Colombia se baña de confianza rumbo a Brasil

6 Junio 2014, 03:02 PM
Share
La atmósfera previa al partido entre Colombia y Jordania no fue la mejor. Horas antes de iniciarse el juego se conoció que Aldo Leao Ramírez sufrió un golpe en su rodilla derecha en un entrenamien
La atmósfera previa al partido entre Colombia y Jordania no fue la mejor. Horas antes de iniciarse el juego se conoció que Aldo Leao Ramírez sufrió un golpe en su rodilla derecha en un entrenamiento y su presencia en el Mundial aún está en duda. Con el fantasma de las lesiones rondando por la concentración colombiana, el combinado nacional salió a enfrentar a los jordanos para cumplir con su último amistoso previo al Mundial. La última presentación ante Senegal dejó claro que Colombia es una atacando y otra defendiendo. Aprovechando la gabela para hacer pruebas que caracteriza a este tipo de partidos, José Pékerman renovó una vez más la formación inicial para darle minutos de juego a quienes no los tuvieron en el primer amistoso. Sin importar los hombres, la premisa de juego ofensivo colombiano no se vio alterada. Jordania y su fortaleza defensiva significaron una prueba más para el ataque tricolor. Liderado por James Rodríguez, Colombia inició con una disposición que produjo un par de llegadas con peligro sobre el arco de los asiáticos pero con el pasar del tiempo se fue mermando. La fortaleza física de ‘Los Bravos’ le dificultó las cosas a Colombia pero en una jugada dentro del área se produjo un penalti que destrabó el partido antes de finalizar el primer tiempo. James Rodríguez cobró con la calidad que lo caracteriza y puso el 1-0. La ventaja parcial no incidió en el trámite del encuentro, la segunda parte fue contralada a merced por una Colombia pensando más en su debut en el Mundial evitando lesiones. Uno de los jugadores que ingresó para el segundo tiempo fue Juan Guillermo Cuadrado, periodo suficiente para demostrar su importancia en el equipo colombiano. Cerca al final del encuentro, Cuadrado fue derribado en el área y por lo tanto otro penal, ahora cobrado por él derivó en celebración. Sin embargo, la fiesta no estaba concluida y Freddy Guarín le puso el broche de oro con un disparo que selló el 3-0 final. De esta manera, Colombia cerró su ciclo de partidos amistosos previos al Mundial. Brasil espera por un combinado nacional que en su equipaje carga un sin número de ilusiones y la confianza adquirida en estos dos últimos juegos.

KienyKe Stories