Caso Colmenares y el discurso de los medios (I parte)

17 de mayo del 2012

Luego de más de dos años y medio, la muerte (hablo de muerte porque la justicia aún no ha fallado) del estudiante de Ingeniería Industrial de la Universidad de los Andes, Luis Andrés Colmenares, ocurrida el 31 de octubre de 2010, sigue acaparando la atención de los medios de comunicación del país. ¿Qué hizo que la muerte de […]

Luego de más de dos años y medio, la muerte (hablo de muerte porque la justicia aún no ha fallado) del estudiante de Ingeniería Industrial de la Universidad de los Andes, Luis Andrés Colmenares, ocurrida el 31 de octubre de 2010, sigue acaparando la atención de los medios de comunicación del país.

¿Qué hizo que la muerte de Luis Andrés Colmenares capte la atención? El curtido periodista Daniel Samper Pizano, en un análisis para El Tiempo en marzo del 2012, escribió: “…que la víctima fuera estudiante de la acreditada Universidad de los Andes; que su última noche hubiera transcurrido en un bar de la célebre zona rosa; que sus compañeras fueran bonitas, jóvenes y de familia acomodada y que los despojos de Colmenares aparecieran en uno de los parques más distinguidos de la ciudad son ingredientes que enriquecen la receta(Ver análisis).

A eso le sumamos una historia de amor y de odio de los estudiantes de la Universidad de los Andes, dos familias poderosas y dos de los más importantes penalistas del país enfrentados abonan para que la historia se convierta en interés colectivo. Además de los supuestos “manoteos”, cohecho y transfuguismo a la justicia por parte de ambas familias.

La presente investigación les mostrará el tipo de discurso periodístico que han presentado tres  importantes medios de comunicación del país, revista Semana, El Espectador y Caracol Noticias Televisión, acerca del caso Colmenares, y voy analizar qué tanto ha afectado ese discurso antes del fallo de un juez a Laura Moreno, Jessy Quintero y Carlos Cárdenas, los implicados en el caso.

Este análisis, publicado en cuatro entregas, la primera de ellas en mayo del 2012 y la última en junio del mismo año, se centra en los meses de octubre del 2011 hasta marzo del 2012. ¿Por qué? Porque comprende el espacio de tiempo en el que los medios de comunicación publicaron más cantidad de noticias. Además, en octubre del 2011 entró a la agenda informativa de estos medios de comunicación la muerte de Luis Andrés Colmenares.

En los meses siguientes la investigación empezó a dar los primeros indicios: apareció el primer testigo, las también estudiantes de la Universidad de los Andes Laura Moreno y Jessy Quintero fueron detenidas, el fiscal del caso Antonio Luis González fue investigado; hasta marzo, cuando el juez 11 de conocimiento decidió si anularía el caso.

Antes de comenzar con el análisis del discurso de los tres medios de comunicación, me permito hacer unas breves apreciaciones del caso Colmenares:

Ninguno de los tres medios de comunicación consultados publicó una noticia a partir de 31 de octubre del 2010, fecha en la que las autoridades encontraron el cadáver de Luis Andrés Colmenares en el caño El Virrey, al norte de Bogotá.

La muerte de Luis Andrés Colmenares entró a la agenda informativa de estos tres medios de comunicación en octubre del 2011 (casi un año después de la muerte de Colmenares), pero por dos sucesos diferentes. Caracol Noticias Televisión publicó la primera noticia el 7 de octubre en la que informó de la siguiente manera: “Dos alumnas de la Universidad de los Andes fueron capturadas por la Policía sindicadas de matar a uno de sus compañeros…(Ver noticia); El Espectador y la revista Semana publicaron la primera noticia alrededor de 15 días después de Caracol Noticias Televisión, el 22 de octubre del 2011 (Ver noticia) y el 24 de octubre del mismo año (Ver noticia), respectivamente.

El Espectador le dio despliegue a la información contando un pequeño relato de lo sucedido en la fiesta de disfraces, el 30 de octubre del 2010. Posteriormente, pasó a narrar lo sucedido desde que la Fiscalía archivó el expediente del occiso hasta que lo volvieron a abrir, en agosto de 2011, y hasta la fecha en ese entonces de la captura de Laura Moreno y Jessy Quintero, las entonces señaladas de la muerte de Colmenares. Cabe destacar que mencionó el nombre de Aidé Acevedo y María del Pilar Gómez, la primera es la abogada de Carlos Cárdenas y la segunda la  madre del mismo.

La medida de aseguramiento que le impuso la Fiscalía a estas dos señoras se convirtió en motivo suficiente para que la revista Semana publicara la primera noticia de este caso el 24 de octubre. En ese mes publicó otras tres noticias relacionadas con el expediente de esas dos señoras. Ni El Espectador le dio importancia a Laura Moreno y Jessy Quintero con diez noticias publicadas en octubre del 2011, ni la revista Semana con ocho noticias publicadas en ese mismo mes.

Los nombres Laura Moreno y Jessy Quintero aparecieron en la agenda informativa de los tres medios de comunicación a partir de noviembre del 2011, luego de que la juez 26 penal de Bogotá negó la petición de enviar a la cárcel a Aidé Acevedo y María del Pilar Gómez, a quienes la Fiscalía le había imputado delitos de fraude procesal y favorecimiento de homicidio.

Los nombres de la entonces detenidas Laura Moreno y Jessy Quintero tomaron fuerza a principios del 2012. Los tres medios de comunicación informaron el 1 de febrero que las dos detenidas irán a juicio por la muerte de Luis Andrés Colmenares.

Hasta marzo del 2012, la Fiscalía solo ha eliminado el delito de falso testimonio impuesto contra Laura Moreno. Cabe destacar que hasta el momento ningún miembro de este organismo adscrito a la rama judicial ha fallado a favor o en contra de Laura Moreno y Jessy Quintero.

Habiendo contextualizado lo anterior, podemos analizar si la revista Semana, El Espectador y Caracol Noticias Televisión pasaron de exponer una postura noticiosa a una crítica.

—————————————————————————————————-

En gran medida, los acontecimientos que se generan a diario llegan a conocerse por medio de otros discursos que han sido interpretados, contextualizados y entendidos. De una forma más relevante también a través del discurso de los medios de comunicación, que a su vez se apoya en otros relatos. Los procesos cognitivos de información periodística responden al interés que el lector tenga acerca de un tema. Esa importancia es individual, pues el lector y espectador decide qué es lo que quiere ver, leer y oír.

En muchas ocasiones los lectores y espectadores responder a manifestaciones sociales acerca de un tema que está en la agenda de los medios de comunicación y en la opinión pública. Para que ese proceso se haya convertido en algo relevante (la muerte de Luis Andrés Colmenares), es menester analizar desde el contenido proposicional de la titulación de los medios escritos (revista Semana y El Espectador) hasta en la presentación del lead o introducción que le realizó el medio de comunicación televisivo (Caracol Noticias Televisión).

Sé de antemano que el análisis que le corresponde a los dos medios impresos es diferente al del medio televisivo, pues “el discurso de la noticia televisiva, por un lado, es menos complejo que la noticia de la prensa: los ítems de las noticias habladas son por lo general más breves y, en muchos sentidos, poseen una organización más simple. Por otra parte, la información como la que aportan los noticiarios y las fotografías de varios tipos desempeñan solamente un rol secundario en la noticia de la prensa” (Van Dijk, Teun, 1990 La noticia como discurso, Pag. 202). No obstante, por ser breve no deja de ocasionar eco en la opinión pública por medio de la presentación audiovisual del discurso periodístico.

El un primer momento me centraré en la titulación de los dos medios de comunicación impresos, ya que es el título el que genera en el lector el seguimiento posterior del relato periodístico. El lector empieza en sí una postura de lo que el lingüista Teun Van Dijk llama una postura de encabezamiento que se da luego de la lectura del titular y de las primeras palabras de la información periodística.

Las dos en conjunto desempeñan la función de resumen. Lo anterior quiere decir que después de la compresión de las oraciones de la noticia presentada, la interpretación de estas contribuyen a una contextualización del suceso de manera episódico.

La revista Semana publicó la primera noticia del caso Colmenares el 24 de octubre del 2011. El Espectador lo hizo el 22 de octubre y Caracol Noticias Televisión lo hizo el 7 de octubre. Como lo dije en las apreciaciones, en estos tres medios de comunicación el centro del relato periodístico se enfocó en la madre de Carlos Cárdenas y la aboga de él. Carlos Cárdenas fue novio de Laura Moreno. Cabe destacar que los dos medios comunicación no titularon con los nombres de las Laura Moreno y Jessy Quintero.

Sus nombres aparecieron el 24 de octubre en la revista Semana, pero al final del cuerpo de la noticia y en negrilla. (Ver noticia) La distribución del discurso periodístico es fundamental para la importancia que el medio de comunicación le quiera dar a información que presenta.

“El rol especial de los encabezamientos puede venir señalado en muchos periódicos mediante un tipo especial de letra o ubicación (…) En este sentido, sin embargo, este proceso no es principalmente lineal sino jerárquico: en cada fragmento de la estructura temática, las afirmaciones importantes aparecen en primer lugar. La estructura por entregas del ordenamiento del texto periodístico obliga al lector a saltar de un tema de alto nivel a otro y luego nuevamente de un detalle importante de un tema hacia el de otro” (Van Dijk, Teun, 1990, La noticia como discurso, Pag. 207). En este caso, el modelo situacional es enfocado a la relevancia judicial de la decisión de la juez de no enviar a la cárcel a las dos mujeres sindicadas de fraude procesal, quien el fiscal que lleva el caso Colmenares dijo en su momento que ellas tenían intenciones de archivar este proceso.

Clic aquí para ir a la segunda parte

Twitter: @sebastiandiazlo

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO