Diversidad y Arte en las Fiestas del 20 de Enero

Publicado por: admin el Lun, 20/01/2020 - 10:52
Share
Las expresiones culturales son sin lugar a duda el legado más grande que tiene el caribe colombiano, somos la expresión viva de la Cumbia, el Mapalé y la Champeta. Nuestros ritmos han llegado a los
Diversidad y Arte en las Fiestas del 20 de Enero
Las expresiones culturales son sin lugar a duda el legado más grande que tiene el caribe colombiano, somos la expresión viva de la Cumbia, el Mapalé y la Champeta. Nuestros ritmos han llegado a los rincones más lejanos del planeta y se han vuelto nuestra insignia. Festivales, fiestas y carnavales engalanan el comienzo del 2020. Una de las fiestas de mayor reconocimiento nacional, son las festividades del 20 de enero en Sincelejo, expresiones de un pueblo sabanero que ha demostrando su pujanza y avance, algo que comenzó con Corralejas de Toros y Cabalgatas a evolucionado a una expresión cultural sin precedentes. Desde los primeros días de enero, los organizadores de estas festividades articulan con comparsas, músicos y artistas todo lo necesario para brindarle a Colombia su fiesta más alegre. En estas celebraciones del 20 de enero, las personas diversas sexualmemte también tienen su espacio, un lugar que no ha sido nada fácil como lo comenta Aldo Hollmann reconocido artista. "Yo nací en Bogotá pero me crié en Sincelejo desde muy joven fue apasionado por el arte y eso me permitió tener mayor sensibilidad y promover desde mi arte la Paz... hoy en día las fiestas del 20 de enero no sólo son comparsas y cabalgatas, tenemos el Festival Enerino de las Artes, donde un grupo de artistas sucreños participamos con muestras y exhibiciones en los diferentes barrio de nuestro municipio." Narrativas como las de Aldo son el reflejo del poder de las historias, desde Juventud Diversa Radio y la Ong Memoria, empezamos un proyecto de recolección de historias de vida de toda Colombia que aportan a la La Paz y la no repetición de la violencia llamado #BecaVivaVoz. Un espacio para escuchar aquellas voces de las comunidades que históricamente han sido excluidas y tal como es el caso del Aldo Hollman reafirman la necesidad de reconocer el trabajo y el esmero de las personas entregadas a La Paz. "Yo siento que le he dedicado una vida a la Paz a través de mi arte, de mis pinturas, mis exhibiciones y murales. El arte contemporáneo es una herramienta para la Paz", concluye el artista.