Odebrecht: el monstruo gigante de la corrupción

Publicado por: admin el Mar, 31/12/2019 - 08:19
Share
En los últimos diez años estalló uno de los escándalos más graves de corrupción que salpicó a importantes líderes políticos, sobretodo, de países de América Latina.

Odebrecht, 
Odebrecht: el monstruo gigante de la corrupción
En los últimos diez años estalló uno de los escándalos más graves de corrupción que salpicó a importantes líderes políticos, sobretodo, de países de América Latina. Odebrecht, la reconocida constructora brasileña, se vio involucrada en el pago de millonarios sobornos a mandatarios, partidos políticos, funcionarios públicos y empresas de distintas naciones para tener un "empujón" y quedarse así con apetecidos contratos de infraestructura. La multinacional, dirigida hasta 2015 por Marcelo Odebrecht, fue denominada como el "monstruo de la corrupción" de la última década. El escándalo salió a la luz el 21 de diciembre de 2016, cuando el Departamento de Justicia de Estados Unidos reveló un informe en el que detalló que, entre 2001 y 2016, Odebrecht hizo pagos por más de 700 millones de dólares distribuidos en 12 países. Explicó que dentro de esa empresa se diseñó un departamento secreto llamado "División de Operaciones Estructuradas", en el cual se realizaron transacciones a través de una "compleja red de compañías fantasmas y cuentas bancarias extraterritoriales". Los países que resultaron involucrados son: Angola, Brasil, República Dominicana, Ecuador, Perú, Panamá, México, Mozambique, Venezuela, Argentina, Guatemala y Colombia.
Marcelo Odebrecht, principal protagonista, fue condenado a 19 años de prisión por estos hechos.
Varios expresidentes, presidentes y otros funcionarios de estos países han sido capturados, investigados y condenados por haber participado en este entramado de corrupción.

El lío en Colombia

Colombia no se salvó de los tentáculos de Odebrecht. Según el informe que publicó la justicia de EE.UU., la constructora pagó, entre 2009 y 2014, sobornos por más de 11 millones de dólares para asegurar millonarios contratos de obras públicas. Poco a poco las investigaciones han dado a conocer los nombres de las personas que se aliaron a estas actividades ilícitas. El exviceministro de Transporte y exdirector del INCO (hoy ANI), Gabriel Ignacio García Morales, aceptó haber recibido una coima de 6,5 millones de dólares para que la multinacional se quedara con la licitación de la Ruta del Sol II, vía que conecta al centro del país con la costa. García Morales se allanó cargos en 2017 y fue condenado a cinco años y dos meses de prisión por los delitos de interés indebido en la celebración de contratos y cohecho impropio. El exsenador Otto Nicolás Bula Bula confesó que estuvo detrás de las irregularidades en la adjudicación de la adición de la vía Ocaña - Gamarra al proyecto de la Ruta del Sol II en favor de Odebrecht. Al parecer, por estas "jugadas" habría recibido una suma de 4,6 millones de dólares. En los últimos meses se conoció que podría pagar cinco años de cárcel. [single-related post_id="1232242"] Otro de los salpicados fue José Elías Melo, expresidente de Corficolombiana (empresa del Grupo Aval), que fue sentenciado a 11 años de prisión. De acuerdo a la justicia, Melo Acosta es culpable de conocer el millonario pago que Odebrecht le entregó a García Morales para que el consorcio constructor (Episol, filial de Corficolombiana, Odebrecht y el grupo Solarte) se quedara con la adjudicación del millonario proyecto vial. Entre los otros involucrados está el expresidente Juan Manuel Santos, señalado de recibir ayuda de Odebrecht en su campaña presidencial. Este proceso sigue en investigación.