¿Qué le pasó a las hamburguesas El Corral?

Foto: El corral

¿Qué le pasó a las hamburguesas El Corral?

13 de mayo del 2017

Hace 20 años probé mi primera hamburguesa de “El Corral”. (Si sé, a nadie le importa pero quería que lo supieran).

No quiero exagerar pero uno salía “relamiéndose” los bigotes hasta más no poder. Que delicia, que suntuosidad, que soberbios sabores los que explotaban en la boca. No sé cómo más describir el placer que durante años tuve… Lástima que eso quedó en el pasado.

Año 2017.

Creo que todos tuvimos en nuestra juventud ese envidiable “estómago de gamín”.

(8:00 pm).  -Un vaso de leche entera después de una bandeja paisa (sin ser uno paisa)  y después le llegaba la abuela con una granadilla  y  uno literalmente “sólido”. Vaya usted y haga eso,  a esta edad con el solo vaso de leche entera termina uno hospitalizado.

En los últimos 10 meses he ido 2 veces a El Corral y no pude volver. Pensé y sentí que debía olvidarme de las hamburguesas porque, entre comerme la hamburguesa  y un “patadón” en el estómago prefiero… La hamburguesa obvio, pero ya hay males que por más antojo que uno tenga no vale la pena sufrirlos.

Así fue como me alejé de este plato durante más de 6 meses hasta que un día, luego de haberme tomado hasta el agua del florero en un cumpleaños, terminé comiéndome una hamburguesa en “Burger Music” con cuanta adición tenían en la carta.  Mi sorpresa fue bastante grata al amanecer al otro día regio, (con un guayabo que me quería morir), pero en perfecto estado. No había dolor de estómago, no había pesadez y eso que estaba bastante golpeado por la ingesta de alcohol de la noche anterior pero digestivamente me sentía de 15 añitos.

Me quedé con este “milagro” de la vida en la cabeza y días después, con el ímpetu y la confianza intacta, volví a aquel local de hamburguesas, repetí el menú y todo perfecto, luego fui y probé Home Burger y perfecto y luego regresé a El Corral y otra vez mal.

Ésta historia, aparentemente vacía por su carácter personal, tiene una crítica importante con un fondo constructivo y jamás destructivo.  Muchas de las personas a quienes les he contado esta historia les pasa lo mismo. No volvieron a El Corral porque les sienta mal.  ¿Dónde quedó su “Receta Original?  ¿La cambiaron?  No son pocos a quienes les he preguntado por su experiencia cuando van a El Corral, podría afirmar que más de 40 personas tienen mi misma opinión y no son propiamente miembros de alguna asociación de colon irritable.

Materias primas, ingredientes, grasas, carnes procesadas… ¿Qué pudo haber pasado? ¿Vale la pena ponerle atención a esta crítica?  ¿Siente usted, mi estimado lector, que le pasa lo mismo con estas hamburguesas?

-Posiblemente no, habrá muchos que les sienta regio el producto pero puedo asegurarles que esto no es una simple casualidad. Lo que comenzó con una historia personal hoy me da motivos suficientes dejar esta crítica.

Santiago D. Otero

@tatootero79

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.