Flora Tristán, una de las fundadoras del feminismo

Publicado por: admin el Sáb, 14/12/2019 - 06:08
Sharekyk
La escritora y feminista Célestine Thérèse Henriette Tristán y Moscoso Lesnais, conocida como Flora Tristán, nació en París el 7 de abril de 1803. Hija del coronel peruano de la armada españo
Flora Tristán, una de las fundadoras del feminismo
La escritora y feminista Célestine Thérèse Henriette Tristán y Moscoso Lesnais, conocida como Flora Tristán, nació en París el 7 de abril de 1803. Hija del coronel peruano de la armada española, Marino Tristán y Moscoso y la francesa Anne Laisney, tuvo una excelente infancia en la que no le faltó nada. [single-related post_id="1224382"] Sin embargo, cuando tenía cuatro años su padre murió. Esa situación llevó a la familia de Flora a perder su posición social. Al reclamar sus derechos, la familia de Tristán no fue reconocida por el estado francés revolucionario por lo que no tuvieron acceso a ningún beneficio y resultaron sumidos en la pobreza. Debido a la difícil situación por la que atravesaban, la joven siendo menor de edad empiezó a trabajar en una litografía. A los 17 se casó con el dueño del lugar en el que laboraba y posteriormente la pareja tuvo tres hijos. El matrimonio no fue lo que Flora esperaba por lo que empiezó a cambiar de pensamiento frente al mismo. Dejó a su esposo y se fue a trabajar como empleada en casa de familia, desde ese momento inició una lucha legal por la custodia de sus hijos. Todas las experiencias difíciles por las que pasó Flora, con el padre de sus hijos y quienes se cruzaron en el proceso legal de la lucha por la custodia de los menores, hizo que la escritora empezara a tener una actitud revolucionaria. Fue en ese momento en el que empezó a promover el feminismo. En su lucha por seguir adelante, la mujer viajó por diferentes países desarrollando labores de todo tipo. En el año 1833, siendo aún muy joven, decidió viajar a Perú para reclamar la herencia que su padre le había dejado. Sin embargo, lo único que se le otorgó fue una pensión mensual. Tras vivir en carne propia la guerra civil en el país latinoaméricano, Flora se declaró defensora de los Derechos Humanos y libertades de la clase obrera y la mujer. A pesar de sus viajes por varios países y la lucha contra los abusos del padre de sus hijos, la escritora no dejó de ser acosada por el mismo. En una ocasión el hombre le propinó un disparo que aunque no acabó con su vida, la dejó mal herida. Debido a esa situación las autoridades tomaron partido y detuvieron al padre de los hijos de Flora. Durante su trayectoria como escritora y defensora de los derechos, Flora desarrolló obras como: Peregrinaciones de una paria, Selección de Cartas, una recopilación de cartas del Libertador Simón Bolívar, Unión Obrera, entre otros escritos en los que defendió, además, el divorcio. En 1844, con solo 41 años de edad, la infección del tifus terminó con la vida de una de las fundadoras del feminismo temprano.