Carta al Ministro de Salud

Carta al Ministro de Salud

17 de agosto del 2017

Doctor Alejandro Gaviria,

Ministro de Salud

Escuché atentamente la entrevista que le hizo Vicky Dávila por la W Radio. Los retos que tiene que afrontar en la cartera de salud son titánicos y no comentaré su desempeño como cabeza del ministerio. Por el contrario, pienso que continuar en el gabinete del presidente por tanto tiempo es un ejemplo de lealtad y sacrificio de un funcionario público. Haré una reflexión sobre la forma en la que afronta su enfermedad y la experiencia que tuve con mi padre al acompañarlo a luchar en su tratamiento.

Este viernes mi padre cumple 4 meses de haber fallecido por cáncer. La enfermedad se lo llevó recién cumplió los 60 años, fue difícil de entender porque al igual que usted compartía los mismos hábitos alimenticios y deportivos. Siempre dar lo mejor de sí era una máxima que aplicó con nosotros y como militar. Cuando usted dijo que había salido de las primeras sesiones de quimioterapia recordé esos días en los que tenía que estar horas acompañando no solo a mi papá sino a hombres y mujeres que luchaban para tener un día más de vida en el piso 7 del Hospital Militar.

El C.A como lo llaman los médicos para no hacer sentir mal al paciente ni a la familia, por no decir cáncer o sarcoma, es una enfermedad misteriosa, porque a cualquiera en algún momento le puede llegar con diferentes formas. Ahí es cuando, a pesar de tener una buena alimentación, empiezan a consumir más guanábana de lo normal y a reducir o anular el azúcar del todo; mientras tanto se mantiene la fe de que hacerlo mitiga el desarrollo de la enfermedad.

Sé que por su posición tendrá a los mejores especialistas atendiendo su caso. Pero lo más importante es a su familia y como manifestó al aire, manejar el tema con sus hijos no es fácil. Que a pesar de no tener una creencia religiosa leerá junto a su familia poemas como si fueran versículos bíblicos que le permitan reflexionar sobre la vida. Quizás todo esto que está viviendo le ayude a manejar de la manera indicada este proceso que la ciencia estudia pero que el hombre debe superarlo de manera espiritual.

Esto no es una invitación a la conversión. Su principal tarea es velar para que los colombianos tengamos un mejor servicio de salud especialmente para cientos de colombianos que padecen de cáncer que viajan a Bogotá para hacerse los tratamientos correspondientes. Y como Usted muy bien lo mencionó, es muy difícil saber qué fue lo que lo causó, esto tiene algo de azar, que lo hace extraño cuando se ha servido al país y  no se ha fumado ni un solo cigarrillo en la vida.

Al final quedan los amigos, los de verdad, sé que su nombre además de ser objeto de noticia, debe estar en más de una cadena de oración por Whatsapp. Porque líderes como usted y como mi padre la gente los necesita y le agradecen cada día que comparten.

Ministro, mis oraciones por su salud y mucha fuerza para su familia.

Antonio David Pinilla

Periodista

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.