Omar Rayo y el arte geométrico en Colombia

7 de junio del 2017

En 1981 inauguró en su ciudad natal Roldanillo, el Museo Rayo de Dibujo y Grabado Latinoamericano

Omar Rayo y el arte geométrico en Colombia

Foto: Facebook

Omar Rayo se destacó como uno de los mejores pintores, caricaturistas e ilustradores a finales de la década de los cuarenta en Colombia. Su formación fue autodidacta y decidió iniciar su carrera ejerciendo la caricatura.

Rayo nació el 20 de enero de 1928 en Roldanillo, Valle del Cauca. Fue el hijo primogénito de Vicente Rayo y María Luisa Reyes. Cursó por correspondencia sus primeros estudios de dibujo.

“Viendo los periódicos, se encontró ocasionalmente con un recorte de prensa que decía: curso de dibujo por correspondencia. Empezó a enviar bocetos y dibujos de personajes que había hecho antes y le devolvieron los mismos dibujos pero ya calificados”, mencionaron en el programa Documentales Nacionales de Señal Colombia.

Se desempeñó como caricaturista en los periódicos y revistas de Cali y Bogotá, El Siglo lo contrató para dibujar las caricaturas de los participantes de la IX Conferencia Panamericana.

En Bogotá, frecuentaba el café El Automático y allí se relacionó con intelectuales de la época como León de Greiff, Luis Vidales y Jorge Zalameda. Entre 1948 y 1953 realizó varias exposiciones y alcanzó a tener renombre en el mundo artístico de la capital.

En 1953 tuvo la oportunidad de estudiar en Madrid por una beca. En el café El Automático el pintor comentó: “el embajador me dijo: tengo una beca para que estudies en la Academia que queda debajo del Museo El Prado. Yo después de una reflexión de cinco minutos le dije; señor embajador yo no puedo aceptar esa beca porque yo me voy para América Latina”.

En 1954 inició su viaje por el continente; la travesía duró cuatro años. Visitó Ecuador, Perú, Brasil, Uruguay, Argentina y Chile. Su esposa Águeda Pizarro, comentó que “fue un viaje de aventura de un hombre joven. Dejó atrás todo y fue con muy pocos recursos”.

Este viaje fue algo decisivo para su carrera. Las figuras precolombinas lo llevaron a interesarse en el arte geométrico que definió sus obras. En las capitales de los países produjo y expuso sus pinturas. Luego regresó a Colombia para exhibir su nueva producción y preparó el viaje a México.

Vivió en el país azteca de 1959 a 1960 y luego se radicó en Nueva York, donde su obra recibió reconocimiento internacional. En 1970 obtuvo el primer puesto del Salón Nacional de Artistas de Colombia, incluso se hizo merecedor del premio especial en la Primera Bienal de Grabado Latinoamericano en San Juan de Puerto Rico.

Las obras de Omar Rayo presentan series de cintas y bandas entrelazadas que van y vienen unas sobre otras, y que aparecen y vuelven a desaparecer. Estos patrones producen efectos ópticos que dan la impresión de un grado de abstracción.

En 1981 inauguró en su ciudad natal, Roldanillo, el Museo Rayo de Dibujo y Grabado Latinoamericano. El recinto fue diseñado por el arquitecto mexicano Leopoldo Goout; allí se exponen dos mil cuadros del pintor y 500 obras de diferentes artistas latinoamericanos.

Se pueden encontrar diferentes módulos como las exposiciones permanentes y las itinerantes. Una biblioteca, un taller de artes gráficas y un teatro con capacidad de hasta 150 personas. Rayo le dedicó a su esposa la serie “Agedóptero en la red” (1996).

Del mismo modo le destinó a su hija “Los juguetes de Sara”(1980) y “Coleopsara” (1990). A su nieto “Los juguetes de Mateo” (2007). Omar Rayo realizó más de 200 exposiciones en Japón, Hungría, Polonia, Alemania, Noruega, Francia, España, Italia, Estados Unidos, Costa Rica, Puerto Rico, México, Venezuela, Ecuador, Perú, Chile, Brasil y China.

El pintor y escultor falleció el 7 de junio de 2010 a sus 82 años en la clínica Valle del Lili de Cali, fue trasladado allí debido a un infarto que sufrió en su casa en el municipio de Roldanillo. El 20 de enero de 2012, con motivo del aniversario de su nacimiento Google realizó un homenaje al artista colombiano.

 

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO