Prisión para coronel implicado en el crimen de Dimar Torres

Publicado por: admin el Lun, 27/01/2020 - 04:13
Share
El coronel (r) del Ejército Jorge Armando Pérez Amézquita y los otros tres soldados involucrados en el asesinato del excombatiente de las Farc, Dimar Torres, f
Prisión para coronel implicado en el crimen de Dimar Torres
El coronel (r) del Ejército Jorge Armando Pérez Amézquita y los otros tres soldados involucrados en el asesinato del excombatiente de las Farc, Dimar Torres, fueron cobijados con medida de aseguramiento intramural en centro de reclusión militar mientras se sigue con la investigación. Así lo decidió este lunes el Juzgado 17 de Garantías al acoger la solicitud que hizo la Fiscalía y la Procuraduría para que estas personas fueran privadas de la libertad. Según los entes, la actitud de los sindicados ha sido "evasiva y obstructiva de la justicia". El funcionario judicial consideró que los involucrados en el crimen  de Torres son un peligro para el avance del proceso y la sociedad. Pérez Amézquita y los tres uniformados serán recluidos en un establecimiento militar ubicado en Puente Aranda, Bogotá. https://twitter.com/FiscaliaCol/status/1221796207011475456?ref_src=twsrc%5Egoogle%7Ctwcamp%5Eserp%7Ctwgr%5Etweet Jorge Armando Pérez Amézquita, el uniformado de más alto rango enredado en este caso, fue imputado por homicidio en persona protegida en calidad de determinador. El oficial no aceptó los cargos. La Fiscalía General le endilgó a los otros tres soldados el mismo delito pero en calidad de cómplices. También negaron su responsabilidad en el crimen. El delegado del ente investigador argumentó en las diligencias que el asesinato del excombatiente se trató de un acto de venganza. Dimar Torres, quien se encontraba en proceso de reincorporación, fue torturado y asesinado el 22 de abril de 2019 en la vereda Carrizales del municipio de Convención, Norte de Santander. Hasta ahora solo hay un condenado por estos hechos. Daniel Eduardo Gómez Robledo, cabo segundo del Ejército Nacional, aceptó vía preacuerdo su responsabilidad por el delito de homicidio en persona protegida y fue sentenciado a 20 años de prisión sin ningún tipo de beneficio.