Murió Elkin Obregón, la mano de los invasores

Publicado por: erika.diaz el Lun, 25/01/2021 - 09:17
Share
El caricaturista y poeta Elkin Obregón, patrimonio paisa por su arte arriesgado, murió en la noche del sábado. Kienyke recuerda su vida y obra.
Murió Elkin Obregón, la mano de los invasores

Las viñetas son un arte cómico, arriesgado y mirado con condescendencia entre quienes prefieren actividades mejor remuneradas y más serias. Los cómics son vistos como una afición infantil cuyos seguidores no son tomados en serio. Si esto es realidad en la Colombia y el mundo actual, era más contundente en el mundo de Elkin Obregón en los dolorosos años 70 y 80. 

Aún así, el artista paisa se atrevió a publicar Los invasores, una viñeta enmarcada en la época de la conquista de América que buscaba contar con humor las historias de los invadidos y los colonizadores. Los diarios El Mundo y El Colombiano las acogieron por veinte años y Elkin Obregón se convirtió en uno de los exponentes más respetados de este género.

Si los artistas de la caricatura hoy se sostienen de la difusión en redes sociales, de la venta de mercancías y de la buena voluntad de los patrocinadores, en aquel entonces se sostenían de la constancia y la suerte, porque las puertas de los periódicos son estrechas y entre sus hojas estaba el único hogar posible de las viñetas. En el caso de Elkin Obregón, quien lo descubrió y lo introdujo a las rotativas paisas fue Darío Arizmendi.

Este filósofo de profesión también era muy respetado por su gusto por la música, los toros, sus cálidas charlas con sus entrañables amistades y sus opiniones, que fueron publicadas en las columnas Desde Palinuro y Caído del zarzo

El artista murió a la edad de 80 años, muchos años después del final de su seriado, en el que alcanzó a publicar cerca de 600 tiras cómicas. Un paro cardiorrespiratorio acabó con su vida; según los allegados, quienes detectaron algunos achaques en su cuerpo fumador y experimentado, era una noticia que se veía venir. Eso no quita el pesar que produce la partida de uno de los mejores exponentes del trazo —sin Illustrator— y el punchline en Colombia.

Así lo despidió la revista Universo Centro, donde publicó la columna Caído del zarzo hasta el final de sus días.

Siga a KIENYKE en Google News