Conservación de aves en Colombia: un tema que llega a las regiones

Publicado por: lizeth.piza el Sáb, 29/05/2021 - 14:47
Share
Colombia cambió su enfoque para conservar las aves en el territorio. Ahora, después de 20 años de recolección de información, proponen una política sectorial.
Aves en Colombia
Créditos:
Flickr

Desde el año 2000, veinte organizaciones no gubernamentales y grupos de estudio universitario han realizado una Estrategia Nacional para la Conservación de las Aves (ENCA) liderado por el Instituto Humboldt. Este 2021 el plan fue actualizado con un nuevo propósito: poner el conocimiento científico con todos los sectores de la sociedad.

Colombia es reconocido como el país de las aves pues en el territorio se encuentran el 20% de las especies existentes en el mundo. “Si queremos incidir en la conservación, en política pública y que la gente se conecte con las aves pues tenemos que movilizar el conocimiento científico y sus propósitos de sociedad”, contó el director del Instituto Humboldt, Hernando García, frente a qué los motivó a iniciar el ENCA hace 20 años.

La estrategia que realizaron tuvo los siguientes logros:

  1. La conformación de la Red Nacional de Observadores de Aves – RNOA, que agrupa alrededor de 20 organizaciones y grupos de observación en más de 10 departamentos del país.
  2. Iniciativas de ciencia participativa como los Conteos Navideños de Aves y los Censos Neotropicales de Aves Acuáticas.
  3. Impulsó la primera publicación del libro rojo de aves en 2002 y su actualización en 2014.
  4. La creación de DATAVES, base de datos agrupada que permitió tener los registros de aves observadas desde 1948 hasta 2011 para Colombia.
  5. La Declaración de Áreas Importante para la Conservación de las Aves (AICA).
  6. La creación de 228 áreas protegidas regionales y 122 nacionales.
  7. La formulación de planes de manejo de especies de aves amenazadas y endémicas.

Ahora, el objetivo de la ENCA propone seguir con ese desarrollo de conocimiento y poder transmitirlo a la ciudadanía. Algunos de los círculos de participación que piensa incluir en la estrategia 2021-2030 son: el agropecuario, el ambiental, el comunitario, indígena y afrodescendiente, el comercio y la industria, el turismo, la juventud, la energía y las minas, la planeación territorial, la seguridad, el transporte e infraestructura, y la equidad de género.

“Ya no es una estrategia que está pensada solamente en crear este tejido de ornitólogos y observadores de aves – explicó el director del Instituto – sino que necesitamos movilizar toda esta fuerza y este conocimiento a un diálogo con los sectores”.  También se resaltó que las aves son claves tanto para el desarrollo de la sostenibilidad como la economía del país. “En este momento el aviturismo no suma al producto interno bruto del país y hay países donde suma y tienen menos aves que nosotros”, agregó.

El futuro de las aves en Colombia, aparte de contemplar su parte positiva, también reconoce los riesgos que afronta la avifauna. La deforestación, siendo el principal de ellos, implica un reto para la conservación. La intervención del territorio implica que las especies cambien su comportamiento e incluso, su permanencia.  

El desarrollo de esta nueva estrategia, que está en camino de realizarse, se conecta con el desarrollo de políticas públicas que ya han empezado a iniciarse con la anterior ENCA. “Hemos conseguido cada vez más espacio para ser incidentes en esos temas”, comentó García. Uno de los logros fue la resolución de especies amenazadas y la inclusión de una lista de aves junto con las antes mencionadas.

El Instituto Humboldt resaltó que cada región del país tiene lógicas totalmente distintas frente a otras partes del territorio. Eso supone el reto de implementar talleres y conversatorios en cada uno de estos puntos para acercarse a la ciudadanía y poner sobre la mesa la cercanía con estas especies en el país de las aves.

Siga a KIENYKE en Google News