Una labor no valorada

Publicado por: admin el Vie, 24/01/2020 - 11:14
Share
En días pasados los comentarios de un taxista, que dice ser el Presidente de la ONG Ayudantax, generaron nuestro rechazo debido a que de manera insolente degradó el trabajo no solo de cerca de un mi
Una labor no valorada
En días pasados los comentarios de un taxista, que dice ser el Presidente de la ONG Ayudantax, generaron nuestro rechazo debido a que de manera insolente degradó el trabajo no solo de cerca de un millón de mujeres que trabajan como empleadas domésticas en Colombia, sino que también despreció la labor fundamental que ejercen las madres de familia al cuidado del hogar de manera no remunerada. Este personaje olvidó que la vocación de estas últimas de acoger, proteger y acompañar la vida de sus hijos les permite combinar sus responsabilidades laborales con las de la casa, de tal manera que además de organizar la economía del hogar encuentran la manera de dividirse para atender las necesidades de cada uno de los miembros de la familia. Quienes hemos tenido el privilegio de contar con la presencia de nuestras madres en el hogar, somos testigos de su abnegación, entrega, dedicación, esfuerzo, sacrificios, entereza y sabemos del valor de sus enseñanzas que después se verán reflejadas en nuestras vidas. Por otra parte, vale la pena tener en cuenta el valor económico de los trabajos sin remuneración, que, según las cifras reveladas por el DANE en el 2.019, ascienden a 185 billones de pesos por año, de los cuales 47.1 billones corresponden al sector de aseo y mantenimiento del hogar. El DANE también menciona que  “lo generado por personas que no reciben pagos está por encima de sectores claves para el PIB colombiano, tales como el comercio ($300 billones); la administración pública, defensa, educación y salud ($226,3 billones) y la construcción ($162,6 billones), por mencionar los más grandes”. En otro orden de ideas, si hablamos del trabajo de las empleadas domésticas, no podemos desconocer su importancia y valor, ya que en muchas ocasiones además de estar atentas de nuestro cuidado, también brindan atención a nuestros familiares que se encuentran en estado de vulnerabilidad; por ello les debemos todo el respeto y gratitud. Finalmente, considero que la situación actual de las amas de casa y empleadas domésticas exige de parte del Estado mayor compromiso para que se protejan sus derechos y mejoren sus condiciones. Concejal Gloria Díaz Martínez Facebook: @GloriaElsyDiaz Twitter: @gloriadiazm Instagram: gloriadiazmartinez Web: gloriadiaz.co