Con alcalde o no, somos ciudadanos

20 de marzo del 2014

SOLO TRAIGO UNA PEQUEÑA REFLEXIÓN ACERCA DE LA SITUACIÓN DEL ALCALDE PETRO Y LA NOTICIA DE SU DESTITUCIÓN… NO ES NADA ESTRUCTURADO, ES SOLO UNA REFLEXIÓN.

El caso de Petro deja evidenciar en la opinión pública y ciudadana, por mucho, algo más triste que las mismas injusticias que usan a la “justicia” y “sistema legal colombiano” a su favor. Primero deja ver un descontento casi que generalizado en la ciudadanía, lo que crea una ciudadanía despreocupada de sus asuntos, que no apoya y cree en las instituciones, que prefiere las vías de hecho que las de derecho, porque está última los ha traicionado. Además de eso, una polarización casi que exagerada entre las personas, entre gente de izquierda y gente de derecha, que vende sus ideas por unos candidatos y no por ideas y programas que permitan hacer avanzar este país.

Señoras y señores, en mi opinión estos “goles” y otros que: “la oligarquía, la derecha criminal” o cómo sea que usted las conozca, van a seguir existiendo mientras nosotros como ciudadanos no nos apropiemos de nuestro papel como “ciudadano” que ejerce control político, vota con mente y no con la barriga llena, que está pendiente de lo que pasa en su país, que siente a su país, que ayuda a los demás y confía en los demás. Eso, sigamos saliendo a las calles, que si bien es legitimo y útil, solo da cabida a que por parte de unos inadaptados se desvié la atención de esa forma de participación y sea catalogada como vandalismo, y antes de “ser el pronunciamiento del pueblo” sea una piedra en el zapato para muchos de ellos.

Con Petro destituido o no, es nuestro trabajo seguir siendo ciudadanos, haya o no injusticia, sea legal pero no legítima o al contrario, en fin, sea lo que sea está situación esto no puede detener que tomemos ese papel como ciudadanos capaz de parar todo esto. ¿O qué, se va acabar la Bogotá humana, la cultura ciudadana y la capacidad de oposición solo porque se va el alcalde? Por favor, ni que fuera un caudillo y nosotros sus seguidores.

Cabe aclarar, podemos militar perfectamente en un partido o postura, eso permite la construcción de ciudadanía y cultura política, el problema es cuando llevamos eso al extremo, pasando por encima de todos, peleándonos entre nosotros y dejando que mientras lo político se pelea, los políticos “corruptos” y sus amigos, se tomen el poder más de lo que lo tienen y nos abofeteen.

BUENO ESTO ES TODO, ALGO CORTO, BÁSICO Y SI QUIEREN MUY PASIONAL, DE ESE TIPO DE DISCUSIONES QUE SURGEN EN LAS REDES SOCIALES, Y QUE QUERÍA COMPARTIRLES.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.