John Milton

7 de noviembre del 2010

El poeta inglés quedó ciego en 1652, por lo que tuvo reproducir su obra literaria con ayuda de un asistente. Es catalogado como el poeta inglés más importante después de Shakespeare. De joven quiso ser religioso, es tal vez por esto que en su mayoría sus obras tiene un enfoque religioso y cósmico. La mayor […]

John Milton

El poeta inglés quedó ciego en 1652, por lo que tuvo reproducir su obra literaria con ayuda de un asistente. Es catalogado como el poeta inglés más importante después de Shakespeare.

De joven quiso ser religioso, es tal vez por esto que en su mayoría sus obras tiene un enfoque religioso y cósmico.

La mayor parte de su educación la recibió en su casa con tutores que le enseñaron las lenguas clásicas. Estudió por poco tiempo en la Universidad de Cambridge, en donde compuso En la mañana de la natividad de Cristo.

El Paraíso perdido, una de sus obras maestras, expone la poesía cristiana, el pecado de Adán y Eva. Otras de sus obras fueron, El soneto Sobre Shakespeare, Tiempo, Una música solemne, Comus, Lycidas, entre otras.

Nació en Londres el 9 de diciembre de 1608, murió el 8 de noviembre de 1674.

El paraíso perdido (fragmento), John Milton

El hombre recibió en su nacimiento
De mí, entre otros, dos grandes beneficios,
A saber, que feliz e inmortal fuera.
Perdida ya su dicha, si siguiera
Siendo inmortal, sería su tormento
Interminable: así, por piedad pura,
Le he señalado un término en que muera,
Y breve: si él aprovecharlo sabe;
Si a mis preceptos leal, triunfa glorioso
En el combate cruel, está segura
Su recompensa para cuando acabe.
Al salir, como el oro refinado,
Del crisol doloroso
De las tribulaciones que ha pasado,
Su alma sublime, suelta
Del inocente barro en que está envuelta,
Pasará a un lugar puro sin tardanza,
Por la calma habitado y la esperanza,
Hasta que llegue el venturoso día,
En que mis numerosos escogidos
Completen nuestra corte reunidos.
El Cielo ha visto ya su rebeldía
Castigada, y la tierra delincuente
La pena ha de sufrir correspondiente.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO