A la memoria de las víctimas

A la memoria de las víctimas

9 de abril del 2018

El 9 de abril se conmemora el día nacional de la memoria y solidaridad con las víctimas del conflicto armado, esta fecha no solo es un momento para recordar la muerte de Jorge Eliecer Gaitan, sino un momento para evocar los miles de personas que han sido afectadas por el conflicto armado colombiano.

Sin embargo, pareciera que esta es una fecha que en algunas regiones solo la recuerdan las mismas víctimas y las organizaciones defensoras de derechos humanos, ya que desde su creación por la Ley 1448 de 2011, no ha sido ampliamente difundida ni socializada, por lo tanto, la memoria y la solidaridad termina volviéndose en la mayoría de los casos, un evento de las víctimas y para las víctimas.

Aunque haya sectores políticos y sociales interesados en mostrar lo contrario y otros sacando réditos políticos de este terrible fenómeno, nuestro país es un país victimizado, según cifras de la Unidad Nacional para la Atención y Reparación Integral a las Victimas.

En total más del 19% de los colombianos han sido violentados por algún hecho delictivo en el marco del conflicto, esta cifra ha ido cambiando con el tiempo y con los hechos históricos que vive el país, siendo el Gobierno de Andrés Pastrana y los dos periodos de Álvaro Uribe, los de mayor presencia de hechos victimizantes en el marco del conflicto y siendo el desplazamiento forzado el delito con mayor presencia, seguido de los homicidios, las amenazas y la desaparición forzada.

Ahora bien, es innegable la reducción sustancial de víctimas en el último cuatrienio, la cual, quiérase reconocer o no, se debe en gran parte a la firma de acuerdo con las FARC, sumado al ya avanzado proceso de reintegración de los ex integrantes de las extintas AUC, proceso iniciado en el gobierno anterior y que sirvió de insumo principal para los actuales procesos de paz, así como todos los que se han desarrollado en Colombia en las últimas tres décadas y al que se espera que se una prontamente la guerrilla del ELN y las bandas emergentes post AUC. Cada grupo desmovilizado son menos victimas sufriendo las consecuencias de la guerra.

Pero más allá de las cifras, lo más importante es reconocer las principales enseñanzas que las victimas le han dejado al país, una de ellas y quizá la más significativa, es la capacidad para perdonar, no por nada, fueron las regiones más afectadas por el conflicto las que en el pasado plebiscito votaron Sí.

Regiones altamente impactadas por el conflicto armado, como Bojayá, Montes de María, Putumayo, Vichada, Nariño, Cauca y otras zonas históricamente golpeadas por los grupos armados, dieron su respaldo a la finalización negociada del conflicto armado con la guerrilla de las FARC y mostraron su capacidad para el perdón y la reconciliación, ratificado además en los actos de perdón que la misma guerrilla realizó durante el proceso de paz, en lugares simbólicos de la guerra, como La Chinita en Apartadó (Antioquia), Bojayá en el Chocó o el mismo acto de perdón realizado con los familiares de los diputados del Valle, asesinados por el grupo armado en el 2007.

Pero más allá de todo esto, el mejor homenaje que como país podemos hacer a las víctimas, es en definitiva que no haya más víctimas, ni del conflicto, ni de los falsos positivos, ni de la indiferencia, no más líderes sociales muertos por luchar por un mejor vivir para todos, ni líderes de la restitución de tierras asesinados por luchar por el derecho a la tierra, ese que les fue arrebatado cuando permitimos que la guerra llegara a sus parcelas.

El mejor homenaje es aprender de los errores del pasado para que no se repitan, desandar el camino de la paz haciendo trizas lo acordado es un error histórico, que la vida y las futuras generaciones nos podrían cobrar caro, somos la generación que, con un 51% en contra, logró salvar más de dos millones de víctimas en el último cuatrienio, no nos podemos permitir regresar a la noche oscura de la guerra, teniendo la posibilidad de que la paz sea nuestra nueva realidad.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.