El decálogo de Petro y el Chocó

9 Agosto 2022, 11:15 AM
Share
Creado Por
Edubar Arango
"El decálogo de Petro en su compromiso numero 7, habla de la corrupción. Ese cáncer que ha carcomido al país desde hace décadas".

El pasado domingo 7 de agosto, tal cual estaba previsto, se realizó la posesión de Gustavo Petro como presidente número 60 de los colombianos.

El pomposo evento, que costó exactamente $3.571 millones de pesos, contó con invitados internacionales, jefes de estado y varias “ceremonias espirituales ancestrales” con los pueblos afros e indígenas y hasta tuvo su episodio curioso, cuando Petro como primera orden, ya posesionado como Presidente, mandó a buscar la espada de Bolívar. La misma que cuando fue guerrillero del grupo M-19, él y sus camaradas “tomaron sin permiso” y que el Presidente Duque se había negado a “prestar” para la ceremonia.

Pero no nos metamos en esos intríngulis. Petro y Duque que cuadren, y más bien analicemos los retos que tendrá el nuevo mandatario para con el Chocó. Y es que este departamento, le aportó a Petro la media bobadita de 127.846 votos, o sea, el 81,94%, en las pasadas elecciones presidenciales en segunda vuelta. Un hecho sin precedentes, pues la verdad yo en particular, no tenía ni idea que en el Chocó hubiera tanto izquierdoso.

Pero volviendo a la posesión, el recién elegido presidente de Colombia, en su discurso, habló de “su decálogo”, 10 compromisos que pretende adelantar durante su mandato y que aterrizaremos a nivel Chocó, para así, tratar de articularnos con el discurso nacional y poder direccionar a esta región que tanto lo necesita con las políticas de #PetroGustavo.

  1. “Trabajaré para conseguir la paz, vamos a cumplir con el acuerdo de Paz y a seguir con las recomendaciones del informe de la comisión de la verdad”, dijo eufórico Petro en su discurso, y ojalá lo haga, porque cinco años después de la firma del Acuerdo con las FARC, la promesa de tranquilidad sigue lejos de cumplirse para esta región tan duramente afectada por el conflicto de las últimas décadas. En definitiva, la guerra está de vuelta en el Chocó y esto ha producido la peor crisis humanitaria de los últimos quince años, según cifras de la Defensoría del Pueblo.

Para los grupos armados, el Chocó es atractivo por sus rutas fluviales (lo cruzan tres ríos), por su frontera con Panamá y por el fácil acceso a los dos océanos. La escasa presencia de las instituciones facilita los movimientos clandestinos. Y aunque esta realidad no ha cambiado desde la firma del Acuerdo, según un analista de la zona, “nunca ha habido tantos hombres armados como ahora”.

  1. “Cuidaré de nuestros abuelos y abuelas, nuestras niñas y niños, de las personas con discapacidad, de las personas a las que la sociedad ha marginado”, bueeeno, se evidencia, la existencia de políticas y programas que favorecen al adulto mayor en el Chocó, sin embargo, se puede observar también la falta de control y seguimiento por parte de las autoridades reguladoras.

Diversos estudios han identificado factores que determinan el abandono al adulto mayor, siendo la capacidad económica y la funcionalidad del familiar, los aspectos que más inciden en su futuro.

Así mismo, sucede con la niñez y aunque el nuevo director del ICBF Regional Chocó, Darwin Yesid Cuesta, viene haciendo ingentes esfuerzos para procurar los derechos a los más pequeños, aún tiene muchos retos y desafíos que sobrepasar, producto de administraciones anteriores que hasta la Bienestarina destinada para aumentar la nutrición de los niños, era negociada como alimento para cerdos.

En cuanto a las personas con discapacidad, el Ministerio de Salud y Protección Social desarrollaron, en el 2016, un proyecto con el objeto de implementar una estrategia de fortalecimiento del Sistema Nacional de Discapacidad –SND para mejorar la participación de las organizaciones en cada uno de los niveles del Sistema. La estrategia se ha quedado corta en el Chocó, pero esperamos que la nueva ministra de Salud, Carolina Corcho, por su perfil de médica, Psiquiatra y politóloga, imponga la empatía, la mística y el humanismo que los que toman el juramento hipocrático requieren.

  1. “Gobernaré por y para las mujeres...”. Con la creación del Ministerio de la Igualdad, coordinado por la Vicepresidenta Francia Márquez, el presidente Petro pretende enfocarse hacia una política pública que valore a las féminas, las empodere y las valore.

Colombia ha avanzado en materia de equidad de género, especialmente en la creación de un marco legal y de política pública que busca garantizar los derechos humanos de las mujeres. Sin embargo, en el Chocó, aún existen desafíos para lograr la igualdad real para las niñas y las mujeres, y para las personas con identidades diversas. En este sentido, es necesario promover relaciones igualitarias desde temprana edad para que niños y niñas crezcan y aprendan en entornos que promuevan el reconocimiento de la diversidad y del otro como un igual que merece respeto.

  1. Los puntos 4 y 5 tienen que ver con la construcción de un Gran Acuerdo Nacional donde se dialogue y se escuche con todas y todos, a través del diseño de dinámicas y mecanismos en el que todos y cada uno de los ciudadanos de este país sienta que tiene un gobierno que lo escucha.

Estos dos compromisos son súper importantes para el Chocó, una región donde al de a pie se le trata como ciudadano de tercera categoría, se minimiza y se le ponen miles de talanqueras a su desarrollo socio económico.

  1. ….

  2. “Defenderé a los colombianos y colombianas de las violencias y trabajaré para que las familias se sientan seguras y tranquilas”.

En el punto 7, Gustavo Petro hace énfasis en la situación de violencia que vive el país.

Se espera que, con la creación de una estrategia integral de seguridad, los focos violentos, a lo largo y ancho de la geografía colombiana, sean identificados y así poder aplicar soluciones a esta grave problemática.

En Quibdó, capital del departamento del Chocó, paradójicamente, se presenta un recrudecimiento de la violencia, luego del anuncio del ex ministro de Defensa, Diego Molano, sobre una intervención militar y policial en la capital chocoana para desmantelar esas estructuras ilegales que tendrían vínculos con grupos armados organizados como el ELN y el Clan del Golfo.

Se esperaba que unos 196 policías de operaciones especiales de antiexplosivos, de inteligencia y de judicialización comenzaran a operar en seis barrios con 25 puntos. Sin embargo, para los expertos en seguridad estas acciones no han sido suficientes.

En el Centro de Estudios sobre Seguridad y Droga (CESED) de la Universidad de Los Andes, consideran que la situación en Quibdó es muy compleja y similar a lo que está pasando en Tumaco y Buenaventura. La violencia urbana va más allá de la delincuencia común.

En la Villa de Asís, la violencia es parte de un proyecto de control territorial con nexos a grupos armados que trascienden las fronteras locales y, por eso, el Gobierno Petro, debe entender las dinámicas criminales en los barrios de Quibdó con estas organizaciones, para determinar si hay una ‘gobernanza criminal’ y realizar intervenciones efectivas.

Igualmente, la situación de los tres Baudoes, Bojayá, los municipios de la costa pacífica, que se convirtieron en corredores para mover droga y armas, deben ser focalizados y priorizados para así, poder recuperar el control del estado y que vuelva la paz y la tranquilidad en esos territorios.

  1. “Lucharé contra la corrupción, con mano firme y sin miramientos. Un gobierno “Cero tolerancias”. El decálogo de Petro en su compromiso numero 7, habla de la corrupción. Ese cáncer que ha carcomido al país desde hace décadas y que en el Chocó ya hizo metástasis, infectando casi todas las instituciones.

Recuperar la confianza perdida que los chocoanos tenían de sus instituciones y de los organismos de control será coyuntural. El ejercicio de gobernar no debe estar sujeto a cuanto me voy a robar. Paradójicamente esas malas praxis en vez de alejar a los ciudadanos de la política, los motiva mucho más para aspirar, pues no solo ven en los cargos públicos, la forma más fácil de llegar al poder, sino también una vía rápida para el enriquecimiento a costa de los dineros del estado, que en últimas son del pueblo.

  1. En el compromiso número 8, el Presidente Gustavo Petro habla de la importancia de la biodiversidad y la protección del medio ambiente

El Chocó, uno de los departamentos más ricos en biodiversidad a nivel mundial, tanto que, se ha encontrado que, en la selva húmeda tropical del Chocó biogeográfico, en un metro cuadrado, hay más variedad biológica que en un kilómetro cuadrado de un país europeo, requiere con urgencia, de políticas ambientales contundentes, pero mucho más de personas capacitadas para el manejo de los entes ambientales, que se ocupen de verdad de la explotación indiscriminada de la minería, de la tala irresponsable de nuestra riqueza natural más importante como es la madera y de proyectos pesqueros viables y sobre todos rentables, que permitan una economía solidaria que beneficie a las regiones y obviamente a sus habitantes.

  1. En el punto 9 del decálogo, Petro habla de desarrollar la industria nacional, la economía popular y el campo colombiano. En el Chocó, la inexistente industria, otrora conformada por productos de la fábrica de gaseosas y de licores, que eran apetecidos a nivel nacional y que fueron arrasadas por la codicia y el despilfarro de la clase dirigente chocoana que vieron en ellas su caja menor para satisfacer sus necesidades particulares, requiere de un apoyo real que dinamice la economía local y viabilice los emprendimientos para así, lograr un desarrollo económico sostenible, el cual consideramos puede estar enfocado en el polémico Centro del Desarrollo Tecnológico de la Madera y el Bosque del Choco de la Universidad Tecnológica del Chocó, pues tiene que ver con uno de nuestros principales y más importantes activos naturales como lo es nuestra riqueza arbórea, hoy frenado por la beligerancia y la falta de sentido común, producto de los que tiene que tomar las decisiones finales, mientras el Chocó y sus habitantes se pierden de semejantes beneficios económicos. ¡Qué falta de coherencia por Dios!

  2. En el punto 10 y último compromiso, Petro se propone cumplir con el artículo 1 de nuestra constitución, ese que habla de que Colombia es un Estado social de derecho, en forma de republica unitaria…

La verdad sea dicha, Gustavo Petro ya es el Presidente de la Republica, y los que votaron o no por él, debemos actuar con coherencia, pero sobre todo con empatía, esperando que si hace las cosas como deben hacerse, nos irá bien a todos. Colombia debe alejarse de ese retrogrado concepto de las dos naciones y las divisiones ideológicas y empezar a unificarse dentro de lo fundamental, que no es otra cosa que aportar cada uno desde nuestras potencialidades y saberes, para así, volver a ser la nación grande y soberana que fuimos antes, que se volviera un volador sin palo.

¡Dios bendiga a Colombia, Dios bendiga al Chocó!

KienyKe Stories