Clara López: “Primero negociar y  después dar garrote, no al revés”

Clara López: “Primero negociar y después dar garrote, no al revés”

14 de febrero del 2016

Clara López, quien suena como ministra de un gabinete en remodelación, critica al alcalde Enrique Peñalosa y a la policía por los excesos de fuerza contra las protestas en Transmilenio.

Lea también: Disturbios en Transmilenio, la primera prueba de fuego de Peñalosa. ¿Cómo le fue?

-Esto del desafecto que hay, con la falta de buen servicio en Transmilenio, es algo que se va a seguir agudizando. No es factible que usted mueva con articulados de dos o tres cuerpos lo que se necesita en la hora pico en la mayoría de las estaciones de cola, como es la de Banderas, como son las estaciones en el norte de la ciudad, horrible-

¿Qué piensa de las protestas y las reacciones policiales?

Las protestas empiezan despacio, con poca gente y, de buenas a primeras se aglomeran. Entra la Fuerza Pública y entonces ahí sí la confrontación es muy grande y todos aprovechan.

Además: ¿Cómo va Peñalosa en sus 40 días en el cargo?

Desde luego que uno tiene que condenar siempre, y lo condeno, los actos de violencia pero también hay que exigir prudencia por parte de la Fuerza Pública. Uno debe primero negociar y después dar garrote, pero aquí empezaron dando garrote y se quejaban de que ellos habían ido a negociar y no parecía.

También: La opinión de Diego Norea: ¡Peñalosa Presidente!

¿Hubo exceso de la Fuerza Pública?

De lo que yo vi en televisión (no estuve de cuerpo presente entonces es muy difícil valorar en qué orden fueron los acontecimientos) pero uno veía, en una toma que pasaron una y otra vez, una aglomeración muy grande de gente.

No se vio ningún funcionario de chaqueta de la administración buscando con quiénes hacer el diálogo y, de pronto, explotó una granada de aturdimiento y gases lacrimógenos lanzados por la Policía y la gente empezó a gritar, a correr y después vino la pedrera en reacción.

El tema es –prosigue Clara López Obregón- es que la ciudad se había acostumbrado a que primero se dialogaba, la Fuerza Pública siempre tiene que ser el último en intervenir, no en llegardesde luego.

No me pareció muy afortunada la manera como se manejó esa situación, como tampoco lo fue la vez que llegó el Esmad, en vez de Integración Social, al episodio de la señora que murió en plena calle, en la Autopista Norte de Bogotá.

Yo creo que tenemos que recobrar la tranquilidad, el concepto de orden público no es para golpear a la ciudadanía, es para escuchar, atender y encontrar por el diálogo soluciones que no se van a conseguir por la fuerza.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.