ELN: ¡Lo mismo que ayer!

27 de febrero del 2013

El 12 de abril de 1999, la noticia del secuestro del avión de Avianca que hacía la ruta Bucaramanga- Bogotá tomó por sorpresa al país y al gobierno del entonces presidente Andrés Pastrana, quien adelantaba gestiones de paz con el grupo criminal de las FARC. En ese momento, el ELN secuestró a 41 pasajeros, algunos de ellos extranjeros, y 5 tripulantes. Vaya casualidad, el Presidente de turno hablaba de paz con el secretariado de las FARC y parece ser que el ELN quería llamar la atención.

Casi 14 años después de los hechos, parece que la historia vuelve a repetirse, los señores de las FARC hablan de sus anchas con el gobierno en La Habana y el ELN comienza su ola de ataques y secuestros. ¿Casualidad? Ahora tienen en su poder a dos alemanes y un canadiense.

¿Qué pretende el ELN si quiere hablar de paz? ¿Por qué secuestrar a inocentes civiles extranjeros?

Todos sabemos que Colombia merece urgentemente la paz, pero no es a través de ese camino, cometiendo delitos de lesa humanidad, atacando poblaciones e intimidando a los civiles que se podrá conseguir el objetivo de reconciliación.

Si han de querer llamar la atención, que comiencen haciendo hechos diferentes, más no sembrando más terror, del que ya estamos indignados los colombianos, durante las dos últimas décadas y eso sin mencionar los años anteriores.

Al igual que en Cuba, llevamos más de 50 años de terror de un supuesto comunismo e influencia del mismo en América Latina, que solo ha servido para desintegrar más a las naciones, ahondar las diferencias sociales y aumentar el cuento de la supuesta brecha entre ricos y pobres, discurso farandulero y politiquero que cada vez goza de menos credibilidad.

En Colombia parece que estamos regresando en la máquina del tiempo, al pasado, estos últimos meses, hemos retrocedido una década, al recordar episodios con víctimas diferentes en nombres, pero al mismo tiempo, inocentes civiles, usados como marionetas para fines oscuros.

¿Seguimos en lo mismo? ¿Más de lo mismo?  ¿Cuánto tiempo más estamos dispuestos a tolerar que nos ofrezcan el mismo libreto desgastado y el cuento  de querer hacer la paz?

¿Será que en los próximos 10 años tendrán fuerzas los legendarios guerrilleros para seguir al mando de sus hombres, o pasarán la historia como quiénes pensaron dar el paso para el cambio de ellos y de Colombia, pero simplemente se quedaron en el intento?

@g_rodriguezm

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.