Material olímpico

Material olímpico

28 de noviembre del 2017

Los recientes Juegos Bolivarianos de Santa Marta, dejaron como saldo a una delegación colombiana con el campeonato con un total de 213 medallas, sacando gran ventaja sobre sus inmediatos perseguidores: Venezuela con 94 y Chile con 43 en total.

La destacada participación de Colombia en los pasados Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 no fue un producto de la mera casualidad. De hecho, se consolidó a través de una preparación exigente y de mucho tiempo a través de diversas competencias previas a la cita orbital.

El ejemplo de ello son los Juegos Sudamericanos, los Panamericanos, los Centroamericanos, del Caribe y los Juegos Bolivarianos. Dichas competencias miden el calibre de los americanos como potencia deportiva antes de competir en la contienda deportiva más antigua del mundo: los Juegos Olímpicos.

Y para hablar del ámbito nacional, Colombia ha sabido sacar buen provecho de los torneos anteriormente mencionados, donde en los últimos años se ha visto el apoyo institucional a través de entidades como el Comité Olímpico Colombiano, Coldeportes y las diferentes federaciones deportivas del país para llevar a cabo un proyecto de gran envergadura que también proyecta a las futuras generaciones con los Juegos Supérate Intercolegiados que se llevan a cabo en las regiones nacionales.

De por sí, Colombia tenía todas las cartas para ser el gran anfitrión de la décimo octava edición llevada a cabo en la bahía de América. Con ases fundamentales como Jossimar Calvo en la gimnasia (ganador consecutivo de tres medallas de oro en los Juegos Panamericanos Toronto 2015), Fabriana Arias en el patinaje (con una excelente participación en los World Games de Varsovia con 3 medallas doradas y 2 de plata), Catalina Peláez en el squash (múltiple medallista en los Juegos Suramericanos), Mariana Pajón en el bmx (y aunque suene raro en el ciclismo de pista) con dos medallas olímpicas (Londres 2012, Río 2016) y una cantidad de campeonatos mundiales ,Éider Arévalo en el atletismo  sirvieron para que todos los colombianos quedáramos asombrados del talento que hay en otros deportes. Para rematar con Lina Dussan (múltiple ganadora en la gimnasia rítmica y reciente medallista de los Juegos Bolivarianos) y consolidar un éxito rotundo en el deporte colombiano.

Además, estos Juegos Bolivarianos sirvieron para medir el talento y la preparación que llevan a cabo estos atletas de alto rendimiento, que seguramente seguirán su preparación en las diversas competencias que tendrán hasta llegar a Tokio 2020, en donde se tendrá la mayor obligación de superar lo hecho en Río 2016.

Y es así como se lleva a cabo un proceso lleno de sacrificio, disciplina y éxito, no solamente en estas disciplinas (se quedan también por fuera el fútbol, el judo, la esgrima, el boxeo que con Yuberjen Martínez e Ingrit Valencia también han dado gloria al país) para soñar con una participación dorada en el país nipón, que espera tomar café en los próximos Juegos Olímpicos, porque de lo que estamos seguros es que hay material olímpico.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.