Robinson Castillo

Comunicador Social-Periodista de la Universidad Autónoma del Caribe de Barranquilla, con Maestría en Comunicación Política de la Universidad Externado de Colombia y Consultor internacional en Comunicación Parlamentaria. Columnista, escritor y convencido de la acción mediática reiterada, como método esencial del posicionamiento de marcas.

Robinson Castillo

Aunque muera, una mamá nunca se va

Lo mejor de una mamá es que es para siempre. Ni la muerte la puede separar de sus hijos, por alguna razón que no puedo explicar con algún mínimo asomo de lógica, hay un lazo indestructible que nos mantiene unido a nuestra progenitora. Nunca se va.

La mamá no se va. Es un vínculo espiritual, de nuestro pensamiento nunca sale, es como si de forma ininterrumpida la tengas dentro de ti, guiándote aún, esforzándose por seguir protegiéndote, dándote la bendición como de costumbre. Ni la muerte nos separa.

Es un amor inmortal. Aunque no la vea, llena el espacio que ocupó cuando estaba viva,  se extraña el contacto físico del abrazo más poderoso, sincero y tierno del mundo, la sensación cierta es que la presencia de mamá es absoluta, invencible. 

Ni la muerte acaba con el amor de madre. Lo tengo absolutamente claro, incluso cuando la vi por última vez, presentí que no era el fin de nada, sino el comienzo de todo, se le notaba el cansancio de su presencia terrenal y esperaba ese siguiente paso que todos en algún momento daremos.

La muerte de una mamá cambia la vida por completo. Al principio la sensación de vacío parece incurable, va uno como en caída libre, solo te detiene el amor de ella, como si te susurra al oído: “Estoy bien, sigue adelante”. Y corresponde seguir.

Y la vida tiene altos y bajos. Entonces la madre te invita a que no te distraigas, el diálogo con ella fluye sin parar, incluso más que una llamada telefónica, ésta se puede cortar, pero la comunicación espiritual, jamás. La mamá es para siempre.

´Amor constante más allá de la muerte´ se titula un poema de Francisco de Quevedo, y sí, no hay nada más certero e incuestionable. Esa es la realidad pura, el cariño de mamá no se detiene, ni con el fallecimiento es posible. Su posterior mano invisible está tendida sin cansancio. 

Eso que llaman ´El más allá´ no debe ser peor sino distinto. Hay que admitirlo, se llora mucho y lo que es peor, por dentro, la ausencia de una madre, pero el tiempo va entregando consuelos inexplicables, frente a la aparición súbita del diálogo indomable con ella. La conexión espiritual, esa que nunca se acaba.

Me acompaña la convicción inequívoca de que la muerte de mi mamá no me separó de ella. Aunque a veces quisiera ser otra vez niño para estar en sus brazos, pero tengo perfecto dominio de su presencia. Este domingo día de las madres, no la quiero imaginar, ella es más real que nunca. 

Creado Por
Robinson Castillo
Más KienyKe
El rapero bogotano presentó en KienyKe.com, su nueva producción en la que toca temas espirituales y personales.
La Miss Universe Región Andina, habló con KienyKe.com sobre su aspiración por la corona y sus proyectos sociales.
'Mr. Taxes' es uno de los funcionarios más mediáticos del gobierno Petro. Esto le contestó a Kienyke.com, a propósito de su faceta familiar.
Conozca qué es el Día de la familia y cómo debe solicitarlo a su empresa en Colombia.
Kien Opina