¿Qué tan cierto es que las mascotas se parecen a sus dueños?

Publicado por: marcela.africano el Lun, 14/06/2021 - 13:32
Share
Diferentes estudios sobre la similitud de las mascotas con sus dueños han arrojado sorprendentes resultados.
Créditos:
freepik

Dentro de las dudas más curiosas que rodean la vida de las mascotas y sus dueños, se encuentra el supuesto parecido que tiene el animal con la persona, pues en ocasiones se logran percibir varios aspectos físicos similares en ambos.

Es más, puede ser posible que alguna vez le hayan dicho o haya sentido al mirarse con su mascota que tienen cierto parecido, como por ejemplo, en la contextura, color de pelo o en la expresión de la cara.

Además de lo físico, también se habla del comportamiento y la personalidad, el cual va muchas veces vinculado entre animal y humano, donde los dos tienen actitudes idénticas y comparten muchos de los gustos en cuanto a alimento y rutina.

Entonces, resulta que ante esta incógnita que existe en torno al parecido de la mascota con su dueño, algunos expertos se han puesto en la tarea de estudiar qué tan real puede ser esta situación.

Por un lado, se encuentra un análisis por el psicólogo estadounidense Michael Roy, de la Universidad de California, que fue uno de los primeros en investigar el parecido de las mascotas con sus dueños.

Lo que hizo fue ir a algunos parques acompañado de una cámara para fotografiar a las personas con sus perros, pero ambos por separado. Luego de reunir suficientes imágenes, le pidió a algunas personas que trataran de emparejar a cada animal con quien creían que era su amo.

El resultado fue sorprendente, pues sin darles muchas pistas, lograban adivinar quién vivía con quien, guiándose principalmente por el aspecto del humano y del canino.

Ante el efecto inesperado de la dinámica, Michael Roy decidió hacer nuevamente el ejercicio en un lugar diferente y obtuvo respuestas similares.

Resulta que muchas veces la persona que desea comprar o adoptar un animal, termina escogiendo inconscientemente a una mascota que vaya más con su aspecto físico; si es alguien fornido, probablemente elija a un perro de raza grande o, en caso contrario alguien de apariencia menuda, es posible que se incline por un gato u otro animal pequeño.

Por otra parte, existe un estudio que se centró más en la personalidades y características actitudinales de la mascota con su amo. William Chopik, Psicólogo de la Universidad de Michigan, investigó sobre las relaciones de los humanos con sus animales domésticos.

Chopik le pidió a 1.681 dueños de mascotas que resolvieran un cuestionario unificado sobre sus propias personalidades y las personalidades del animal. Luego de analizar los datos recogidos, se encontró con que había varias similitudes entre ambos.

De acuerdo a lo que explicó en su estudio, una persona que es activa y alegre tiene mayores probabilidades de tener a una mascota juguetona, inquieta y menos agresiva. “Si una persona es tranquila, su perro también es tranquilo", sostiene Chopik.

Entre otras conclusiones, el psicólogo dice que el parecido en la personalidad de animal y humano, se debe en parte a la influencia de crianza que el segundo tiene sobre el primero. Además, señala que cuando alguien elige una mascota, se fija en que pueda ser compatible con su rutina y luego se va adaptando según el adiestramiento que se le dé.

KienyKe Stories