Vivir es aprender a vivir

Publicado por: david.palencia el Mié, 05/08/2020 - 09:12
Share
Creado Por
Armando Martí
Cada problema que trae la vida, es un entrenamiento para fortalecer nuestra capacidad de superación, creatividad y valentía.
Konciencia - Vivir es aprender a vivir
Créditos:
v2osk

Nada en la naturaleza es apresurado, todo tiene su tiempo de madurar y dar fruto. De igual manera, podemos aprender a crecer de forma simple, superándonos sin prisa día a día.

La existencia está a favor de quienes a través de la esperanza y la lucha diaria se mantienen en pie, ejercitando la paciencia y sabiduría para soportar los inviernos de la vida. De esta forma, podemos acceder al gozo y la plenitud de una nueva y amorosa existencia.

Cada problema que trae la vida, es un entrenamiento para fortalecer nuestra capacidad de superación, creatividad y valentía. Algunas veces, lo mejor es no luchar, rendirse y admitir que las cosas son así, pues los principales motivos del sufrimiento físico y mental son el apego, el deseo,
la soberbia, la ignorancia y la incapacidad de amar.

Mantener la vida simple, nos permite encontrar la grandiosa sencillez de gozar un amor sin condiciones. Cuando logramos entender que menos es más, la existencia se transforma en un fluir continuo de paz, ya que al encontrar nuestro centro espiritual podemos esperar lo inesperado, sin perder la calma.

En las crisis es importante aprender a dominarnos, pensando desde la lógica y el sentido común. De este modo, conseguimos adaptarnos a las situaciones difíciles y sobrevivir a través de nuevas estrategias para superar los problemas.

Por eso, empieza el día con estas cinco palabras decretadas por tu alma: amarte, cuidarte, comprenderte, aceptarte y respetarte. Sobre esta realidad, debes comprometerte a construir tu vida.

Vivir el día de hoy nos ayuda a disfrutar de una paz interior, solamente llevando las cargas de esta jornada sin angustia ni estrés. La consciencia tranquila y el cumplimiento de tus compromisos personales, son la base para una auténtica prosperidad.

Sin duda, vivír es aprender a vivir. La felicidad es mayor que el dolor y el amor nos convierte en personas tranquilas, serenas y armónicas por dentro, como satisfechas y sencillas por fuera. Así estamos dispuestos a servir con voluntad a los demás. Ese es el sentido de la existencia.

Por: Armando Martí