Un día sin taxi

17 de marzo del 2015

En medio de la polémica que se ha desatado en estos días por el pronunciamiento del Ministerio de Transporte declarando ilegal el servicio de UBER, se pregunta uno: ¿Qué solución tiene el gobierno para los usuarios que ya están cansados de los abusos del servicio de taxi? Llevo años siendo usuaria de taxi y entiendo […]

En medio de la polémica que se ha desatado en estos días por el pronunciamiento del Ministerio de Transporte declarando ilegal el servicio de UBER, se pregunta uno: ¿Qué solución tiene el gobierno para los usuarios que ya están cansados de los abusos del servicio de taxi?

Llevo años siendo usuaria de taxi y entiendo que existe una problemática grave en ese sector producto de los cobros excesivos por los llamados cupos. He escuchado voces de apoyo por parte del gobierno y los dirigentes políticos al gremio de los taxistas, y me parece bien que se actúe sobre dichas problemáticas. Lo que me parece delicado es que en medio de tantas y tantas quejas e irregularidades que denuncian los usuarios de taxi, el gobierno siga en silencio y su respuesta sea declarar ilegal una plataforma que se ha convertido en una salida digna de transporte para muchos ciudadanos. Si es por los votos queridos dirigentes, los usuarios también somos votantes y estamos cansados de que, en cambio, nuestras quejas y denuncias caigan al vacio.

Como usuarios llevamos años soportando el “Yo para allá no voy”, “no tengo vueltas”, “si no le gusta, bájese”, insultos, robos, maltratos, golpes y a todas estas nunca he escuchado a nadie del gobierno, ni a ningún dirigente político poniéndose del lado de los usuarios. ¿Qué dice la Secretaría de Movilidad de Bogotá? ¿Qué dice el Ministerio de Transporte? Hace más de dos meses envié un derecho de petición haciendo preguntas sobre este tema y aún no recibo respuesta.

El servicio de taxi es público, y no hablo de todos, debo aceptar que en ocasiones he tenido el placer de movilizarme con taxistas que hacen muy bien su trabajo, pero eso ya se ha convertido en la excepción y no en la regla. Esto se ha convertido en un monopolio en donde: ¿Yo no sé a qué tipo de personas están contratando las compañías de taxi? ¿Yo no sé si son conscientes de que su abuso está generando una enorme ola de inconformidad? y yo no sé ¿En dónde está el Estado poniendo límites a esta problemática qua ya se está desbordando?

Estas son las razones por las cuales, cansados de no ser escuchados, con un grupo de amigos convocamos el día sin taxi: #DiaSinTaxi. Un día para que los usuarios protestemos pacíficamente no utilizando el servicio de taxi. Un día para que se entienda de una buena vez que no queremos más abusos por parte de los prestadores de este servicio, que no queremos más violencia contra los usuarios, más cobros indebidos, más “yo para allá no voy”. Un día para decirles que si siguen así cada vez más personas vamos a decir  “No al taxi” no solo por un día, sino tal vez en forma permanente, porque queremos y nos merecemos un servicio digno.

La idea surgió en forma espontanea, gracias a un blog publicado en otro medio, sin embargo, al finalizar la tarde ya era tendencia en twitter, así de fuerte es la inconformidad con este servicio. En dos horas el grupo creado en facebook ya se había multiplicado en más de un cuatrocientos por ciento.

La invitación se hizo para el martes 17 de marzo, pero, finalmente, yo solo espero que esta manifestación ciudadana sea escuchada por los gobiernos que hoy están en vísperas de elecciones, por las empresas de taxi, por los taxistas, para que se entienda que este servicio público debe ser respetuoso y que es necesario tomar medidas urgentes e integrales para resolver un tema que se está volviendo grave en las ciudades y que ya amerita atención y acción.

Esperamos entonces ser escuchados como usuarios, como ciudadanos, como votantes… para que las condiciones de este servicio mejoren.

@weneardi

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO