a través de Twitter ha creado una red de amistades con la que supera las barreras de la virtualidad. Se han unido gracias a las causas sociales por las que luchan, los favores que necesitan y las aventuras que comparten. Amigos, compañeros de viajes y hasta jefes pudo encontrar en dicha red social.

En el imaginario social, Twitter no es la red del amor, más bien ha representado la red social de los odios, ya que allí se evidencian los descontentos sociales y las discusiones políticas, Incluso en Twitter es menos común dar a conocer verdaderamente las intenciones sentimentales. Sin embargo, estas historias reflejarían todo lo contrario: Twitter también es una red social para el amor.