La vida color rosa en Puerto Colombia

Foto: Puerto Colombia - Atlántico - Carlos Mario Rodríguez @carloswario

La vida color rosa en Puerto Colombia

16 de abril del 2018

Si le cae la roya, si lo deja la novia, si se lo traga, si se lo traga la tierra….

Y si alguna vez está en Barranquilla, debe asistir a un evento de trabajo y se le han unido la decepción, con el aburrimiento y el estrés, no se preocupe… hay una opción buenísima para escapar de la realidad: fugarse a las playas de Puerto Colombia.

Puede estar seguro de que no será el único en esa situación, póngase de acuerdo con cuatro o cinco personas que estén igual de aburridas. Luego, regístrese en el evento, haga el amague de asistir a las conferencias y disimuladamente escabúllanse con sus cómplices hasta el paradero de bus más cercano.

Pero si está sobregirado y si lo han amenazado,

No hay problema, es muy fácil llegar desde Barranquilla a Puerto Colombia, solo hace falta tomar un bus que cuesta 2500 pesos y en menos de 30 minutos tendrá al menos dos opciones de playa. Puerto Salgar es la más cercana, pero es relativamente pequeña y no tiene muchas opciones para comprar bebidas y comidas; puede hacer una parada breve y continuar el camino.

Foto: @carloswario

A pocos kilómetros encontrará Puerto Colombia, allí lo recibirá algún lugareño que muy amablemente lo llevará hasta una de las chocitas de la playa, le ofrecerá bebidas y un menú que incluye ceviche de camarones y mojarra frita con precios bastante accesibles y de muy buen sabor.

Foto: @carloswario

Y si el pelo le han tomado y su rectitud han doblado,

Tranquilo, las ganas de escapar de la realidad lo llevarán a encontrar fascinantes las esculturas kitsch de sirenas y marineros que decoran la playa, estará maravillado por la vista de las ruinas del muelle y del mar caribe.

Los vallenatos, la brisa tibia y la cerveza fría, harán que pierda al menos por unos minutos, la noción del tiempo.

Deje que la emoción de la música penetre, lo disonante que le resbale,

 Y así, lo que suponía ser toda una jornada intelectual, terminará en un improvisado día de playa. Puede pasar el tiempo entre una siesta en hamaca, un baño en el mar o simplemente dar un descanso a los ojos con los colores del paisaje marino.

Paletas de color inspiradas en las playas de Puerto Colombia @carloswario

Sepa que el cielo es azul, que el espacio está lleno de luz,

Que los mejores planes son los que no se planean y  los mejores días se presentan sin anunciarse. Que se siente bien dejar la mente en blanco, escapar y perderse en el horizonte.

Y por más peluda que se ponga la cosa, recuerde: la vida, es color de rosa.

 ***

Nota: Para que al asunto no sea tan sospechoso, regrese al final de la jornada, comente lo cansado que está y disimule la sonrisa.

* El texto anterior hace parte de la imaginación del autor, quien siempre asiste de manera responsable a todos los eventos de trabajo que le corresponden.

 ** Las estrofas prestadas corresponden a la canción “Luz Azul” de Aterciopelados: Escuche la versión en vivo en este enlace.  

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.