Enrique Herrera
Experto en Desarrollo Rural, Tierras y Agro. Abogado, Especialista en planificación y administración regional del Cider y Magister Artis en Administración Pública del Instituto Ortega y Gasset de Madrid, España. Con vasta experiencia en el sector público y analista de políticas públicas del sector tierras, desarrollo rural y de política electoral.
Enrique Herrera

Manifiesto ciudadano por una transición energética justa

Este manifiesto recoge las preocupaciones del foro sobre transición energética de mayo en Valledupar y procura una transición  justa, gradual, compensatoria y basada en datos y no en relatos dogmáticos.

 

Pretende ser un llamado, desde la ciudadanía, al presidente Gustavo Petro para garantizar una transición energética que no deje a nadie atrás y que parte de una conclusión: sin plata, sin institucionalidad y sin instrumentos de política pública  no hay transición y sin los recursos de la explotación del gas, carbón y petróleo la transición es inviable.

Y esto es con datos: El mundo consumió en 2023, 8 mil 344 millones de toneladas, de las cuales Colombia, un don nadie en el mundo del carbón, aportó 57 millones, el 0,68%. En otras palabras, el mundo no depende del petróleo y carbón colombiano pero Colombia sí pende del petróleo y carbón que produce. 

 

Otros datos: Colombia genera  el 0,6% de los gases del mundo pero los combustibles fósiles representan 20% de los ingresos fiscales, 35% de la inversión extranjera, 40% de las exportaciones, 5,6% del PIB  y el 80% de regalías.

 

La transición debe afrontar el cambio climático, el efecto invernadero  y al mismo tiempo, dar respuesta a las crisis económicas y al progreso de los países y territorios en vía de desarrollo. Ese es su desafío.  Y en este marco, el manifiesto es un llamado  al gobierno para abordar los siguientes puntos:

 

  1. Necesidad de un Fondo Económico para la Transición Energética Justa. Es imperativo establecer un Fondo Económico para la Transición Energética Justa, destinado a mitigar los efectos negativos del desescalonamiento en la producción de carbón e hidrocarburos y, también, a incentivar la diversificación y reconversión productiva y  la adaptación al cambio climático. Este fondo estaría orientado a apoyar a los departamentos y municipios más afectados.
  2. El Cesar y La Guajira son los más afectados con la medida de abandonar la explotación de carbón pero a la vez, pueden ser el principal motor de la transición energética por sus recursos de energía eólica, solar, cobre y gas. Prohibir las exportaciones de carbón a Israel es un desacierto; Israel o mejor, el mercado, en 5 minutos reemplaza nuestro carbón. Otras empresas y otro país se quedan con el negocio y Colombia sin la plata. Y lo del  Pacto por el corredor de la Vida con los municipios mineros del Cesar es  más de lo de siempre: blablablá.
  3. El Gobierno nacional debe presentar un análisis costo-beneficio de los impactos  por  no contratar más áreas para la  exploración y producción de petróleo y carbón.
  1. Falta un plan para la transición. No se ha presentado un plan concreto para la reconversión ni productiva ni laboral; tampoco  de exportaciones ni de diversificación y transición de ingresos fiscales y regalías para las regiones; ni mucho menos, de diversificación energética que garantice la soberanía energética.   
  2. Colombia debería seguir desplegando las energías renovables al tiempo que explora y explota gas, petróleo y carbón.  
Creado Por
Enrique Herrera
Más KienyKe
Luego de que el presidente Gustavo Petro anunciara día cívico el distrito anunció lo que le depara a los colegios oficiales de Bogotá.
Le contamos cuánto dinero lleva hasta ahora en premios la Selección Colombia en la Copa América y cuánto podría sumar al final.
El expresidente Trump está "seguro" y "bien", según portavoz del candidato. Esto es lo que se conoce hasta el momento.
Esta es la información preliminar sobre el ataque al candidato presidencial estadounidense.
Kien Opina