Los 80 de José Antonio

Los 80 de José Antonio

21 de Agosto del 2016

José Antonio Vergel acaba de cumplir 80 años, para regocijo de su familia y sus amigos. Y en Ibagué, ciudad que ha sido parte de su escenario de luchas culturales y artísticas por una nación mejor.

Recuerdo que cuando regresó de Moscú en 1991, en donde residió por diecinueve años, varios amigos decidimos hacerle una fiesta de bienvenida.

Queríamos conocer de cerca ese mundo de la Europa oriental, tan opuesto al lado occidental de la cultura y eje de la vida intelectual de nuestro entorno, así como al hombre que había logrado ser parte de ese universo que para nosotros se convertía en admiración y al mismo tiempo en desconocimiento. Dos años antes, 1989, había caído el Muro de Berlín.

Yo no lo conocía personalmente, pero su nombre resonaba en la intelectualidad colombiana, bien por su actividad periodística en la Unión Soviética de entonces, bien por su dedicación al estudio de la poesía del Tolima y de Colombia.

Mi casa, ubicada entonces en el barrio Cedritos de Bogotá, hoy uno de los más populosos de la capital, fue escenario de ese cálido homenaje de bienvenida.

Pocos años después, 1998, me trasladé a la ciudad de Ibagué, donde se estrechó nuestra amistad.

Reconozco que nos hermanamos porque hay en él una necesidad de activismo cultural, de ayudar a visibilizar las producciones artísticas de su región, que admiro profundamente.

Tal vez resultado de ello, por ejemplo, sea su estudio “Martín Pomala: su sangre y su canto” (ensayo,1990), y sus cuentos, “La casa maldita” (2002), que son una manera de hacer vivir la memoria de su pueblo en un tiempo en que la memoria poco importa.

Ambos libros son ejemplo de su trasegar por este mundo donde ha ido dejando su pensamiento y su producción literaria.

Recordemos que José Antonio Vergel nació en la Arada, corregimiento del municipio de Alpujarra, Tolima, en 1936. De ahí se trasladó a Bogotá, donde estudió Filosofía y Letras en la Universidad Javeriana y Filología en el Instituto Caro y Cuervo. Luego voló a Moscú, donde ejerció el periodismo, como redactor literario en la agencia de prensa Novosti y en la editorial Progreso.

Ha publicado también “Lumbres secretas” (poemario, 1991) y “Rutas sin recompensa” (antología poética, 2010).

En estos libros está el alma de este hombre que regresó de Moscú y conocí en mi casa, pleno de proyectos y ansioso de entregarle al mundo su experiencia.

Son 80 fructíferos años que José Antonio acaba de cumplir, rebosante de ideas, de libros escritos y por escribir, de proyectos para dinamizar el accionar de la cultura tolimense y nacional. Y al lado de Cecilia Rojas, poeta de grandes calidades.

Mis respetos por tanta vida, tanta lucha y tantos sueños.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.