8M: ¿Por qué es una conmemoración y no una celebración?

Vie, 08/03/2024 - 08:56
Conozca cuál es la historia detrás de este día en el que se conmemora el Día Internacional de la mujer. 
Créditos:
Edición KienyKe.com - Juliana Aya

Aunque muchos piensan que el Día Internacional de la Mujer es un día de celebración, el 8M es en realidad una oportunidad para conmemorar y recordar las luchas de miles de mujeres que a lo largo de la historia han sumado sus voces y sus esfuerzos para ganar cada vez más espacios de participación en la sociedad, en pro de la igualdad. Así como una oportunidad para seguir exigiendo derechos que en el pasado algunos pensaron inimaginables.

De hecho, los antecedentes que llevaron a que las mujeres tuvieran un Día internacional son varios, lejos de lo que sucedió en la fábrica de confección de camisas Triangle Waist Co en Nueva York en el que murieron 129 trabajadoras y 17 trabajadores en medio de un incendio ya que no pudieron salir durante la emergencia porque sus empleadores alegando que estaban previniendo robos los habían encerrado, dejando ver sus precarias condiciones laborales; esta fecha evoca al movimiento de mujeres que desde 1800 lucharon por que se les reconocieran sus derechos políticos y como trabajadoras. 

En ese momento de la historia las mujeres trabajaban 14 horas al día y ganaban la mitad del salario que recibían los hombres, sin poder hacer mucho en realidad, pues tampoco tenían derecho a votar para transformar esta injusta realidad.  

Fue hasta que mujeres como Theresa Malkiel, quien se convirtió en la presidenta del Partido Socialista de Estados Unidos en 1900 junto con un movimiento de más de 15.000 mujeres que acompañaron su lucha, salieron a las calles de Nueva York para exigir el derecho al voto y mejores condiciones laborales. Todo un hito que terminó concretando que este movilización se hiciera el último domingo de cada febrero. 

Todo empezó allí, entre los colectivos de mujeres que anhelaban poder participar de las decisiones públicas mientras que al otro lado del mundo, en Europa, también sucedían cosas.

Lea también: John Poulos admite feminicidio de Valentina Trespalacios

Además: Francia inscribe el aborto en su Constitución

En 1907 se llevó a cabo la primera Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas, un movimiento que tomó fuerza e hizo eco en otros países, volviéndose a encontrar en 1910 en Copenhague, Dinamarca, es decir tres años después para seguir exigiendo más derechos, empezando por el sufragio femenino universal. 

Para 1977 la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aprobó una resolución por la que se declaró el 8 de marzo Día Internacional de la Mujer. 

Es así como el 8M en realidad es una suma de esfuerzos colectivos de mujeres que han decidido poner sobre la mesa la necesidad de cambiar la desigualdad.

Las sufragistas, las mujeres a las que les debemos todo 

 

Las mujeres sufragistas, protagonistas indiscutibles en la histórica lucha por el sufragio femenino, han dejado un legado imborrable en la búsqueda de la igualdad de derechos.

El sufragio femenino, entendido como el derecho a votar y ser elegidas para cargos públicos, se convirtió en un elemento esencial del sufragio universal y la democracia. Aunque en algunas culturas las mujeres ya contaban con derechos políticos antes del siglo XIX, el movimiento sufragista contemporáneo concreta este derecho a través de la legislación internacional, siendo la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948 un hito fundamental.

Este reconocimiento por parte de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas marcó un cambio trascendental en la lucha por la igualdad de género a nivel global.

Las sufragistas, miembros de diversas asociaciones con un objetivo común, adoptaron tácticas variadas en su lucha. Las sufragistas británicas, por ejemplo, se destacaron por su defensa más combativa. Entre las figuras destacadas de este movimiento se encuentran Emily Davison, Emmeline Pankhurst, Carmen Karr y muchas otras, cuyo coraje y dedicación dejaron una huella imborrable en la historia de la igualdad de género.

En 1904, se fundó la Alianza Internacional de Mujeres en Berlín, con activistas destacadas como Carrie Chapman Catt y Millicent Fawcett, quienes abogaron por el sufragio femenino a nivel global.

En diferentes países, el sufragio femenino se logró a través de leyes impulsadas por mujeres en la política, como el caso de Clara Campoamor en España, Alicia Moreau de Justo y Eva Duarte de Perón en Argentina, o Elvia Carrillo Puerto en México.

El movimiento sufragista marcó un hito en la evolución del feminismo, cuyos objetivos se ampliaron con el tiempo. La movilización colectiva del movimiento sufragista desempeñó un papel crucial en dirigir la atención hacia estos objetivos más amplios.

El legado resuena en la actualidad, recordándonos la importancia de la perseverancia y la solidaridad en la búsqueda de la igualdad de género. Aunque se han logrado avances significativos, el camino hacia la plena igualdad aún continúa, con las mujeres sufragistas sirviendo como inspiración y guía en esta travesía histórica.

Más KienyKe
Piden garantizar seguridad de congresista colombiano en paradero desconocido en Venezuela.
Un altercado entre un conductor y un policía de tránsito habría ocasionado el comienzo del bloqueo.
Tras la reunión del canciller Murillo con Diana Mondino se anunció que Colombia respaldará a Argentina para su ingreso a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.
Prisión preventiva para miembro de Clan del Golfo por secuestrar tres personas en Colombia.
Kien Opina