Dos Grammys para dos grandes

19 de noviembre del 2010

En la música vallenata hablar de Jorge Oñate, ‘Poncho’ Zuleta y de Diomedes Diaz, es referirse a lo más granado, a la crema y nata. Ellos son los tres vocalistas intérpretes con mayor reconocimiento en la historia de este folclor.

Afortunadamente ya cada uno de ellos posee entre sus logros un Gramófono. La semana pasada la Academia Latina de la Grabación (Laras) otorgó al ‘Jilguero de América’, Jorge Oñate, un Gramy Latino como premio a la excelencia musical; ya ‘El Pulmón de Oro’, Poncho Zuleta, había recibido el primer Gramófono por el álbum Cien Días de Bohemia al lado de su hermano Emilianito.

De ese trío de trayectoria, el único que hacía falta por obtener ese galardón era ‘El Cacique de la Junta’, pero este viernes Diomedes recibió la noticia de que él y Alvarito López se quedaron con el Grammy Latino categoría Vallenato y Cumbia, por su álbum Listo pa’ la foto.

Muchos comentaristas y conocedores del vallenato juran y perjuran  que el Grammy otorgado no fue al álbum Listo pa’ la foto, sino un reconocimiento al aporte en los 35 años de vida artística del ‘Cacique’. Esto no es cierto desde ningún punto de vista, los premios Grammy Latinos, se les entregan a quienes concursas por los álbumes que son calificados por cada miembro activo de la Academia. Lo que si debo expresar de manera contundente este que el trabajo de Diomedes, si bien no es el mejor de su vida artística, por obvias razones, es un muy buen cd, cosa que ya dije en su oportunidad y que hoy reitero.

Vale la pena resaltar que el nivel de los nominados estaba muy parejo, especialmente la competencia entre Listo pa’ la foto, Te regalo mis triunfos y El nobel del amor, lo que sencillamente ocurrió es que a los miembros de la Academia les gustó más el trabajo de Diomedes, cosa que a mi juicio también tuvo visos de solución salomónica, teniendo en cuenta que a Jorge Oñate ya se le había designado como un homenajeado con el premio a la excelencia musical, ese si por sus 40 años de vida artística y su trayectoria.

Desafortunadamente ni Álvaro ni Diomedes pudieron asistir al majestuoso Mandalay Events Center de Las Vegas E.U para recibir el premio. Eso no quita que el el folclor Vallenato se encuentre de plácemes por este reconocimiento a dos vidas dedicadas a alegrar el alma de muchos colombianos por medio del folclor más representativo de la patria.

Esta debe ser una motivación más para que El Cacique inicie la reestructuración de su vida personal y artística que sus seguidores tanto esperamos y anhelamos, para que sus áulicos no le sigan celebrando sus malas actuaciones y más bien lo ayuden a mejorar en el cumplimiento de sus obligaciones contractuales, en el cuidado de su salud y especialmente en la relación con los medios y con sus seguidores, que se debe dar en el marco del respeto y la cordialidad y no de chabacanería y groserías.

Estos dos cantantes vallenatos (Oñate y Diomedes), suman más de 75 años de vida artística y han cosechado los más grandes éxitos en la música colombiana. Bien justo y merecido que tienen en las postrimerías de sus carreras, recibir estos galardones internacionales.

Así como muchos han lamentado históricamente la injusticia que Juan Humberto Rois se fuera a la tumba sin ser Rey del Festival de la Leyenda Vallenata, no sería justo que estos tres colosos de nuestra música no tuvieran entre sus logros las insignias del premio hasta hoy más importante que se otorga a un artista vallenato, lo tienen más que ganado.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO