Mandalavida, un espacio para transformar jugando

Publicado por: admin el Vie, 24/01/2020 - 11:25
Share
Gran parte del contenido de la recreación en la etapa infantil está constituido por actividades lúdicas en las que los padres, las madres, cuidadore
Mandalavida, un espacio para transformar jugando
Gran parte del contenido de la recreación en la etapa infantil está constituido por actividades lúdicas en las que los padres, las madres, cuidadores e instituciones representan un papel significativo principalmente en la dinamización del desarrollo de acciones en cuatro áreas de efectividad: gestión, formación, investigación y vivencias.  Y aunque no existe en el deporte, la actividad física y la recreación mayor motivación que generar un vínculo de unión y liderazgo, siempre hay una meta trazada y un objetivo por cumplir. Por ejemplo, el que a continuación se expone, como lo es la recreación en la primera infancia, no solo como política, sino como práctica transformadora y de alto impacto en el territorio nacional. [single-related post_id="1235401"] Para el Ministerio del Deporte esta responsabilidad representa un trabajo necesario y vital, articulado con la Estrategia Nacional de Recreación para la Primera Infancia –ENRPI-, que tiene como propósito central garantizar el derecho de los niños y niñas, de cero a seis años, para que tengan mejores condiciones de desarrollo en sus vidas.  Una estrategia que se compromete con la realidad social al potenciar, cualificar y acompañar a los actores que lideran su  implementación en cada territorio, a partir de las particularidades de cada contexto y a  través del programa de atención MANDALAVIDA.   

¿Qué es Mandalavida?

Se configura en un espacio lúdico en el que se promueve el derecho al juego y a la recreación, así como la creación de vínculos afectivos seguros, que se transforman en la interacción de los niños y las niñas con diversos elementos y personas que, al circular por estos lugares, van cambiando y dando nuevos sentidos a lo que construyen desde su naturaleza infantil sin la intervención del adulto. 

Entre la magia de la fantasía, la socialización, la creación y el descubrir 

Desde Mandalavida la creatividad no tiene límites. Cada comunidad fortalece sus relaciones a través de actividades y juegos que permiten la interacción de la primera infancia y miembros de diferentes edades.  Las interacciones que se generan dentro del espacio son reflejadas y extendidas a cada una de las áreas de la vida cotidiana causando una transformación de realidades individuales y colectivas, en donde lo subjetivo permite nuevos lenguajes y nuevas formas de habitar desde la experiencia adquirida. 

Educación para la recreación

La recreación es uno de los mejores vehículos para el aprendizaje y la formación de personas en su infancia, y desde Mindeporte se trabaja para que los territorios en Colombia cuenten las mejores condiciones para su desarrollo. 

Vea la galería de Mandalavida

Desde el año 2015 y hasta 2019, 19 departamentos del país han sido impactados por la estrategia, y en total se han cualificado 14.000 agentes educativos y sociales-comunitarios, en alianza con entidades como el ICBF, Presidencia de la República, las secretarías de educación y los entes departamentales y municipales de recreación y deporte. 

El RETO en el 2020

Una de las premisas del ministro del Deporte, Ernesto Lucena Barrero, es que los mayores saberes se adquieren desde la experiencia en familia y que independientemente de los fenómenos que a una persona le ocurran, especialmente en la niñez, la recreación juega un papel fundamental, conjugado con los procesos educativos de los actores que confluyen en su dinámica.  Por ello, la entidad continuará afianzando la estrategia, con trabajo en equipo, con su base en la educación, desde tres puntos fundamentales: la actualización de la Estrategia Nacional de Recreación para Primera Infancia, el fortalecimiento de los procesos de cualificación y la ampliación de la cobertura del programa, impactando en los departamentos de: Caquetá, Cesar, Norte de Santander, Sucre y Bolívar.