'Salvemos la tierra ya', música con conciencia ambiental

Publicado por: david.palencia el Jue, 29/07/2021 - 09:17
Share
En diálogo con KienyKe.fm, el maestro Andrés Sánchez habló sobre 'Salvemos la tierra ya', un ensamble para violonchelos con una propuesta temática que busca despertar conciencia alrededor del cambio climático.
Andrés Sánchez Angarita

Como un aporte a la generación de conciencia sobre nuestra marca como especie en el ecosistema mundial y las consecuencias de nuestro actuar irresponsable y desmedido ante los limitados recursos que tiene para ofrecernos nuestra madre tierra, el maestro Andrés Sánchez Angarita con el apoyo de Dago García Producciones, presenta la obra 'Salvemos la tierra ya'.

Es un ensamble para violonchelos compuesto por Sánchez Angarita y conformado por dos temas titulados 'La Montaña Mágica', el cual cuenta con cuatro movimientos, y 'Tierras Olvidadas', una pieza de carácter étnico, escrita originalmente para grupo de percusión con piano; luego, el compositor la instrumentó para Orquesta ampliándola en seis partes.

Escuche la entrevista con el maestro Andrés Sánchez Angarita:

Es un gran reto en la composición, ya que fue un encargo que me hizo David García, director de la Orquesta Filarmónica de Bogotá, para que todos los violonchelistas presentaran una propuesta temática para llevar un mensaje a que el público se comprometa con el cuidado de la naturaleza”, comentó Andrés Sánchez a KienyKe.fm.

Cautivados por la obra, la Orquesta de Cine y Televisión de Minsk, Bielorrusia, invita al maestro Andrés Sánchez Angarita a grabar sus piezas originales en junio de 2019 y bajo la batuta del maestro Andrés Martínez Becerra, un colombiano que ha representado a Colombia dirigiendo La Orquesta Sinfónica Internacional de Directores de Orquesta en España en dos ocasiones y la Orquesta Sinfónica Nacional de Paraguay, en Asunción, se logró dar vida a éste emblemático proyecto musical con conciencia ecológica.

A este trabajo se complementa la obra 'Salvemos la tierra ya', la cual da título a la producción y la cual fue grabada en la ciudad de Bogotá contando con la interpretación vocal de un coro de niños bajo la dirección de la maestra Sandra Patricia Rodríguez.