Vancouver, la ciudad rebelde

8 de noviembre del 2014

“Un trabajo articulado entre gobierno y sector privado posiciona a la ciudad como potencia ambiental.”

Amanda Pitre-Hayes, directora de Sostenibilidad de Vancouver, Canadá, estuvo en un evento de la Universidad Central hablando sobre ciudades sostenibles. Reproducimos un texto que resume varias ideas sobre el tema tratado.

Por Jorge Chaparro

JorgeChaparro1

Ubicada entre el estrecho de Georgia y las Montañas Costeras del suroeste de Canadá, una ciudad capta la atención internacional por su compromiso ambiental, la planificación de sus políticas de desarrollo sostenible y la absoluta convicción de convertirse en la ciudad más verde del mundo para 2020. Vancouver sin duda es la ciudad del color esperanza.

Sus habitantes son ejemplo de participación y pertenencia, así se evidenció en el año 2009 con las más de 9.500 propuestas ecológicas que personas del común compartieron con un panel de expertos investigadores interesados en conocer prácticas sostenibles de fácil implementación.

La Hoja de Ruta

Pero no todo se quedó en nobles intenciones; la administración local de Vancouver supo interpretar el interés de su comunidad por disminuir los efectos inciertos del cambio climático, y en asocio con el sector empresarial dieron forma a Greenest city 2020”, el plan de acción que será su brújula para conseguir este ambicioso plan en un mediano plazo.

La consigna de este plan de acción podría ser: “Todo es verde”. El transporte, la construcción, la economía, los empleos; la visión es integral en este sentido. El ayuntamiento de Vancouver incentiva el uso de la bicicleta y defiende ante todo los espacios públicos, con el fin de convertir los trayectos peatonales en verdaderas experiencias de integración cultural, bajo un ambiente natural y seguro.

“Hemos aprendido que es importante ofrecer muchas alternativas. Por eso la construcción de zonas peatonales, vías para transitar en bicicleta, las bicicletas públicas, el carro compartido y la buena infraestructura de transporte público son la prioridad de nuestra ciudad”, asegura Amanda Pitre-Hayes, directora de Sostenibilidad de Vancouver.

Los esfuerzos urbanísticos de la ciudad están orientados en la creación de barrios compactos, cercanos a los centros económicos e industriales. Hablamos de construcciones diseñadas para llevar al máximo la eficiencia energética, financiadas por el contribuyente, quien en poco tiempo se beneficia por la reducción en costos de las facturas.

“Para satisfacer la creciente demanda de vivienda, nuestro objetivo es aumentar la densidad cuando sea posible, a través de una variedad de métodos: Torres Condominio en barrios adecuados para ello como los del centro de la ciudad, y los proyectos de densificación tales como la ampliación planificada de las casas aprovechando el espacio destinado a los patios en los barrios residenciales”, agrega Pitre-Hayes.

Un aspecto determinante del plan de acción es el modelo sistémico con el que afrontan diversas problemáticas; comida, aire y agua, por ejemplo, son abordados de manera integral. La administración de la ciudad es consciente de la necesidad de mejorar las condiciones de trabajo de quienes cultivan los alimentos, así mismo, reducir la distancia que recorre la comida de la granja a los comedores. Adicionalmente, la ciudad tiene como propósito disminuir gradualmente el uso de combustibles fósiles en las tierras aptas para la producción, protegiendo la diversidad y las fuentes de agua que abastecen a Vancouver.

¿Empleos verdes?

En Vancouver se han tomado muy a pecho cumplir con el Programa Ambiental de las Naciones Unidas, que promueve la creación de puestos de trabajo que contribuyan sustancialmente a preservar y restaurar la calidad del medio ambiente.

Un trabajo verde comprende, desde el profesor de primaria que promueve la conciencia ambiental de los alumnos, pasando por el operario que separa residuos para reciclaje, hasta personas en situación de discapacidad o residentes con barreras de idioma que no cuentan con preparación técnica, los cuales son capacitados.

Algunas Cifras

Debemos considerar quecuenta con una población de 603.502 habitantes, que la constituyen en el área metropolitana más grande del oeste canadiense y la tercera en el país después de Toronto y Montreal. Actualmente, el 93 % de la electricidad de la ciudad se genera a partir de fuentes renovables.

La ciudad también planea la plantación de 150.000 nuevos árboles, de los cuales, el 36% (54.000) estarán ubicados en terrenos privados.

Vancouver 2020 Action Plan en Bogotá

En momentos en los que las grandes potencias del mundo se rehúsan a firmar tratados ambientales, la experiencia de Vancouver puede considerarse rebelde en el mejor sentido de la palabra; sus promotores no ahorran esfuerzos en socializar con las comunidades académicas su plan de acción.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO