Salem, el gato que se graduó con su dueña por apoyo emocional

Publicado por: marcela.africano el Dom, 30/05/2021 - 13:40
Share
Un gato es viral en redes sociales por llevarse los méritos de apoyo emocional en el grado de su dueña.
Salem

Una mascota es sin duda la compañía perfecta para las personas y sobre todo en la actualidad cuando cada vez la humanidad es más consiente de la facultad animal para expresar amor y para hacer parte de una familia.

Los gatos, por ejemplo, son una de las mascotas más populares en todo el mundo; las diversas personalidades de los mininos terminan llamando la atención de muchos e inmediatamente se vuelven parte del hogar como un hijo más.

Su adorable apariencia, sumada a la capacidad para ganarse el corazón de sus dueños, son una de las principales razones por las que las personas terminan enamorándose de estas mascotas.

Así es la historia de Salem, un gato que fue rescatado de la calle con tan solo siete semanas de nacido. Él se encontraba en una difícil situación, pues tenía dos de sus cuatro patas partidas y no se conocía cuánto tiempo llevaba así.

Hailee Weader tomó papel como su madre y luego de llevarlo con un veterinario y poder rehabilitar su condición física se convirtieron en la mejor familia.

Sin embargo, su dueña terminó descubriendo que Salem había llegado a su vida, no solo para darle compañía, sino también para salvarla. Ella le dio una familia, pero su gato terminó convirtiéndose en el mejor apoyo durante los momentos difíciles.

El 2020 fue el último año en la universidad Hailee y la presión o el pánico alrededor de la pandemia la afectaba ocasionalmente, pero nada pasaba a mayores porque, por suerte, contaba con la ternura de Salem.

“Si ha sido un mal día o tengo un ataque de pánico, él viene a sentarse sobre mí o me acariciará con el hocico y comenzará a masajearme las piernas y ronronear. Definitivamente ha sido un consuelo durante todo el año pasado”, dijo la mujer en una entrevista con El Dodo.

Por eso, en la graduación de Hailee, consideró que no lo habría logrado sin la ayuda de su fiel compañero, pues todo el tiempo estaba con ella y decidió que él también merecía estar en la ceremonia por el apoyo que le brindó durante sus estudios.

Así que, la dueña de Salem no dudó en comprarle un toga y birrete al minino para que la acompañara a recibir su diploma.

El gato dejó encantados a muchos de los compañeros Hailee, puesto que se veía demasiado tierno y llamativo con el pequeño traje que lucía.

“Todo el mundo estaba entusiasmado y adoraba su atuendo. Todo salió bien y pudimos disfrutar de nuestra ceremonia y celebrar”, expresó la mujer en la misma entrevista.

Al parecer, Salem quedó marcado con ayuda que Hailee le brindó en su infancia y quiso devolverle todo el amor que ella le ha dado.