Benito Juárez, el héroe de México

21 de marzo del 2018

Liberó a México del imperio Francés y fue presidente hasta su muerte.

Benito Juárez

Benito Juárez fue presidente de México al final de su vida, pero su carrera política lo puso en los momentos más álgidos de la historia mexicana. Por eso su memoria despierta amores y odios entre los mexicanos.

Nació hace 212 años, un 21 de marzo de 1806, en la ciudad de Oxaca, hijo de Marcelino Juárez y Brígida García. La ascendencia de Benito Juárez es indígena. Habló hasta su adolescencia la lengua indígena más popular de México: la oxaca.

Quedó huérfano a muy corta edad y tuvo que viajar para trabajar junto a su hermana Josefa en el cuidado y atención de una familia muy adinerada. El dueño de la casa se llamaba Antonio Maza. A una de esas reuniones llegó el presidente Antonio López de Santa Anna.

Algunos biógrafos apuntan a que la relación de odio entre ambos podría deberse a que Santa Anna no toleraba que el indígena que lo atendió en su visita se convirtiera luego en presidente del país.

Con la ayuda del sacerdote Antonio Salanueva, Benito Juárez pudo terminar sus estudios de primaria y de Derecho, y junto a su tío aprendió a hablar español. Al poco tiempo de graduarse como abogado, obtuvo un puesto como magistrado en la Corte de Justicia del Estado.

De esa forma siguió ascendiendo hasta convertirse en diputado federal por el estado de Oxaca, donde logró crear caminos de comunicación vial y un mapa de la ciudad para poder determinar el territorio. Tras esto, fue nombrado en 1846 como diputado federal del Congreso Constituyente. Ese camino lo condujo a la Presidencia.

Como secretario de Justicia, y dado su papel de reformador constituyente, incluyó leyes de reforma en las que se ordenaba retornar todos los bienes de la Iglesia a las arcas de la nación y separar los poderes del clero del Estado. Eso desató la furia de los conservadores que desencadenaron la llamada Guerra de Reforma.

Por la crisis, Benito Juárez fue proclamado presidente en 1961. Por la guerra civil que enfrentaba a conservadores con los reformadores, tuvo que suspender el pago de las deudas que había adquirido con los reinos de Gran Bretaña, España y Francia.

Las coronas desembarcaron tropas de inmediato en México y tuvo que negociar, pero solo pudo convencer a Gran Bretaña y a España. El emperador Napoleón III no aceptaría sus excusas y envió a Maximiliano para proclamarlo emperador de México.

Tras esto, Benito Juárez dirigió una mítica lucha contra las tropas francesas con el fin de liberar a México. Al lograr la supremacía militar, Juárez no aceptó la claudicación de Maximiliano y ordenó su muerte, a pesar de que hasta el escritor Víctor Hugo imploró por la vida del perdedor.

Para evitar una nueva crisis, Benito Juárez le eliminó el fuero a la Iglesia y a los militares, se negó a vender parte del territorio a los americanos, redujo el Ejército y reorganizó la situación económica del país. Su gobierno terminó en 1872, año en que fue reelecto, pero no pudo continuar con otro periodo porque una angina de pecho le fue diagnosticada el 8 de julio de ese año, enfermedad que poco después acabó con su vida.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO