Seguimos esperando el MinCiencias arranque

Publicado por: maria.vargas el Lun, 07/06/2021 - 07:04
Share
Por: María Piedad Villaveces.

Sin haber mencionado que la ministra Mabel hubiera renunciado, el pasado viernes el presidente de Colombia anunció por su cuenta de Twitter que había designado a Tito Crissien en esa cartera. Este relevo en el cargo nos permite revisar cuáles fueron los aciertos de la ministra saliente y, con base en esa experiencia, darle la bienvenida al nuevo ministro. 

Sobre los aciertos de Mabel, el presidente Duque expresó que: ¨contribuyó a la regionalización del conocimiento científico, con capítulos en el 91% de las gobernaciones. También avanzó en implementación de recomendaciones de la Misión de Sabios, inclusión de mujeres y jóvenes en la ciencia y aportes durante la pandemia¨. Desde la comunidad científica consideramos muy pobre la gestión de la primera ministra de Ciencias pues: 

  • Seguimos siendo el sector con menor financiación del presupuesto nacional.  

  • El liderazgo del sector en un contexto de pandemia fue muy bajo a pesar de ser un tema que, en parte, era de su competencia.  

  • Ser la primera persona que ocupaba un Ministerio la legitimaba para exigirle al DNP que tramitara una nueva política pública de ciencia, tecnología e innovación. Pese a varios intentos, el documento sigue en borradores que no ha logrado ser discutido por los ministros. Lo anterior implica que, pese a tener un nuevo Ministerio, no hay nuevas políticas pública de ciencia, tecnología e innovación aprobadas. 

  • Durante el periodo de Mabel Torres el Ministerio no presentó ante el Congreso proyectos de ley para abordar temas sensibles para los científicos como la regulación de las investigaciones de biodiversidad desde la ciencia básica, la simplificación de las normas para acceder a recursos de regalías para promover ciencia y tecnología, la financiación pública a empresas de base tecnológica, entre otras.    

  • La ministra tampoco logró la promulgación del decreto para reestablecer el Sistema de Ciencia, Tecnología e Innovación para que el sector mantenga lazos con el de competitividad, pero no esté solamente enfocado a ese fin.  

  • Por no retractarse de sus afirmaciones sobre el ganoderma como cura para el cáncer, la ministra se alejó de la comunidad científica y, en lugar de trabajar para la ciencia del país terminó trabajando para las regiones, para las mujeres y los jóvenes, como lo anotó el presidente. Lo triste que es que existen otras carteras para eso temas.  

Teniendo en cuenta esa experiencia, consideramos pertinente pedirle al ministro Tito José las siguientes metas que requiere el sector: 

  1. Legitimidad: Mabel había sido profesora universitaria, es decir conocía el sistema de ciencia, tecnología e innovación del país. Sin embargo, eso no fue suficiente. En el sector, la legitimidad del líder o del investigador es necesaria.  Dado que en septiembre del 2020 se informó unos posibles casos de plagio en la Universidad de la Costa, en el momento en el que Tito José Crissien era rector, es necesario que aclare su rol en el asunto y su postura sobre ese tipo de prácticas.  

  1. Trabajo en equipo: La comunidad científica colombiana está integrada por universidades, que el ministro Crissien debe conocer, pero también está organizada por academias, centros de investigación, asociaciones, corporaciones, centros de desarrollo tecnológico y fundaciones. Es importante que el nuevo ministro conozca a todos los miembros del sistema para buscar una comunicación abierta, sincera y constructiva con los diferentes actores del sistema. Esto ayudará a que el ministro de turno deje un legado claro que impacte a la comunidad que trabaja en el sector.  

  1. Presentación de leyes ante el Congreso: Desde el punto de vista jurídico, la única diferencia entre un departamento administrativo y un Ministerio es que el segundo puede presentar por sí mismo proyectos de ley ante el legislativo. Por ello, al existir un Ministerio de Ciencias, es necesario que en la próxima legislatura haga propuestas al legislativo para promover el trabajo del investigador científico, para consolidar la relación de la ciencia con la industria, para garantizar integridad científica, para internacionalizar la capacidad científica colombiana, entre otros. No hacerlo nos lleva a la pregunta de: ¿para qué ministerio? 

  1. Mejorar la financiación para el sector: En el presupuesto nacional el sector de ciencia es el que menos recursos nacionales recibe. Pese a que el 10% de regalías se destinan a proyectos del sector, no deben ser la única fuente de financiación. Es relevante volver a fortalecer al MinCiencias como fuente de financiación nacional para proyectos de ciencia, tecnología e innovación.   

  1. Políticas de ciencia, tecnología e innovación:  Actualmente, el sector de ciencia está trabajando con la política pública aprobada por el CONPES en 2009. Lo anterior a pesar de haber habido reformas constitucionales, cambios legales y modificaciones institucionales que han impactado el sector. Por ello, es necesario que el ministro Crissien impulse ante el DNP la promulgación de la nueva política de ciencia del país. Adicionalmente, que lidere la promulgación del decreto que reestablece el Sistema de Ciencia, Tecnología e Innovación diferenciándolo del Sistema de Competitividad pues no se puede permitir que desde la política pública haya una sola visión pragmática y utilitaria de la ciencia.  

Desde la AvanCiencia, le damos la bienvenida al ministro y le estaremos haciendo seguimiento a su gestión.   

Fe de erratas: Con respecto a mi columna anterior, el presidente de Accefyn me precisó que actualmente la entidad tiene 250 miembros y que la ley que los hizo cuerpos consultivos del gobierno fue la 34 de 1933. 

KienyKe Stories