La estrecha línea entre la logomanía y el lujo

Foto: @Balenciaga

La estrecha línea entre la logomanía y el lujo

10 de enero del 2018

Todos hablan de moda, tendencias y del renombrado Street style. Sin embargo, nunca nos imaginamos el sin número de teorías y saberes que la moda tiene detrás.

Por ejemplo, el branding de una marca es el conjunto de aspectos que conforman la historia que hay detrás de las creaciones. Dichas historias son selladas no solo con un buen diseño, sino también con un elemento asociado al proceso de registro de marca : el logo. En principio el distintivo o emblema tiene unos intereses de reconocimiento más que de creación de moda por sí mismo.

No obstante, por estos días hay una tendencia hacia la logomanía, en lo que identifico como moda y lujo. En ocasiones son verdaderas obras de arte con el logo de la marca, las cuales pueden llegar a invadir, incluso, toda la prenda.

Las tendencias en la moda no obedecen solo a los gurús o innovadores del sector. Nuestros gustos se van sesgando y transformando por las miles de imágenes que vemos cada día a través de todos los medios comunicación, especialmente en las redes sociales.

Si bien, el diseño, las calidades, los tejidos y las modas transformadas son de suma importancia. Actualmente, los logos de las grandes marcas se han convertido no solo en un ícono de registro de la marca, sino en un símbolo del lujo.

En mi experiencia, hace un poco más de 5 años, el logo era digno de una fumigación. Ver a alguien vestido con logos de pies a cabeza era señalado y juzgado por ser de mal gusto. Ya saben que siempre y más en el mundo de la moda todo depende: de quién lo lleva, de dónde está, del clima, la hora, etc.

Personalmente no considero que la logomanía sea lujo y buen gusto por la moda, algunas veces todo lo contrario. Sin embargo, el 2018 no solo ha llegado a nuestras vidas a hacernos más viejos, sino a entender la moda con una nueva consentida : la logomanía.

Claro, ya se están imaginando un narco con la típica cangurera Gucci atravesada, cinturón Louis Vuitton, zapatos Gucci otra vez y de la única línea fea que tiene la marca, camisa Tommy Hilfiger y una gorra Lacoste para darle el toque cool. Pues sí, ¡a eso precisamente me refería! Pero como les decía antes, todo depende.

Después de ver la nueva colección de Balenciaga entendí el mensaje. El logo no solo es una marca registrada, lo que quiere decir es que la marca es lujo y sofisticación en si misma. Hay una estrecha línea entre la logomanía aberrante que les describía hace un rato (la del narco) y una verdadera oda al lujo y al buen gusto, aún llevando el logo al extremo como lo hizo Balenciaga recientemente.

Pienso que siempre todo se trata de balances y sobre todo en la moda, solo puedes llevar algo al extremo si compensas con simpleza y desparpajo los miles de detalles que lleva tu imagen.

Todo este tema de la logomania se remonta a los 80’s cuando se veían esos grandes logos que invadían mucho más que una esquina de la manga, es más, todo el estampado de la prenda era el logo. La locura con los logos ha llevado a las firmas de moda a convertir sus diseños en objetos mismos de branding.

Yo lo admiro sobre todo en marcas de larga trayectoria de las cuales tenemos una historia clara y una comunicación tan asertiva que el logo se vuelve objeto de admiración y arte, muy alejado de la idea de “miren tengo mucho dinero encima”.

Es así como hoy día la logomania y el lujo tienen una cercana relación, pero ojo, solo estrecha no directa. Debemos dejar un margen suficiente para hacerlo asertivamente, los dejo con mis imágenes favoritas en donde la logomania se encarga de transmitir una verdadera historia detrás de un atuendo.

Foto: @Balenciaga

Foto: @Balenciaga

Foto: @Balenciaga

Foto: @Balenciaga

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.