Condenan a uno de los confesos asesinos de Carlos Castaño

Publicado por: admin el Vie, 27/12/2019 - 05:24
Share
El Juzgado Cuarto Penal del Circuito de Medellín (Antioquia) condenó a Óscar Darío López García, alias La Plaga, uno de los paramilitares que confesó haber participado en la
Condenan a uno de los confesos asesinos de Carlos Castaño
El Juzgado Cuarto Penal del Circuito de Medellín (Antioquia) condenó a Óscar Darío López García, alias La Plaga, uno de los paramilitares que confesó haber participado en la retención y muerte de Carlos Castaño Gil, máximo líder de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC). La justicia anunció una pena de 28 años y 11 meses de prisión en contra de López García al hallarlo responsable de los delitos de concierto para delinquir agravado en calidad de cabecilla, cómplice de homicidio agravado, extorsión, utilización de menores para la comisión de delitos y desplazamiento forzado agravado. La Fiscalía General mencionó que, desde el año 2015, La Plaga comandaba una organización criminal llamada Curazao, que comete actos ilícitos en los barrios Villa Santafé, Curazao y Robledo, al occidente de la capital antioqueña. "Alias La Plaga era el encargado de recibir los dineros producto de las extorsiones a residentes, comerciantes y transportadores de la zona, así como de coordinar las actividades de microtráfico y ordenar los homicidios selectivos", explicó el ente investigador. Algunos testigos le declararon a las autoridades que, en muchas oportunidades, López García ordenaba golpizas a quienes no acataban las órdenes de la organización criminal o a los miembros de la banda que se descuadraban en los dineros de las actividades del narcotráfico. Uno de los hechos que motivó la condena en contra de La Plaga fue el homicidio de Jhoan Sebastian Álvarez Caicedo, un presunto integrante de la misma estructura que fue degollado y apedreado el 24 de enero 2016. "Se estableció que el homicidio se produjo porque días antes de su muerte, la víctima le ordenó quitarse el brassier a varias mujeres que se bañaban en una piscina. En este homicidio se le imputó cargos en calidad de cómplice", dijo la Fiscalía. López García se desmovilizó con el Bloque Pacífico de las AUC el 25 de agosto de 2005. Confesó ante Justicia y Paz que participó en el asesinato de Carlos Castaño Gil, ocurrido el 16 de abril de 2004 en la vereda El Tomate de San Pedro de Urabá (Antioquia), por orden del exjefe paramilitar Diego Murillo, alias Don Berna.