Vanni Migliaccio, de mesero a facturar 15 millones de dólares al año

Publicado por: sebastian.alvira el Jue, 20/01/2022 - 12:24
Share
Kienyke.com habló con Vanni Miglaccio, un reconocido promotor de eventos musicales que fue la clave en la expansión de la música urbana en Europa.

Vanni Migliaccio es uno de los promotores más reconocidos de Europa en el sector de la música urbana. Lleva más de 10 años en esta industria, trabajando al lado de artistas de talla internacional como Daddy Yankee, Ozuna, Maluma, Bad Bunny y Anuel. Su historia es inspiradora, pasó de ser mesero a facturar más de 15 millones de dólares al año por los eventos que realiza alrededor del mundo. 

Géneros musicales como el reggaetón y el trap se han expandido de manera apabullante en cada rincón del planeta. Los views de los artistas urbanos son la envidia de cualquiera y día a día el flow callejero conquista los escenarios más importantes. Sin embargo, basta con ir unos años atrás para comprender que esta situación es nueva; es una irrupción que pocos imaginaron, entre ellos, Vanni, un italiano que decidió apostarle a esta música. 

Su origen es humilde. Creció en un barrio muy normal y empezó su vida laboral como mesero. Cuando tuvo edad se radicó en Estados Unidos. Allí, hizo de todo; desde mesero en un restaurante hasta ayudar a entrar gente a las discotecas. Y fue precisamente en los 'rumbeaderos' de Miami que empezó a conocer a distintos artistas. 

"Cuando tomé la decisión de meterme a este negocio estaba lejísimos del verdadero negocio. Mi pasión me impulsó, ya que cuando empecé esta música no tenía cancha, no había muchas redes sociales y dentro de lo urbano predominaba el hip-hop, lo latino era, por decirlo de alguna manera, discriminado", recuerda Miglaccio del escenario en materia musical que había hace unos diez años atrás. 

Vanni junto a Karol G y Anuel

De entrar a la gente a la discoteca pasó a ser director artístico de la misma y a manejar la agenda de los eventos. Recuerda que reunía en una noche lo que usualmente ganaba en un mes trabajando como mesero. Fue en ese punto que se dio cuenta que podía crecer en la industria musical si lograba posicionar el latin-urban en tierras europeas.

El poco movimiento que tenía la música latina, especialmente la urbana, no fue obstáculo para este italiano con perfecto español, quien luego de iniciar su aventura en Miami se metió con todo al negocio de los eventos en Italia. Por muchos años organizó eventos sin mucho éxito. Sin embargo, su bendición llegó con nombre propio: 'Gasolina', una icónica canción de Daddy Yankee que marcó el ingreso del reggaetón a Europa. 

"Esa fue la canción que abrió la puerta a la música urbana en Europa, y creería en el mundo entero, porque tuvo tanto éxito que aún sin saber quién era Daddy Yankee cantaban la canción", afirmó, revelando además que fue precisamente con 'The Big Boss' que realizó su primer gran evento en Napoli. 

Las voces latinas del género urbano empezaron a pisar fuerte en el viejo continente y como Miglaccio llevaba un tiempo metiendo el hombro en el negocio pudo sacar una ventaja importante, la cual le permitió producir los eventos de los artistas del momento. Actualmente trabaja con figuras de talla mundial como Anuel, Karol G, Bad Bunny, Romeo Santos, Mike Towers, Dalex, y nuevos talentos colombianos como Blessd.

Vanni con Ozuna

En cuanto al reto más importante que he tenido como profesional, Miglaccio recuerda que fue llevar la música latina a la isla de Ibiza, un templo de la música electrónica. En 2018 empezó con un proyecto para tantear terreno y en el 2019 tuvo la oportunidad de realizar un concierto en Privilege, una de las discotecas más importantes de Ibiza. Y aunque las criticas no se hicieron esperar, sus eventos marcaron un antecedente en el mercado de la rumba en la isla. 

Miglaccio es el creador de Lurova Music, la promotora número uno de los eventos Latin Urban en Italia, creador también de Brutal IBIZA la marca que debutó en 2019 consagrando el género urbano en la reconocida isla. Es también CEO de Upgrade Music, en Estados Unidos. Hoy, sus tres empresas facturan más de US$15 millones

 

Desde la amplia experiencia con la que cuenta el productor napolitano opinó que la escena colombiana ha dado un giro al reggaetón. Básicamente, reconoció que este país se convirtió en la segunda cuna del género, pues que de alguna u otra manera le está haciendo competencia a Puerto Rico, que tenía el monopolio. Además, destacó a las nuevas figuras que empiezan a adquirir papeles protagónicos en la música latina.

"Me parecen espectaculares los talentos que están en Colombia, los que van a salir y los que están presentes, como Blessd, Ryan Castro, Nath, Totoy El Frio, Kapla y Miky; sin hablar de los grandes, como Maluma, J Balvin y Karol G", expresó.

Vanni y Maluma

Y agregó: "Colombia fue fundamental en la globalización del género porque no hizo lo que Puerto Rico estaba haciendo sino que agarró el género reggaetón y le puso sus colores. Es una música que se identifica, tiene originalidad. 

Finalmente, reveló que la clave de su éxito ha sido hacer con pasión cada uno de los eventos que ha producido. Fue la pasión lo que lo llevó a ver una oportunidad cuando muchos no veían más que un nuevo ritmo en la selva de sonidos latinos y ha sido ese el ingrediente principal para posicionarse en la industria global. 

"La clave fue la pasión. No dejar de creer en el proyecto y tomar decisiones que podían no ser muy correctas a través de números, pero que iban con el instinto y el objetivo de expandir la música", concluyó Miglaccio. 

KienyKe Stories